• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Esperan respuestas de José Miguel Insulza

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA / EFE

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA / EFE

Individuos lanzaron bombas lacrimógenas en un auditorio de la UCV, en el que William Dávila debatía con los estudiantes sobre sentencia del TSJ

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alumnos de la Universidad Católica Andrés Bello entregaron un documento a la Organización de Estados Americanos, en el que denunciaron las medidas represivas que han adoptado funcionarios policiales sobre varias protestas estudiantiles que se desarrollan en el país y pidieron al organismo internacional que fije posición respecto de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que avala la continuidad administrativa del presidente reelecto Hugo Chávez.

 

“Instamos a la comunidad internacional a pronunciarse en relación con la criminalización de la protesta, porque cada día hay un nuevo episodio de agresión contra los estudiantes”, aseguró Santiago Rosas, consejero de la UCAB. Declaró que entregaron el documento a un representante de la OEA en Venezuela y esperan respuestas del secretario general del organismo, José Miguel Insulza.

 

Otras acciones. Representantes de la Juventud de Un Nuevo Tiempo colocaron una pancarta en la autopista Francisco Fajardo a la altura del distribuidor Altamira con la frase “Respeto a la Constitución”. Diego Scharifker, líder del partido, consideró que hay graves problemas que son descuidados mientras el PSUV “se reparte cuotas de poder que no benefician a la nación”.

 

“Nosotros reconocemos como único presidente de la República a Hugo Chávez, que fue electo el 7-O por la mayoría de los venezolanos. No reconocemos a quienes usurpen cargos y funciones”, dijo Scharifker.

 

En contraste a las protestas de grupos estudiantiles en Caracas, alumnos de la Universidad Bolivariana de Venezuela apoyan la sentencia del TSJ y aseguran que es la instancia a la que le compete interpretar la Constitución, que debe ser acatada por todos los ciudadanos.

 

Ayer en la tarde, hombres sin identificar lanzaron cuatro bombas lacrimógenas en el Auditorio Naranja de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCV, donde se realizaba un debate sobre la sentencia del TSJ con el diputado William Dávila y los estudiantes de esa casa de estudios.

 

“Había alrededor de 50 personas y ninguna resultó herida de gravedad. A algunos les afectaron los gases. No pudimos identificar a los que arrojaron las bombas, pero nosotros sabemos que son los mismos grupos que buscan desestabilizar a la universidad”, señaló Anthony Romero, presidente adjunto del Centro de Estudiantes de Derecho de la UCV.

 

Uno de los cuatro estudiantes de la Universidad de Carabobo que se mantienen en huelga de hambre en la Universidad José Antonio Páez presentó un cuadro de deshidratación y fue trasladado a un centro médico. Daniel Coronel, otro miembro de la huelga, convocó a una caravana pacífica hoy a las 6:00 de la tarde en San Diego.