• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Divisiones generaron 15 derrotas al chavismo y 14 a la oposición

 Los votos de tarjetas distintas a la MUD y al Polo Patriótico afectaron los resultados en 104 municipios | Archivo

Los votos de tarjetas distintas a la MUD y al Polo Patriótico afectaron los resultados en 104 municipios | Archivo

El Polo Patriótico perdió Maturín y El Vigía por divisiones, y la MUD no logró el triunfo en Ciudad Bolívar ni en Coro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las divisiones volvieron a golpear al chavismo y a la oposición en estas municipales. Las candidaturas paralelas de partidos cercanos al Gran Polo Patriótico o a la MUD les costaron la victoria a sus respectivos bloques en un total de 29 municipios, 3 de ellos capitales de estado.

El chavismo fue el más perjudicado. En 15 jurisdicciones, las postulaciones propias del Partido Comunista, MEP, Tupamaros, Partido Revolucionario de los Trabajadores y Vanguardia Bicentenaria (VBR) le restaron al oficialismo los votos necesarios para vencer a su rival.

El caso más emblemático fue Maturín, la capital de Monagas. Allí, Warner Jiménez, de la MUD, venció con 74.986 votos (38,6% del total), 2.790 más que José Maicavares, postulado por el Polo Patiótico y que quedó de segundo lugar. Numa Rojas, ex alcalde del MVR y postulado por VBR, consiguió 43.710 apoyos, 15 veces la cantidad que el pesuvista hubiese necesitado para vencer al opositor.

El caso de VBR resaltó. El partido no pertenece al GPP, pero se declara abiertamente chavista y revolucionario, aunque su secretario general, Yoel Acosta Chirinos, asegura no apoyar al gobierno actual. Los candidatos que presentaron le quitaron las posibilidades de triunfo al PSUV en 2 municipios fuertemente chavistas, además de Maturín: Sosa (Barinas) y Catatumbo (Zulia).

Una división del PCV fue clave para que la oposición ganara en El Vigía, bastión electoral del chavismo hasta el año 2012. En Ospino y Boconoito (Portuguesa), los comunistas montaron tienda aparte y vencieron. Lo mismo pasó con los Tupamaros en Unda (Portuguesa) y con el MEP en Cedeño (Bolívar).

La otra acera. La MUD tuvo derrotas en 14 plazas que pudo haber conquistado si su unidad hubiese sido perfecta. En 12 de esos sitios triunfó el oficialismo y en 2, el más votado fue el MAS, partido que inscribió fichas distintas a la unidad para el 8-D.

La divisiones del MAS fueron especialmente costosas en Anzoátegui, donde por su separación la MUD cayó en los municipios Bruzual, Peñalver y Simón Rodríguez (El Tigre), lugar en el que la oposición venía creciendo.

En las municipales de 2004 las divisiones costaron 36 derrotas a la oposición y 31 al chavismo. En 2008, esas cifras bajaron a 20 y 28, respectivamente.

El domingo pasado hubo otras pérdidas causadas por terceros partidos o movimientos regionales; pero no se puede precisar que fueran una división de alguno de los bloques. Un estudio del MAS evidencia que en 104 casos los votos de las fuerzas distintas a la MUD y al Polo Patriótico afectaron los resultados.

Uno de los casos más emblemáticos en los que la oposición perdió por divisiones es Ciudad Bolívar, municipio Heres del estado Bolívar. La ventaja que le sacó el candidato del oficialismo, Sergio Hernández, al de la MUD, Víctor Fuenmayor, fue de 6.466 votos.

La cantidad de sufragios que sumaron los candidatos opositores que se lanzaron fuera de la fórmula de la MUD era suficiente para ganarle al abanderado del PSUV (10.822 votos, 4.356 más).

Esos candidatos son George Alfatech (5.297 votos), de Gente Emergente y Opina, entre otros; Néstor Petit (4.301 votos), candidato de Nuvipa y Progreso Social, entre otros; y Najib García (1.224 sufragios), candidato del MAS.

Lo mismo pasó en Coro, municipio Miranda de Falcón. La diferencia entre el alcalde electo del PSUV, Pablo Acosta, y el candidato de la MUD, Víctor Jurado, fue de apenas 877 votos. Los 1.141 votos de la candidata del MAS, Rosmilde Herrera, eran suficientes para que Jurado ganara.

Así como la MUD perdió en ciertos espacios por las divisiones, hay candidatos del MAS o de otros partidos que fueron la segunda opción en algunos municipios, detrás del PSUV, y los votos de la MUD eran los que necesitaban para ganar.

El MAS opina que eso ocurrió porque la coalición opositora no apoyó a algunos dirigentes locales con liderazgos propios con más fuerza que los suyos. “En algunos casos no se ganó porque la MUD no apoyó a nuestros candidatos. Si alguien quiere establecer responsabilidad, es evidente que es de la MUD”, expresó Felipe Mujica, secretario ejecutivo del partido.

En el municipio Lander del estado Miranda, donde ganó el oficialista Julio Marcano con 28.410 votos, el candidato opositor apenas obtuvo 3.105 sufragios, pero pudo reducir la brecha si hubiese existido un acuerdo con el MAS, cuyo candidato, Manuel García, se llevó 15.579 votos.