• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Estudiantes acamparon y ayunaron por la libertad de sus compañeros

El dirigente Eusebio Costa advirtió que la calle y los campamentos seguirán: “Nuestra lucha es pacífica”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sin camisas, con los cuerpos pintados de negro, manos blancas en el pecho y las muñecas encadenadas, los estudiantes marcharon desde Macaracuay hasta la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes. Llegaron sin problemas y anunciaron dos cosas: que se mantendrían allí hasta las 6:00 de la mañana de hoy, en solidaridad con sus compañeros detenidos y muertos en las protestas, y que harían un ayuno de 15 horas en homenaje al comisario Iván Simonovis.

La marcha fue llamada “la marcha de los valientes” y se realizó para motivar a los que tienen miedo a retomar la protesta en las calles: “Tenemos que ser valientes aunque sepamos que nuestra vida está en riesgo”, expresó Eusebio Costa, presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad Católica Santa Rosa.

Motorizados de la Policía Nacional Bolivariana siguieron la ruta de la movilización atentos a que no se desviara. En Chuao, en la calle que da hacia la Embajada de Cuba, un piquete de la GNB con una ballena cerró el paso para evitar que los jóvenes caminaran hacia la sede diplomática.

Varios funcionarios de la PNB también cuidaban que la marcha no tomara hacia la autopista o hacia la base aérea de La Carlota. “Policía, hermano, por ti también luchamos”, les gritaron los jóvenes.

Desde los edificios que estaban en la ruta las personas ondeaban banderas de Venezuela en apoyo a la movilización: “Si quieren democracia, salgan de sus casas”, coreaban lo estudiantes.   

En la plaza Alfredo Sadel, Costa advirtió al presidente Nicolás Maduro y a Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interiores, Justicia y Paz, que los estudiantes seguirán en las calles, con movilizaciones y campamentos de la libertad: “No dejaremos la calle hasta que se vayan del gobierno. Nuestra lucha es pacífica, no violenta y democrática”.

Leyó una carta de Sairam Rivas, presidente del Centro de Estudiantes de Trabajo Social de la UCV, que aún está detenida en el Sebin. “Estamos presos porque siempre hemos querido darlo todo por la independencia. Lo mejor que nos puede pasar es que no dejen de luchar”.

Carlos Vargas, secretario de Asuntos Externos de la UCAB, pidió desde la plaza Alfredo Sadel, a los venezolanos “romper las cadenas” que los dividen y luchar contra la injusticia, por la libertad y la igualdad: “Exigimos que liberen a nuestros compañeros detenidos, a Leopoldo López y a Simonovis”.


Sin miedo. Aunque estuvo detenido por protestar 25 días en La Yaguara, Luis Pérez, estudiante de Comunicación Social de la Universidad Santa María, tiene un régimen de presentación cada 8 días y prohibición de salir del área metropolitana; se unió a la marcha para motivar con su ejemplo a los jóvenes que están apáticos o tienen miedo de salir a las calles.

“A Miguel Rodríguez Torres y a Nicolás Maduro les digo: no vamos a dejar la calle ni a dejar de protestar hasta que consigamos cambiar el país y la libertad de nuestros compañeros como Sairam Rivas, presidente del Centro de Estudiantes de Trabajo Social de la UCV.

Alrededor de 50 jóvenes que acamparon frente al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en la avenida Francisco de Miranda, también se unieron a la movilización.

“Nosotros estamos aquí porque sabemos que tenemos que recuperar el país y conseguir la libertad de todos nuestros compañeros. Aunque nos metan presos, no vamos a dejar la calle”, expresó Juan Carlos Martínez, estudiante de Caracas, que acampó en la sede del PNUD. Aseguró que aún hay 8 estudiantes presos de los que acamparon junto con él en el PNUD.  

Jennifer Mahfoud, estudiante de Mérida que estuvo detenida por acampar en el PNUD, dijo que se mantiene en la calle por dos razones: porque el sistema de gobierno no sirve y es necesario que cambie y por todos los estudiantes que no contaron con su suerte y siguen presos.


RECUADRO

Cuatro jóvenes, incluido un menor de edad, fueron detenidos durante la movilización estudiantil porque “pretendieron infiltrarse en la marcha con equipos para hacer guarimbas”, informó el general de brigada Sergio Rivero Marcano, comandante de la Guardia del Pueblo en El Paraíso,

“Tenían máscaras antigás impregnadas con Malox para repeler la acción de gases lacrimógenos, guantes de carnaza (capa interna del cuero de vaca o caballo) para devolver las bombas lacrimógenas y un tubo artesanal con el que lanzan los artefactos pirotécnicos contra los organismos de seguridad”, agregó.

Aseguró que a todos los jóvenes se les garantizaron sus derechos constitucionales, incluido un examen médico forense. “Ya se comunicaron con sus familiares. Van a ser puestos a la orden del Ministerio Público, de la Fiscalía 32 y la Fiscalía 111 que tiene responsabilidad en materia de adolescentes”, dijo el general Rivero.

Los detenidos son Gustavo Silva, Alonso Calatrava, Héctor Rodríguez Caravallo y Federico Wickelman.


Epígrafe:


“A Miguel Rodríguez Torres y a Nicolás Maduro les digo: no vamos a dejar la calle ni a dejar de protestar”


Luis Pérez

Estudiante de Comunicación Social de la USM



alvasquez@el-nacional.com