• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Estrategia oficialista del miedo se debe al avance de Capriles

Grupos oficialistas este domingo en La Pastora | Cortesía: Comando Venezuela

Grupos oficialistas este domingo en La Pastora | Cortesía: Comando Venezuela

Luis Salamanca y Ángel Álvarez destacan que la oposición seguirá su agenda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La estrategia del miedo que es activada por algunos sectores para obstaculizar los actos de campaña de la oposición es proporcional al avance del abanderado presidencial de la MUD, Henrique Capriles, en la carrera por la Presidencia que culminará el 7-O. En ello coinciden varios analistas que fueron consultados por las agresiones registradas en actos de campaña de Capriles, la última de las cuales ocurrió ayer en Puerto Cabello, estado Carabobo.

El politólogo Luis Salamanca sostuvo que la campaña de violencia y temor tiene su matriz en el mensaje del presidente y candidato Hugo Chávez.

Destacó que aunque Chávez ha enviado la advertencia de que si no gana habrá una guerra civil este escenario es improbable que ocurra porque los ataques son unilaterales, provienen de los seguidores del Gobierno.

"La oposición no ha respondido a la violencia y a la campaña negativa de Chávez, que se centra en la descalificación, atemorizar al votante y provocar permanentemente al otro candidato. El objetivo de esta política es asociar a Capriles con lo negativo, con lo peor.

Pero además está la campaña del miedo político, del temor a la persecución si el voto es contrario a Chávez o el miedo a la inseguridad o a perder una misión", explicó.

Cree que las agresiones crecerán en la medida que el Presidente sienta que pierde terreno frente a su adversario principal, lo que hace que el país arribe al 7 de octubre con mucha tensión. No obstante, Salamanca subrayó que la tradición del venezolano lo lleva a descargarse frente al voto y a respetar los resultados.

Sostuvo que Chávez, principalmente por razones de salud, no puede llevar el ritmo de campaña de Capriles y dijo que la cercanía que tiene el candidato opositor con el pueblo lo llevan a activar la guerra sucia y a hacer acusaciones como la de planificar un paquetazo neoliberal.

Francine Jácome, directora del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos, señaló que la agresión tiene como fin la intimidación.

"Una opción electoral que tiene una ventaja holgada no necesita recurrir a la violencia. Se esperaría que tanto el candidato como los principales voceros del oficialismo asuman una postura política de rechazo a la violencia durante la campaña. De no ser así, podría interpretarse que existe inquietud respecto a la campaña de Capriles; especialmente en sectores populares, que han sido el foco de su estrategia electoral", enfatizó.

Jácome consideró que la guerra sucia activada contra Capriles tiene como misión crear una matriz de opinión de debilitamiento de su candidatura. Recordó que los programas de gobierno fueron consignados por los candidatos cuando se postularon en junio ante el CNE.

El politólogo Ángel Álvarez dijo que Chávez busca contrarrestar la campaña de Capriles no por la vía tradicional, sino poniendo obstáculos a las giras del candidato opositor.

"Además, voceros gubernamentales responden a la violencia con el mensaje de que sólo Chávez garantiza la paz en el país. Para hacer creíble esta amenaza, buscan intimidar a los votantes que no tienen compromiso sobre lo que pudiera pasar. Ante esta estrategia sostenida, la oposición no puede dejar de hacer campaña; es el Gobierno el que debe controlar la situación", señaló.