• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Estudiantes y madres piden  más libertad de detenidos

Los estudiantes llamaron a seguir en las calles contra la represión / Samuel Hurtado

Los estudiantes llamaron a seguir en las calles contra la represión / Samuel Hurtado

Los jóvenes ratificaron que mantendrán acciones de calle contra el gobierno de Maduro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La madre y la pequeña hija de la estudiante Jenifer Jaramillo llevaron sendas pancartas en las que solicitaban la libertad de la joven.  Mientras se oían intervenciones en la tarima, la abuela decía a la niña: “Oye lo que dicen, están luchando por tu mamá”. La pequeña sonreía mientras se protegía de la lluvia con un poncho.

La madres que asistieron al acto político de ayer –que consistió en una marcha entre la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes y la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Los Palos Grandes– coincidieron en que no había motivos para celebrar, debido a las detenciones masivas de jóvenes que han protestado contra el gobierno de Nicolás Maduro. “Hay muchachos que han sido asesinados, torturados y otros siguen presos. Es necesario un cambio de rumbo”, dice Carolina Pérez,  quien asistió con sus dos hijos adolescentes a la manifestación.

Carolina Benavente habló en el punto de partida. Acudió con su hijo de un año de edad y dio un discurso sobre sus malestares como joven madre. “No es posible que un pote de leche cueste 200 bolívares y yo lo consiga a 360 en los buhoneros”; rechazaba la represión y destacó que se necesita “calle y más calle”. Como las demás mujeres, también pidió un cambio de la conducción política.

Madres y estudiantes exigieron la libertad de los jóvenes detenidos el jueves en los campamentos y la de los presos políticos, entre ellos Iván Simonovis y Leopoldo López. Las pancartas desplegadas tuvieron un toque emotivo: “Las mujeres venezolanas parimos héroes, líderes, se llaman estudiantes”.

Jesús Ramírez, estudiante de la UCV y quien participó en el campamento del PNUD, leyó un documento en el que los jóvenes mostraron su rebeldía ante el desalojo violento de los campamentos y la presunta siembra de armas y drogas. “Armados hasta los dientes, se enfrentaron a una juventud heroica y sin miedo, pero muy pacífica. Los jóvenes seguimos de pie y no nos arrodillamos a la dictadura ni le tenemos miedo a sus amenazas”, destacó.


Lucha. La dirigente opositora María Corina Machado dijo que muchas madres en el país no podrán celebrar hoy su día. “Hay una dictadura, pero la democracia está mas viva que nunca. A las madres de Venezuela mañana las acompañamos. En esta hora todos los jóvenes detenidos, torturados, asesinados son nuestros hijos”, aseveró.

Lilian Tintori, esposa del dirigente Leopoldo López, dijo que más de 500 madres sufren por la represión a sus hijos. “Estamos claros en que no queremos dictadura. Liberen a Simonovis, a los estudiantes y a Leopoldo López. Fuerza, madre de luchadores. En la mejor Venezuela vamos a solucionar problemas como la escasez y la inseguridad, por eso nos tienen miedo”, dijo.






Como de costumbre la represión

La Consejera estudiantil de la ULA, Gaby Arellano, dijo que los estudiantes no se han cansado y siguen en la calle. Recomendó al ministro Miguel Rodríguez Torres dejar el cargo y dedicarse a producir telenovelas. Arellano estuvo en un camión al frente de la marcha.

. El general retirado Antonio Rivero, dirigente de VP, salió de la clandestinidad y apareció en la manifestación para rechazar la represión del gobierno. El militar, sobre quien pesan dos causas penales, ratificó la denuncia sobre la injerencia cubana en la FANB.

.Los vecinos apoyaron a los manifestantes. En la plaza Bolívar de Chacao los estudiantes se montaron en la estatua y gritaban: “¡Esta era mi casa!”. La gente gritaba: “¡Chacao, Chacao!”.  Al pasar por la Clínica Sanatrix los pacientes saludaron a los estudiantes.

.  Cuando la marcha llegó al PNUD los recibió un piquete de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana. A las 2:41 pm lanzaron la primera bomba lacrimógena. Los manifestantes marcharon pese a la lluvia meridiana.






snederr@el-nacional.com