• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Elías Jaua: Los venezolanos no se asustan con el coco del comunismo

El candidato del PSUV en Miranda aseguró que no goza de ventajismo por ser el abanderado del Gobierno y opinó que su contendor, Henrique Capriles Radonski, sí se aprovecha de su condición de gobernador para hacer campañ. Asegura que las comunas no sustituirán a gobernaciones y alcaldías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que se sienta para conceder la entrevista, Elías Jaua dedica toda su atención al proceso de preguntas y respuestas. No se distrae, no revisa su celular y no se preocupa por el movimiento a su alrededor, en la casa del PSUV en Petare. Casi ni cambia de posición en su silla.

El café, que pidió cuando llegó, se enfrió. Sólo lo probó cuando concluyó la entrevista.

A su espalda, un cuadro de Hugo Chávez y su afiche de campaña en Miranda. Todo dispuesto para el lente de la cámara. El candidato a la Gobernación de Miranda no deja espacio a la improvisación.

Aborda los temas con detalles: para hablar de la inseguridad, toma su programa de gobierno y lee sus principales propuestas, que están subrayadas; recuerda partes de artículos de la Constitución para justificar las comunas, y memoriza críticas a su contendor para prometer una victoria.

­
El Presidente confía mucho en usted. Está vez le entrega la responsabilidad de ganar Miranda, que parece la prioridad. ¿Por qué es tan importante?
Es el segundo estado con la mayor densidad demográfica, son 3 millones de mirandinos. Además, tiene fuertes necesidades sociales que requieren de un gobernador comprometido. Durante estos cuatro años ha habido una total ausencia, se han incrementado la conflictividad social y la tasa de delitos. Miranda pasó del noveno lugar al segundo en tasa de delitos, y del quinto estado en tasa de homicidios a ser el primero. La causa de eso es la ausencia de una coordinación de la policía del estado con los entes nacionales. No porque no haya habido la oferta permanente. Yo como vicepresidente lo hice. Al gobernador se le ofreció apoyo, asesoría, una política de entrenamiento a la Policía de Miranda y nunca hubo respuesta. Por otro lado, Miranda es uno de los que tiene mayor demanda de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Para nadie es un secreto las condiciones de hacinamiento que hay en el municipio Sucre, o en el municipio Guaicaipuro, o en Plaza, que tienen altas concentraciones demográficas en zonas de alto riesgo. Eso requiere una organización y orientación del pueblo para poder apoyar al presidente Chávez en la Gran Misión Vivienda Venezuela. Por esas razones es importante recuperar la gobernabilidad en este estado.

­Ya que menciona la inseguridad, la oposición asegura que usted no hizo nada por este problema cuando fue vicepresidente. ¿Tiene propuestas diferentes ahora?
­Es público y notorio que durante el ejercicio de la Vicepresidencia, por instrucciones del Presidente, convocamos en dos oportunidades al Consejo Federal de Gobierno. Se ofreció toda la asesoría académica, administrativa y técnica necesaria. Hubo gobernaciones de la oposición que se involucraron. Ofrecimos la empresa de importación del estado y todas las gobernaciones compraron equipamiento policial por esa vía. De la Gobernación de Miranda nunca recibimos una solicitud de adquisición de vehículos. Por el contrario, nosotros hemos aportado patrullas a la Policía de Miranda. Desplegamos la Guardia Nacional Bolivariana, 1.600 hombres que son los que han podido contener el avance de la criminalidad en Miranda, ante la ausencia de la policía del estado. El gobernador está rendido frente a la inseguridad y por eso tiene que irse. Cuando a un gobernante se rinde, cuando un problema lo rebasa, no tiene nada que hacer al frente. Yo me he comprometido a ponerme al frente de ese problema y del desarrollo de una política integral de seguridad que comprenda la formación de 5.000 nuevos policías y su equipamiento, 1.800 patrullas entre motos, automóviles, grúas y lanchas. Luego, el equipamiento personal. Los policías de Miranda nos cuentan que no tienen ni chalecos antibalas. Y, finalmente, las medidas preventivas. Con la recuperación de toda la infraestructura deportiva, la instalación de centros de formación socioproductiva con la Misión Saber y Trabajo, la instalación de centros para la diversidad cultural, la instalación de 28 puntos de canje de armas, la instalación de 14 núcleos de la Orquesta Sinfónica Juvenil, y la instalación de los Comandos de Mujeres por la Paz y la Vida.

­
Se han mostrado encuestas que lo colocan muy por debajo de Henrique Capriles Radonski, ¿cómo ve esas mediciones? ­
(Risas) En primer lugar, nunca se ha acostumbrado eso de que el propio candidato diga con cuánto va ganando. Eso es muy propio del perdedor del 7 de octubre, que decía que había empate técnico. Engañó a una buena parte de la población con una supuesta victoria y el domingo en la noche murió de desengaño. Parece que él mismo creyó que iba a ganar. Y ahí están los resultados. Incluso en Miranda ganó el presidente Chávez. Cuando ves los históricos de Miranda, Diosdado Cabello ganó con 51%; Capriles con 53%. El Presidente, cuando obtuvo su mayor votación en 2006, sacó 56% en Miranda. De manera que en el estado es hacer el ridículo decir que alguien lleva una ventaja como esa.

­Si usted gana, ¿vuelven las expropiaciones a Miranda? ­
Esos miedos ya no asustan a nadie. Es increíble que en pleno siglo XXI todavía haya quienes crean que el pueblo venezolano se asusta con el coco del comunismo. El venezolano no se asusta con el coco del comunismo. La gente de Miranda tiene miedo a que ese incompetente siga gobernando.

­
Usted fue el primero que negó que las consultas del programa de gobierno desembocarían en un cambio de la Constitución. Sin embargo, la oposición insiste en que el objetivo es implantar el Estado comunal ¿Por qué mantener el nombre de proceso constituyente y qué se busca realmente?
­La constituyente es un principio fundamental de la soberanía popular. Nosotros hemos reivindicado el poder constituyente del pueblo que es permanente, que ni siquiera se delega, que es inmanente al propio ejercicio del pueblo. Cada vez que unos vecinos se reúnen, eso es un proceso constituyente, el pueblo tomando decisiones. Cuando se decide si se va a construir una cancha o una escuela, eso es poder constituyente. Al consultarse al pueblo sobre el programa de gobierno se está convocando su espíritu constituyente. Hay gente que vive creando miedos y no se da cuenta de que el país ya tomó esa decisión el 7-O.

­
¿Pero se busca el Estado comunal?
­La Constitución es clara. El Estado social de derecho y de justicia. A partir de ahí establece unos principios, que es una democracia participativa y protagónica. Y según el artículo 184, el proceso de descentralización debe llegar a las comunidades y a los nuevos sujetos de descentralización. Y, efectivamente, la comuna es un nuevo sujeto de descentralización. Es el gobierno local. Nadie está diciendo que una comuna va a sustituir a un municipio. Este sector, en Petare, puede convertirse en una comuna. Y eso no abarca a todo el municipio Sucre. Es una verdadera necedad decir que la comuna va a sustituir a las gobernaciones y alcaldías.

­
La oposición ha denunciado que existe ventajismo gubernamental en el proceso electoral. ¿Usted goza de ese ventajismo cuando entrega viviendas en cadena? ­
Yo no entregué viviendas en cadena. Yo estaba participando en un acto. Yo soy un ciudadano, tengo derecho de participar en un acto. Eso es una afirmación falaz. Entregar una vivienda es entregar la llave de la vivienda, entregar el documento. Yo simplemente me encontraba ahí acompañando a un grupo de familias que estaba recibiendo su vivienda. De manera que es absolutamente incierto que yo esté participando, en términos de ejercicio de gobierno, que sería entregar un documento o una llave. El que sí está haciendo proselitismo desde la Gobernación es el perdedor del 7 de octubre. Tú lo vez entregando, al peor estilo de la cuarta república, cheques de 25.000 bolívares para que la gente compre materiales de construcción. Comprando votos con zinc y bloques. Luego, lo ves entregando ayudas médicas, que es una vergüenza que un gobernador ande entregando para que alguien se opere, 76 cheques. Todo eso montado sobre su posición de gobernador. La publicidad electoral, la hace con el logo de la Gobernación.