• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Editores del continente rechazan nuevo intento de acorralar a la prensa

Miembros del Grupo de Diarios América respaldaron  al presidente editor de El Nacional, acusado judicialmente por Diosdado Cabello | Foto Cortesía GDA

Miembros del Grupo de Diarios América respaldaron al presidente editor de El Nacional, acusado judicialmente por Diosdado Cabello | Foto Cortesía GDA

Advierten que acusación de Cabello contra tres medios venezolanos carece de sustento jurídico. “El gobierno quiere silenciar el debate”, dijo el SNTP

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Grupo de Diarios América, que reúne a 11 periódicos del continente, repudió la demanda por difamación que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, introdujo contra 22 directivos de 3 medios de comunicación venezolanos.

Desde Puerto Rico, donde se encuentra reunido el bloque de diarios, el directivo de El Comercio de Perú, Luis Miró-Quesada, sostuvo que la acción judicial busca presionar al presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, y afectar la libertad del rotativo. “Es una demanda neta y exclusivamente política; tiene un fin político, que es tratar de presionar al único medio independiente de Caracas”, dijo.

Otero, por su parte, sostuvo que el diario vive un nuevo capítulo del cerco a la libertad de expresión en Venezuela: “Es un proceso que ha pasado por la elaboración de leyes, la represión administrativa, la violencia física, las limitaciones en la compra de papel. Todo lo que ha logrado el régimen es reducir la prensa libre de Venezuela a un espacio pequeño”.

María Eugenia Ferré Rangel, presidente entrante del Grupo de Diarios América, adelantó que el bloque se mantendrá atento y ofreció el apoyo del GDA “para continuar defendiendo la libertad de expresión y la prensa independiente en Latinoamérica, que es tan importante para el fortalecimiento de la democracia”.

Jurisprudencia. Armando González, editor general del Grupo Nación de Costa Rica, enfatizó que la demanda no tiene base porque reproducir una información publicada por un reconocido medio europeo no debe ser castigado.

“Lo menos que tienen los venezolanos es derecho a saber es lo que se dice en Europa de un alto funcionario de Venezuela. Pero también hay jurisprudencia que sustenta lo que afirmo: el caso Herrera-Ulloa fue un caso que La Nación de Costa Rica sacó adelante en la Corte Interamericana y que estableció lo que se denomina la doctrina del reportaje neutral o de la reproducción fiel, que básicamente señala que la reproducción de lo publicado por medios de reputación no acarrea responsabilidad para quien la hace”, explicó González.

Luis Ferré Rangel, director de El Nuevo Día de Puerto Rico, ofreció su perspectiva: “Esto es una escalada más en la violencia del Estado venezolano no solamente contra El Nacional, sino contra la pluralidad y la diversidad de la sociedad venezolana. Este último ataque de Cabello es contra toda la sociedad venezolana que lucha para tener una democracia. Esto no va a intimidar a la oposición venezolana, pero debe ser un llamado a toda la comunidad internacional a cerrar filas a favor de la democracia venezolana”.

Desde Caracas. El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, Marco Ruiz, alertó que tras la demanda de Cabello se esconden otras intenciones: “El gobierno apunta a silenciar el debate sobre la actuación de sus funcionarios, así como sobre los principales problemas que en los últimos meses han golpeado la calidad de vida de los ciudadanos”.

Ruiz se solidarizó con los trabajadores y quienes dirigen los medios demandados, ante la amenaza a sus puestos de trabajo.

22 acusados
El martes de esta semana, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, introdujo una demanda por difamación contra 15 directivos de El Nacional, 4 de Tal Cual y 3 del portal La Patilla.

Cabello solicitó al tribunal dictar medidas cautelares de prohibición de salida del país y presentación ante un juez cada 8 días para los 22 señalados.

El delito de difamación a través de escritos establece cárcel de hasta cuatro años y multa de hasta 2000 UT, según el Código Penal.

 

Casa Blanca niega que Jim Luers sea su vocero
Una declaración atribuida a un supuesto vocero de la Casa Blanca según la cual “no prosperó la denuncia contra Diosdado Cabello en Estados Unidos” sería falsa. La versión fue citada en medios públicos y privados esta semana.

El 21 de abril la bancada oficialista en la Asamblea Nacional aprobó el “Informe sobre la triangulación mediática contra el presidente de la Asamblea Diosdado Cabello”, elaborado por la subcomisión de Medios del Parlamento. En el documento se analizan las noticias publicadas este año por El Nacional, ABC de España y Diario Las Américas de Miami, que recogen denuncias de Leasmy Salazar, el excolaborador de Cabello que lo implica en la supuesta comisión de delitos.

En su intervención ante la AN, el proponente Earle Herrera (PSUV) acusó a los tres medios de confabularse para dañar la imagen de Cabello, la AN, el PSUV y las FANB. Criticó especialmente que El Nacional, a diferencia de El Universal y Últimas Noticias, no se hubiera hecho eco de una breve nota publicada el 17 de abril en el semanario Quinto Día, que rezaba: “Definitivamente no prosperó la denuncia contra Diosdado Cabello en Estados Unidos. El informe del vocero Jim Luers advirtió que las acusaciones de un militar de la Armada que pidió refugio resultaron totalmente falsas”.

Otros medios gubernamentales también replicaron la versión con Luers como fuente: “Bombazo: Denuncia de Leamsy Salazar contra Diosdado Cabello por narcotráfico en EE UU no prosperó (La Iguana, 18 de abril) y “Desestiman denuncia contra Cabello en Estados Unidos” (Correo del Orinoco, 23 de abril).

El 21 de abril, VTV, en su página web, y Telesur, en su sitio en Facebook, titularon: “Casa Blanca desestima denuncia contra Diosdado Cabello”.

En un arqueo de noticias realizado por El Nacional fue imposible determinar de cuál órgano del gobierno estadounidense sería vocero Jim Luers. El 24 de abril, en respuesta a una petición de información enviada por El Nacional, la Dirección de Medios Hispanos de la Casa Blanca respondió: “No hay ninguna persona con ese nombre (Jim Luers) que trabaje ni en la Casa Blanca ni en el Departamento de Estado, por ende sus declaraciones no son declaraciones oficiales de nuestro gobierno”.