• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Estudiantes se organizan para la protesta social y motivar el voto

Estudiantes de la UCV en cola para ejercer su derecho al voto / Foto Cortesía @Vision360UCV

Jóvenes honrarán a quienes murieron por manifestar y seguirán en la calle pacíficamente | Foto Cortesía @Vision360UCV

El movimiento universitario mantiene el compromiso con el país e insiste en que la salida debe ser pacífica. El jueves honrarán a los 43 caídos en 2014 con ubna concentración y un misa en la iglesia San Pedro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


“El 12-F marca un antes y un después”
Casi ha pasado un año desde el 12 de febrero de 2014 y las protestas que le sucedieron. De lo que ocurrió se aprendió mucho, aseguran los dirigentes del movimiento estudiantil venezolano que protagonizaron las manifestaciones de descontento contra el gobierno de Nicolás Maduro. Hubo logros y errores que se evitará repetir.

“El 12 de febrero marca un antes y un después en la historia contemporánea de Venezuela. Fue el despertar del pueblo, se le quitó la careta al régimen, se demostró que no es democrático”, aseveró Gaby Arellano, dirigente de Voluntad Popular que era presidentela Federaciónlos Andes en ese momento.

Aseguró que las protestas dejaron muchas heridas, porque el gobierno abusó de su poder para acallar voces. “Hay 43 héroes que murieron y son una inspiración de lucha para una generación que tiene como objetivo recuperar la democracia. Del 12 de febrero mantenemos el compromiso de rescatar el país del abismo”, expresó.


El dirigente estudiantil de la Ucsar Eusebio Costa considera que el 12-F de 2014 la sociedad perdió el miedo, a pesar de todo el aparato mediático del gobierno para atemorizar y sembrar odio. No obstante, admite las fallas y las asume: “No teníamos la experiencia. Estábamos acostumbrados a luchar por reivindicaciones y nos costó enfrentar una lucha más grande que dejó muertes. Pero la gente salió a defender el país y demostramos que este es un régimen híbrido: se disfraza de democrático, pero es una dictadura”.

Costa dijo que una de las principales enseñanzas es que hay que hacer mayores esfuerzos para organizar la protesta y evitar que caiga en la violencia que promueve el oficialismo.

Estudiantes que participaron en las protestas como Arellano y Sairam Rivas no ganaron las últimas elecciones en la ULA y la UCV. Una tendencia más conservadora se impuso: Jorge Arellano ganó la Federación de Centros Universitarios de la ULA y Hasler Iglesias la de la UCV.

Iglesias opinó que el 12-F ocurrieron muchas cosas que no se mezclaron de la mejor manera: “Mientras estudiantes pedían la liberación de compañeros detenidos, dirigentes políticos exigían la renuncia de Nicolás Maduro. El esfuerzo se dispersó y el gobierno mostró su peor cara”.

Jorge Arellano opina que la protesta debió ser mucho más organizada, una lección para el futuro. “La protesta tuvo mucha fuerza, pero no se canalizó bien y el gobierno apeló a la represión. Murió gente y quedaron presos políticos que debemos liberar”.


“Hay que meterse en los barrios y motivar”
El movimiento estudiantil, aseguran sus representantes, tiene un fuerte compromiso con el país en 2015. Este 12 de febrero, Día de la Juventud, estarán en la calle: realizarán una concentración y una misa en la iglesia San Pedro de Caracas, en honor a Bassil Da Costa, Robert Redman y Juan Montoya, quienes murieron ese día, hace un año.

“Este 12-F tiene que ser muy distinto por las condiciones en que está ela Defensaiglesia”, aclaró el dirigente estudiantil de la Ucsar Eusebio Costa.

La dirigente juvenil de Voluntad Popular Gaby Arellano dijo que además de homenajear a los caídos, hay que luchar por quienes están privados de libertad por protestar. “Tenemos que recordar en la calle que protestar no es un delito. Queremos paz, la violencia no viene de la juventud”, señaló.

Costa aclaró que el papel central del movimiento estudiantil este año será explicar al país que este no es solo un año electoral sino social: “Hay que decirles a los partidos que no podemos limitarnos a las cámaras de televisión, hay que meterse en los barrios. Hay que defender el derecho a la protesta, sin caer en violencia, y motivar a los ciudadanos también para que voten. El cambio tiene que ser democrático”.

Hasler Iglesias, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, dijo que los estudiantes deben entender su papel: luchar por sus reivindicaciones y derechos, así como por los derechos humanos y las libertades en el país.

Opinó que los partidos tienen su agenda, que es electoral, y que sus candidatos deben ser representantes de las aspiraciones de la gente.  “Nosotros podremos coincidir con los partidos, pero no buscamos cargos. Lo que nos une es que debemos buscar un cambio pacífico, democrático y constitucional. Quien plantee algo distinto está equivocado”, expresó Iglesias.


El presidente de la Federación de Centros Universitarios de la ULA, Jorge Arellano, expresó que lo central en 2015 será tener una protesta más organizada, en la que reine el pacifismo.

“Como movimiento estudiantil vamos a mantenernos en las calles, pero creemos que la salida es constitucional y electoral. El venezolano irá decidiendo cuál  será su futuro; lo radical solo trae desgracias y muertes. Vamos a visitar sectores populares, enviar un mensaje de solidaridad”.


27 contra 1
El presidente de la Federación de Centros Universitarios de la ULA, Jorge Arellano, aseguró que el movimiento estudiantil luchará este año para que sus compañeros detenidos por protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro recuperen la libertad. 

Djamil Jassirque, consejero universitario de la UCAB, asegura que 27 estudiantes aún están detenidos en el Helicoide, el Sebin de Plaza Venezuela, Tocuyito, Yare y el INOF. La cifra contrasta radicalmente con la de la fiscal Luisa Ortega Díaz, quien asevera que de los presos por protestar solo 1 es estudiante. 

Ortega también asegura que solo hay 41 privados de libertad por las protestas que iniciaron el 12-F pasado y  no La Fiscalía, 14 son funcionarios policiales o militares.