• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Las plazas se convierten en aulas de clases

La falta de suministros médicos y la crisis económica en el país motivaron a los universitarios a llevar las aulas fuera del campus

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estudiantes y profesores volvieron ayer a apropiarse de las plazas para convertirlas en grandes aulas al aire libre. En 2013, más de 40 clases magistrales en todo el país tomaron los espacios públicos con el fin de atraer la atención sobre la crisis universitaria, la cual llevó a la paralización de actividades académicas durante casi cuatro meses en 13 universidades.
Sin embargo, esta vez no se trató de una medida de protesta por un conflicto meramente universitario. El problema ha adquirido otro matiz, vinculado a la lucha por reivindicaciones que afectan no solo al sector educativo.
La falta de suministros médicos en los hospitales, así como la crisis económica y laboral en el país, motivaron ayer a cientos de estudiantes a llevar los salones fuera del campus universitario.
Estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela recibieron clases ayer en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes. Cinco profesores de esta casa de estudios dictaron cátedra libre frente a un micrófono, sobre las maromas que deben hacer los médicos para trabajar sin insumos. En una de las primeras charlas, los docentes les recordaron que cuentan con una herramienta básica para ello: la semiología médica. A través de ella, el médico puede hacer un diagnóstico del paciente por medio de la simple observación.
“Aprendemos en la universidad a curar con nuestro conocimiento, quizás hasta con lo que no tenemos. Es muy difícil decir qué tanto podemos hacer sin insumos, la solución radica en el Ejecutivo nacional, que es el que tiene que dar la respuesta económica”, afirmó Luzangelin Pérez, estudiante de la Escuela Luis Razetti.
Alumnos de la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello vieron una clase sobre derecho laboral en la plaza Altamira. Allí discutieron las repercusiones negativas de la Ley Orgánica del Trabajo sobre la economía, por la cantidad de trabas tanto para el empresario como para el trabajador.
Vestidos de negro, de luto, por la cantidad de muertos producto de la inseguridad en el país en los últimos 15 años, los jóvenes realizaron al final de la clase un pancartazo en los semáforos. “Llamamos a la consciencia, que la gente abra los ojos. La educación no solo se queda en la universidad. El estudiante tiene derecho a estar informado, pero también la gente que está en la calle”, expresó Delvis Rodríguez, estudiante de esta escuela.