• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Escasez de papel para diarios es otro paso hacia la hegemonía comunicacional

 A El Nacional se le asignaron 4.763.000 dólares para traer 6.200 toneladas, a un costo de 768,23 dólares | Archivo

Diarios nacionales y regionales esperan desde mediados de 2013 la autorización de divisas para comprar material | Archivo

Señalan que el gobierno usa a Cadivi como vía para castigar a los periódicos por su línea editorial 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez de papel que afrontan los medios impresos provocó dos bajas el año pasado: los diarios Antorcha, de Anzoátegui, y El Sol de Maturín, de Monagas, dejaron de circular por falta de material. Las voces disidentes en el sector, sin dólares para importar papel e imprimir contenidos informativos y de opinión, se van acallando. Entre los principales periódicos nacionales y regionales, de acuerdo con datos del Bloque de Prensa Venezolano, los inventarios de papel alcanzan para continuar circulando por entre dos semanas y un mes. Algunos medios están en cuenta regresiva. “El Correo del Caroní (en Bolívar) tiene papel para apenas 12 días”, dijo su editor, David Natera, quien también preside el bloque. El Nacional, por su parte, ha emitido cinco cartas públicas a Cadivi para solicitar la autorización de divisas que le permita adquirir insumos.

La estrategia gubernamental es clara para los analistas: tras haber neutralizado a voces opositoras en la radio y la televisión, el gobierno de Nicolás Maduro, heredero político de Hugo Chávez, ve en los impresos la próxima ventana a sellar, en busca de la “hegemonía comunicacional” que el chavismo se planteó como meta.

En pocos meses Maduro ha entablado una tensa relación con la prensa, afirmó Carlos Correa, director de la organización Espacio Público. “Nunca en tan corto tiempo hubo presiones tan directas y abiertas de parte de un presidente hacia los medios. Ha habido procesos judiciales, se les ha acusado de delitos”. Recuerda que, tras los cambios de propiedad de algunos medios y las modificaciones graduales de sus líneas editoriales, el gobierno apunta contra las empresas periodísticas tradicionales con cierta independencia. “La escasez de divisas para comprar papel viene desde el año pasado y no han hecho nada por resolverla. La omisión es política, para que los periódicos no puedan seguir editando”.

Como Lusinchi

Andrés Cañizalez, profesor e investigador del Centro de Investigación de la Comunicación de la UCAB, compara el retraso de Cadivi para aprobar las divisas para importar papel con la situación que se vivió a finales de los ochenta con el Régimen de Cambio Diferencial (Recadi) del gobierno de Jaime Lusinchi. “Fue emblemático el uso de este mecanismo como medio de retaliación y chantaje contra con los medios impresos”, dijo. Señaló que incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en su declaración de principios sobre la libertad de expresión, resalta la restricción del acceso a divisas como un mecanismo para inhibir expresiones críticas.

Cañizález considera que la figura carismática de Chávez corrió con los costos del cierre de RCTV y de un grupo de emisoras de radio, pero no llegó a tomar decisiones que afectaran a un conjunto importante de medios como la crisis actual de suministro de papel. “En estos meses de Maduro, la política de control sobre los medios se ha profundizado con resultados bastante claros en el sistema de radio y televisión. Ante la ausencia de mecanismos legales que le permitan tener control sobre la prensa escrita, se hace uso de procesos judiciales, de instancias de protección del niño y el adolescente, y de medidas administrativas como los retrasos de Cadivi”, indicó.

En la mira

Natera asegura que los medios impresos independientes han asumido la tarea de narrar la realidad nacional. “Quieren impedir la circulación para que no se siga conociendo lo que ocurre en el país”, dijo respecto de las dilaciones del organismo cambiario.

El editor destaca que existen periódicos afines al gobierno a los que sí se les ha aprobado la compra de papel en el exterior y que solo los que tienen líneas editoriales independientes se enfrentan a una escasez de insumos que los ha puesto al borde del cierre, especialmente en las regiones.

“Creo que esta negligencia gubernamental para atender las necesidad de los medios está haciendo historia y es parte de un proyecto de inspiración cubana que están desarrollando en Venezuela y que busca el control de la sociedad. Para eso es vital cerrar el acceso a información independiente”, expresó Natera.

Crearon comité de apoyo a El Impulso

Miembros de la Asamblea Nacional, del Consejo Legislativo del estado Lara, de la MUD, de Fedecámaras y de colegios profesionales formaron un comité de apoyo al diario El Impulso, que está en peligro de cierre ante la falta de papel para continuar circulando. El diario larense reportó que el grupo realizará actividades de calle para reclamar la aceleración de los procesos de autorización de divisas en Cadivi. Se conoció que el capítulo regional de Copei pidió llevar a la AN la discusión de la crisis del diario.