• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Especialistas aseguran que estado de excepción no reducirá el contrabando

Deportados de vuelta a Venezuela por sus pertenencias para llevarlas a Colombia a través del río Táchira, fronterizo entre los dos países | Foto: EFE

Evans dijo que el discurso de Maduro podría estar dando muestras de xenofobia | Foto: EFE

El politólogo Nicmer Evans, la internacionalista Elsa Cardozo y el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, coincidieron en que es necesario incentivar la producción nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El contrabando de alimentos que afecta económica, social y políticamente a Venezuela no se erradicará con la medida unilateral del estado de excepción que aplicó el presidente Nicolás Maduro en el Táchira, según especialistas. 

Nicmer Evans, politólogo y miembro del partido Marea Socialista, opinó que este mandato degenera la relación entre los países vecinos. Explicó que el cuestionamiento surge porque el problema se asumió con una sola medida. "El cierre de la frontera está facultado en la Constitución y se entiende si se considera que es una medida única que facilite la aplicación de otras medidas", dijo.

Argumentó que el estado de excepción solo se ha aplicado desde el punto de vista militar y policial, pero no hay una acción para solucionar el problema a mediano plazo. Sostuvo que debe evitarse que esta medida termine como un "dakazo". "Podría traer pan para hoy y hambre para mañana", expresó.

Sobre el futuro de la diplomacia entre Venezuela y Colombia, la internacionalista y doctora en ciencias políticas, Elsa Cardozo, dijo que, a pesar de la amenaza de una ruptura, es inevitable que se produzca una normalización. Opinó que el discurso denigrante y calificativo no conllevará a una visión venezolana de "anticolombianismo" porque ambas naciones son muy cercanas.

"Hay una actitud muy unilateral y tosca. No creo que tenga eco en la sociedad venezolana", acotó Cardozo.

Recordó que el incidente de los militares heridos en la frontera aún no ha sido investigado. Dijo que la respuesta es desproporcionada y contraproducente para la imagen del gobierno y de los venezolanos. "Hasta la Unasur expresó su preocupación", apuntó.

Evans señaló que un estado de excepción en cualquier país del mundo es una política que puede ser considerada como extrema. "Es tan extrema que Chávez que sufrió guarimbas, paro petrolero y golpe de Estado, nunca la aplicó. Ni siquiera con la injerencia del gobierno de Uribe y sus amenazas de atacar militarmente a Venezuela ya como ex presidente", expresó. Sin embargo, señaló que el fallecido mandatario cometió errores de permisividad que agudizaron el problema, lo que se sumó a la irresponsabilidad del gobierno colombiano por no solucionar el problema fronterizo. El politólogo también destacó el inconveniente de tener en Venezuela una guardia nacional corrupta. Igualmente señala que el discurso de Maduro podría tener muestras de xenofobia.

Cardozo expresó que las decisiones de este tipo deberían tomarse de manera bilateral. "El caso es que esto tiene su historia. Las deportaciones se han hecho cada vez más graves desde el año pasado. Los antecedentes hacen pensar que se actuó de una manera muy ruda. Hay una actitud que no es la de conciliar, sino buscar en Colombia los males que sufre Venezuela", explicó.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, opinó en Twitter que las decisiones deben dirigirse más hacia el incentivo de la producción, la inversión privada y el mercado para prevenir el contrabando y el "bachaqueo". Afirmó que el cierre de la frontera es una campaña política similar a la del candidato republicano a la presidencia estadounidense, Donald Trump.

"Las acciones en frontera no eliminan el contrabando, ni aumentan la producción y tampoco generan confianza. Pero ponen el debate donde les conviene", indicó. Argumentó que las deportaciones dividirán a los países vecinos, pero les darán al gobierno la opción de defender la soberanía y aprovechar el chauvinismo.

León también dijo que para reducir el contrabando primero deben disminuirse los estímulos. "Puedes cerrar la frontera y pasan por el río, cierras el río y pasan por la montaña", advirtió.

Violación de derechos humanos

Este viernes la Organización de Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación por la situación en la frontera colombo – venezolana. Ravina Shamdasani, vocera de la oficina del organismo internacional para Derechos Humanos, dijo a la agencia EFE que hay inquietud por la declaración del estado de emergencia en seis municipios fronterizos del Táchira, e instaron a ambos países a garantizar que la situación se resuelva a través del diálogo.

Luis Vicente León dijo que las personas que cotidianamente viven entre Cúcuta y San Antonio del Táchira pueden sufrir aislamientos como consecuencia de las deportaciones, aunque estas sean legales. Afirmó que esto impacta especialmente a los vínculos familiares. "Es difícil separar la acción física de las violaciones de derechos humanos", expresó. Añadió que una medida de deportación masiva deteriorará las relaciones con el país vecino.

Cardozo mencionó que el tema de los derechos humanos es delicado. Indicó que hay una situación de poca transparencia sobre las personas que han sido el objetivo del operativo, pues se desconoce por qué y quiénes son los deportados.

Señaló que la situación en la frontera empeora la imagen del gobierno en este ámbito. "El gobierno tiene problemas en el área de derechos humanos, esto deteriora más su relación política bilateral", aseveró.

Política internacional de Chávez y Maduro

Para Nicmer Evans, la política internacional de Hugo Chávez era agresiva en cuanto a discurso, pero blanda al momento de tomar acciones. Maduro, en cambio, utiliza un estilo diplomático desproporcionado.

Evans explicó que el fallecido presidente dirigía estas políticas a favor del pueblo trabajador, mientras que Maduro las orienta hacia los que viven del trabajo de otros. Expresó que la acción del gobierno afecta a la población de la frontera y no se enfoca en salvaguardar la posibilidad de que los ciudadanos no sufran las adversidades consecuentes de las irresponsabilidades de los políticos y sectores del Ejército venezolano.

A diferencia de Elsa Cardozo quien dijo que el estilo de política internacional es el mismo. Señaló que el discurso genera desconfianza por ser excesivamente descalificador. Indicó que esta forma de hacer diplomacia se impuso con la llegada al poder de Hugo Chávez. "Él descalificaba como si estuviera en su casa", expresó.

La internacionalista lamentó que la integración latinoamericana pierda su fuerza porque uno de los temas prioritarios de estos gobiernos es el de cultivar relaciones positivas en las fronteras.