• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

En el Distrito Metropolitano se votará entre 7 y 12 veces

Votación / Raúl Romero

Votación / Raúl Romero

Los electores tendrán que escoger a los concejales nominales y por lista de su municipio, a los del Cabildo Metropolitano y al alcalde mayor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los electores que integran el Distrito Metropolitano (Distrito Capital, municipios Sucre, El Hatillo, Baruta y Chacao) tendrán que votar entre 7 y 12 veces de acuerdo con la circunscripción electoral a la que pertenezcan, pues deberán escoger a los concejales nominales y por lista de sus municipios, a los del Cabildo Metropolitano, a sus respectivos alcaldes y al alcalde mayor.

Las entidades con mayor número de votos serán la parroquia Petare con 12 votos y Baruta, también con 12 sufragios por elector.

Pero la profusión de votos a emitir es una constante en todos los estados. Por ejemplo, en el municipio Enrique Lozada del Zulia los ciudadanos tendrán que votar en nueve boletas distintas; y en el municipio Maracaibo se emitirán siete votos. En Puerto Ayacucho, Amazonas (municipio Atures) los votantes tendrá que sufragar 10 veces.

El promedio de votos en el país para las locales está entre 5 y 7. En los casos en los cuales los sufragios pasan de 10 son en las circunscripciones plurinominales, es decir, que debido a su densidad poblacional escogen mayor cantidad de concejales.

Las circunscripciones electorales del Distrito Metropolitano están constituidas de manera idéntica a las de 2005. Lo único distinto en las circunscripciones es que aumentó el número de concejales a elegir, tras la entrada en vigencia de la Ley de Procesos Electorales y el aumento de la base poblacional.

En líneas generales, aparte del aumento de la población, las variaciones que se presentaron en el Distrito Metropolitano son el aumento de los concejales que serán elegidos por vía nominal. En la derogada Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política la relación era 60% nominales y 40% por lista, ahora es 70% nominales y 30% lista.

Por poner un ejemplo, en 2005 el Concejo Municipal de Libertador tenía 8 concejales nominales y 5 por lista; ahora tiene los mismos 13, pero 10 son nominales y 3 por lista. El aumento de la base poblacional de Baruta le permitirá a esa circunscripción escoger seis concejales nominales (aumentó uno) de los ocho que se seleccionan en ese municipio.

Los únicos cambios de fondo que se hicieron en las circunscripciones del área fueron en las circunscripciones del Cabildo Metropolitano. El organismo acordó mover la parroquia El Recreo (municipio Libertador) –agrupada tradicionalmente con San Bernardino en la C3–, a la circunscripción 4 con Las Minas, El Cafetal y los municipios Chacao, Baruta y El Hatillo de Miranda. 

El director de Estadística del ente comicial, Marcelino Rivas, indicó que se aplicaron los criterios de continuidad, contigüidad y relación funcional, establecidos en el artículo 19 de la Ley de Procesos Electorales. Aseguró que El Recreo está más vinculado con Chacao que con San Bernardino, y dijo que se aplicó un criterio eminentemente técnico.

En total, en los comicios del 14 de julio se escogerán 2.792 cargos. 335 alcaldes en todo el país, 2 alcaldes metropolitanos (Distrito Metropolitano y Alto Apure); así como 2.435 concejales municipales, de los cuales 1.680 son nominales, 686 por lista y 69 son representantes indígenas.

 

Lo que cocinó el CNE. El diputado a la Asamblea Nacional Stalin González (UNT) afirmó que el CNE, a través de supuestos criterios normativos electorales, se presta para el juego político del PSUV.

Aseveró que el cambio de circunscripciones que anexiona El Recreo (municipio Libertador) a municipios del Estado Miranda evidencia una vez más “la necesidad del chavismo de cercar a la oposición caraqueña. “En el municipio Libertador, en las dos últimas elecciones, la unidad ha mostrado un crecimiento favorable. Hoy no nos toma por sorpresa que las instituciones se sigan prestando para favorecer a una parcialidad política”, afirmó González.

Dijo que, desde hace semanas, se sospechaban “los cambios en las circunscripciones que estaba cocinando el CNE bajo el criterio del crecimiento poblacional”.

Indicó que la decisión genera muchas incongruencias, “pues, para elegir los ediles del municipio Libertador, la parroquia El Recreo sigue perteneciendo a su municipio de origen; pero, para elegir concejales metropolitanos, esta misma parroquia deja de ser de Libertador para ser definitoria en el circuito de Baruta, Chacao y el Hatillo, entidades propias del Estado Miranda”.


Registro civil tiene su reglamento

La vicepresidenta del CNE, Sandra Oblitas, informó que la Ley de Registro Civil ya cuenta con un su reglamento, que hace viable el cumplimiento de todos los artículos de la norma.

“Ahora tenemos un instrumento válido que nos permite accionar de manera más contundente en la materia, que es nuestra competencia, claramente definida por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, aseveró al referirse a la aprobación del reglamento, el cual fue publicado en la Gaceta Oficial 399133 el 18 de enero.

Explicó que el reglamento establece los mecanismos sobre cómo va a funcionar operativamente el Sistema Nacional de Registro Civil para evitar el solapamiento de funciones y garantizarle un servicio eficiente a la ciudadanía.

El Sistema Nacional de Registro Civil es una instancia en la que concurren el Consejo Nacional Electoral y los ministerios de Relaciones Interiores y Justicia, Relaciones Exteriores, Salud, y Pueblos y Comunidades Indígenas. Por mandato constitucional, el CNE llevará la secretaría ejecutiva del sistema.

Indicó que el referido reglamento le otorga a la madre la posibilidad de inscribir el nacimiento del niño o niña sin necesidad de presentar “el documento de identificación del presunto padre señalado por la madre” y que la persona señalada como padre tiene sus derechos garantizados, pues será notificado por el registrador civil. También se permite a un ciudadano, desde los 14 años de edad en adelante, cambiar su nombre y rectificar en las actas sus nombres y apellidos. Dijo que los cambios tampoco podrán hacerse de manera discrecional, sino motivados.