• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Empresarios vinculados con el chavismo también compran y censuran medios en Europa

Cambio16 es una revista histórica, nacida en 1973 como válvula de escape democrática durante la dictadura del general Francisco Franco

Cambio16 es una revista histórica, nacida en 1973 como válvula de escape democrática durante la dictadura del general Francisco Franco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Empresarios venezolanos vinculados con el chavismo no solo compran medios de comunicación en Venezuela, también lo hacen en Europa. Más concretamente, España. Y no se limitan a comprarlos, sino que también buscan minimizar voces críticas al gobierno venezolano, como el ex jefe del Gobierno de ese país, Felipe González.

“Cambio 16, ¿cómo se financia el brazo del chavismo en España?”, tituló el portal Prnoticias, especializado en medios de comunicación, tras el despido del que fuera su director durante casi un año, Daniel Lozano, quien se negó, entre otras cosas, a silenciar la represión por las protestas de 2014 y las palabras de González en apoyo a presos políticos como Leopoldo López o Antonio Ledezma.

El director despedido describió así lo que ocurrió en un comunicado: “Los hermanos Jorge y Francisco Neri, empresarios venezolanos que adquirieron nuestra histórica revista Cambio16 en 2013, me despidieron en septiembre, tras negarme a cambiar la portada de ese mes por un engendro absurdo realizado en sus despachos de Caracas. La portada en cuestión, obra de nuestro director de Arte, Artur Galocha, describía cómo sangra el planeta a través de sus heridas medioambientales. Los Hermanos Neri quisieron imponer, en su calidad de propietarios, otra visión sobre el tema. Más que una discrepancia editorial, se trataba de un pulso de poder, tras negarme a cambiar otra portada anterior".

Dijo que el forcejeo también se intensificó cuando rechazó el plan de los hermanos Neri para llevar parte de la operación a Venezuela (ya tienen diseñadores y redes sociales en Caracas), al negarse a varios despidos y "rechazar de forma determinante dos censuras informativas que tenían al gobierno de Nicolás Maduro como protagonista”.

Lozano afirma que la redacción lo apoyó y apostó a su portada, lo que desanimó la pretensión de los hermanos Neri. “Pero mi sentencia estaba firmada en ese momento, de hecho sus abogados comenzaron a actuar contra mí en esas mismas horas. Incluso me presionaron para aceptar un giro editorial y cambios de contenido (‘más culos, más autoayuda, más picante’) además de ordenar la eliminación de buena parte de colaboraciones y firmas”, explicó.

 

Cambio16 es una revista histórica, nacida en 1973 como válvula de escape democrática durante la dictadura del general Francisco Franco. Fue una publicación clave durante la Transición española, y se vio postergada durante la última década por problemas económicos. No obstante, la relación que mantenían su dueño original, Juan Tomás de Salas, y Gabriel García Márquez permitió su edición en Colombia y México.

Los nuevos propietarios venezolanos lanzaron su primer número renovado en noviembre de 2014. Diversos medios y blogueros españoles avisaron en su día del controvertido origen de los fondos millonarios que manejan los dos hermanos, convertidos hoy en la empresa Potentium, vinculada con el mundo del petróleo y cercanos durante años al poder bolivariano, señala Lozano en su comunicado.

La empresa de eventos de los hermanos consiguió diversos contratos con la administración de la Alcaldía Libertador y con la Gran Misión Vivienda Venezuela, además de “las relaciones íntimas con la estatal PDVSA”, tal como explica el director despedido, Daniel Lozano, en su comunicado.

Antes del despido se vivieron momentos de tensión entre el director y los dueños. “Los dos Hermanos Neri quisieron censurar la ilustración de la portada de mayo de Óscar Llorens porque en ella aparecía una bandera arcoiris, en honor de un luchador ruso por los derechos de los homosexuales. Tampoco gustaban del color rosa que aparecía en uno de los símbolos, les parecía ‘muy gay’. Por supuesto me opuse firmemente y salió nuestra portada”, describe Lozano.

Explica que también ocurrieron dos censuras informativas en la página web del medio, cuyos servidores se encuentran en Caracas. “Los Hermanos Neri ordenaron suprimir una información sobre las protestas en Venezuela y otra sobre el apoyo de Felipe González a los presos políticos”, incluye el comunicado de Lozano.