• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Evalúan decretar estado de excepción en sitios de Zulia y Apure

Embajadores acreditados en Colombia fueron a Cúcuta para conocer los efectos de la crisis migratoria | Foto EFE

Embajadores acreditados en Colombia fueron a Cúcuta para conocer los efectos de la crisis migratoria | Foto EFE

Obispos de Colombia y Venezuela se reúnen en Bogotá para analizar la crisis y el papel de la Iglesia en la búsqueda de soluciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, reveló que el Ejecutivo evalúa decretar estado de excepción en “algunos sitios” de los estados Apure y Zulia.

“Donde sea necesario tomar las acciones que haya que tomar el gobierno lo va a hacer. Zulia, sectores del estado Zulia. Estamos evaluando Apure, sectores de Apure. Estamos evaluando todos los territorios donde sea necesario”, informó en la reunión de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional en La Fría, estado Táchira.

En la misma sesión el Parlamento aprobó el decreto de estado de excepción en la zona 2 de esa entidad federal, constituida por los municipios Lobatera, Ayacucho, García de Hevia y Panamericano.

Cabello reiteró que el gobierno de Colombia junto con la oposición venezolana y al imperialismo norteamericano tiene un plan contra Venezuela.

Obispos. Los presidentes de las conferencias episcopales de Venezuela, Diego Padrón, y Colombia, Luis Castro, junto con los obispos de las Diócesis de San Cristóbal y Cúcuta se reúnen en Bogotá para analizar la manera de intermediar en el conflicto entre ambas naciones debido a las deportaciones desde Venezuela luego del decreto de estado de excepción en 10 municipio en frontera con Colombia y del operativo OLP.

Se conoció que la idea surgió después del encuentro entre Mario Moronta, obispo de la Diócesis de San Cristóbal, y su homólogo de Cúcuta, Víctor Ochoa, el fin de semana pasado en las inmediaciones del Puente Internacional Simón Bolívar.

“El encuentro entre los prelados servirá para analizar la crisis humanitaria que se ha venido presentando en la frontera colombo-venezolana, y así mismo establecer el papel de la Iglesia en la búsqueda de alternativas para superar esta difícil situación entre los dos países hermanos”, indica un comunicado de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Ofensiva diplomática. La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, se reunirá el miércoles con el secretario de la ONU, Ban Ki-moon para exponerle la crisis humanitaria de cientos de colombianos desde que el presidente Nicolás Maduro ordenó su expulsión y deportación de Venezuela.

Holguín, que anunció que en breve se entrevistará también con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la Organización Internacional de Migraciones, señaló: “Muchos connacionales están allá porque en los últimos 10 años les prometieron cédula para votar, casas y subsidios”.

Afirmó que a los expulsados “les dieron una cédula que en su momento les servía para votar, pero hoy ya no les sirve para identificarse”. “Estos colombianos se fueron convencidos de que les podrían dar una casa y subsidios, y ahora presentan sus cédulas y se las destruyen”, agregó.

Los embajadores de las misiones diplomáticas radicas en Colombia fueron a Cúcuta para conocer los efectos de la crisis migratoria. En esa ciudad fronteriza se realizó un Consejo de Ministros extraordinario encabezado por el presidente Juan Manuel Santos, que llamó tragedia humanitaria la situación de los deportados.

Holguín indicó en la reunión que fue informada de la deportación de 32 colombianos de Caracas.

El alcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez Paris Lobo, acudió ayer a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para pedir una investigación sobre las deportaciones de colombianos en la frontera con Venezuela y 16 medidas cautelares.