• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Ernesto Villegas dice que la oposición no está en "una onda democrática"

El ministro de Información y Comunicación, Ernesto Villegas / EFE

El ministro de Información y Comunicación, Ernesto Villegas / EFE

"No, no deberían los factores políticos de la región engancharse en el tren de la aventura que está dando la derecha venezolana, no son democráticos ni constitucionales. Lo que no lograron por medio de los votos lo quieren lograr por otros caminos", apuntó el ministro de comunicación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro venezolano de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, advirtió hoy de que la oposición en su país no está en una "onda democrática ni constitucional" y solo quiere lanzar a Venezuela "por el tobogán".

En una entrevista con Efe, el ministro, que acompaña al presidente venezolano, Nicolás Maduro, en su gira por países del Mercosur, dirigió su advertencia a las fuerzas que como los partidos Nacional y Colorado de Uruguay se han hecho eco y respaldado las denuncias de la oposición venezolana tras las elecciones.

El responsable de la comunicación del gobierno venezolano consideró que compartir el "punto de vista mezquino y cavernícola" de la derecha de su país no es conveniente para nadie.

"No, no deberían los factores políticos de la región engancharse en el tren de la aventura que está dando la derecha venezolana, no son democráticos ni constitucionales. Lo que no lograron por medio de los votos lo quieren lograr por otros caminos", apuntó.

Los resultados oficiales de las elecciones del pasado 14 de abril, que dieron la victoria a Maduro con 225.000 votos de ventaja sobre el opositor Henrique Capriles, no han sido reconocidos por la oposición, que ha impugnado las elecciones ante la justicia.

Capriles considera a Maduro "ilegítimo" y cree que esta gira internacional por Uruguay, Brasil y Argentina es un intento "desesperado" de tapar lo que considera un fraude.

Los dos principales partidos opositores uruguayos, el Nacional y el Colorado, ambos a la derecha del gobernante Frente Amplio, han rechazado la visita de Maduro a Uruguay al considerar entre otras cosas que con ella se estaba legitimando a un presidente cuestionado.

En coincidencia con la visita de Maduro hoy estuvo en Montevideo Leopoldo López y otros dirigentes opositores venezolanos que denunciaron "persecución política" y "torturas" en su país.

Villegas subrayó que la estrategia de la oposición en este caso es encontrar algún foro internacional "donde sus pasos tengan eco" y fomentar una imagen negativa del gobierno de Maduro "para deslumbrarse con las posibilidades de acabar con la revolución bolivariana".

"Pero eso no va a prosperar, las fortalezas de la revolución bolivariana son inmensas, tanto internas como externas. En cualquier país, un presidente con más del 50 % de los votos es un presidente con un piso político amplio, y en el caso de Maduro, eso es lo que ha ocurrido", añadió.

Villegas también desestimó los dichos de Capriles sobre la "desesperación" de Maduro por obtener un respaldo internacional y consideró que se trata tan solo de un nuevo ataque para "disminuir la importancia de las cosas" que hace su gobierno.

Así, el ministro consideró como lógicos los primeros pasos del nuevo gobernante venezolano de salir al exterior para seguir los pasos del fallecido presidente Hugo Chávez, quien, según dijo, tuvo un "papel extraordinario en el tejido de esta nueva estructura que ha ido adquiriendo la unión de América Latina".

"Es lógico y natural que Maduro tenga una agenda internacional muy intensa. Reducir las circunstancias del viaje de Maduro es una miopía inducida y deliberada, y quienes lanzan esas venturas lo hacen con una intencionalidad clara", añadió.

En este sentido, Villegas destacó que la idea del nuevo gobierno venezolano es trabajar intensamente por la unión de Latinoamérica y "apartar las fuerzas centrífugas" de esa unión.

Para el ministro, ese trabajo en pos de la unión ya ha logrado que incluso grupos políticos enemigos de la revolución bolivariana "han cambiado sus posturas una vez que llegaron al poder" en países de la región, apostando por el "respeto" y construyendo a la vez "relaciones estables y mutuamente convenientes".

"Basta mirar y ver como primó el interés de la unión por encima de las mezquindades y pequeñeces", concluyó.