• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Edgar Márquez: “No creemos en ninguna ley de amnistía ni la compartimos”

El vocero de la Asociación de Víctimas del 11 de abril dijo: "Esta revolución no la vamos a perder ni por avispados ni por pendejos" | Captura VTV

El vocero de la Asociación de Víctimas del 11 de abril dijo: "Esta revolución no la vamos a perder ni por avispados ni por pendejos" | Captura VTV

El vocero de la Asociación de Víctimas del 11 de abril ofreció declaraciones tras la reunión con la MUD y el gobierno. Enfatizó: “No podemos nosotros convalidar, desde nuestro corazón, ninguna acción que lleve a la impunidad”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras la reunión celebrada con representantes de la MUD, el Gobierno y víctimas de los sucesos del 11 de abril de 2002, el vocero de la Asociación de Víctimas, Edgar Márquez, expresó que no compartían la propuesta de ley de amnistía hecha por la oposición y negó que el comisario Iván Simonovis tuviera dolencia alguna.

Márquez puntualizó: “A nosotros nos parece ofensivo, grosero, oportunista, la solicitud de una ley de amnistía (…). Nosotros no somos Dios y no damos perdón. No creemos en ninguna ley de amnistía ni la compartimos, y se lo dijimos a todos. No la compartimos porque el presidente Chávez dio una ley de amnistía. ¿Es que no fue Henrique Capriles beneficiario de eso? ¿El que está preso en Ramo Verde ahorita, Leopoldo López? ¿Es que María Corina Machado no fue amnistiada de eso? Y los que no están amnistiados en ese momento es porque fueron tan cobardes y se fueron del país como Tamayo, Carlos Ortega y todos ellos”.

Acotó que este era un problema político y, como tal, “no podemos estar de acuerdo en que este señor salga por manipulación técnica de la justicia. Hay evidencias desde septiembre del año pasado, cuando médicos forenses a solicitud del propio tribunal, evaluaron la salud de este personaje al que hoy han hecho centro de una ley de amnistía. Pero ustedes, cuando revisan su Twitter, en ninguna manifestación, en lo que escribe, no tiene algún arrepentimiento”.

Se preguntó por qué el comisario Simonovis no decía lo que sabía. “Nosotros lo vimos montado en la tarima en el momento en que llamaron la marcha al centro de la ciudad. Nosotros lo vimos allí. Él era parte de esa conspiración y la Policía Metropolitana con todos sus comisarios, era la punta de lanza, un grupo armado que cerró bocacalles (…) y así se pudiera desplazar lo que se desplazó por la avenida hasta el centro de la ciudad”.

Márquez consideró un logro que los medios de comunicación se hicieran eco de sus palabras y finalizó su intervención así: “Después de la conspiración (…) viene un perdón y después de un perdón viene nuevamente una conspiración (…). Y no nos vamos a dejar tumbar. No nos da la gana de desalojar el poder porque nos las calamos desde niños (…) haciendo patria. Y todos estos ríos confluyeron en el padre río Orinoco y hoy tenemos esta revolución. Y esta revolución no la vamos a perder ni por avispados ni por pendejos”.