• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Diosdado asume la campaña ante ausencia de Chávez

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello / AVN

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello / AVN

El PSUV acordó en octubre que el Presidente viajara a las regiones, pero no ha dejado Miraflores desde la reelección. Hace 13 días que no sale en televisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una reunión efectuada el 15 octubre en Miraflores entre la cúpula del PSUV y los candidatos a gobernadores, se acordó que el presidente Hugo Chávez visitara los estados donde en los que los aspirantes son nuevos y aquellos donde hubo fricciones con los aliados.

Algo cambió con el paso de los días, pues el Presidente no ha abandonado Miraflores desde su reelección y su lugar en la promoción de los nominados rojos fue ocupado por el primer vicepresidente del partido, Diosdado Cabello. En un partido descentralizado con liderazgos autónomos la situación no sorprendería, pero el PSUV se ha caracterizado desde su nacimiento por girar en torno a Hugo Chávez.

En 25 días de campaña (hasta ayer) Cabello había realizado un total de 9 viajes al interior, en los que ha visitado 7 estados. A Nueva Esparta y Mérida ha ido dos veces.

Después de la reunión del 15 de octubre, Cabello se dedicó a las regiones y desatendió dos de las seis sesiones plenarias de la Asamblea Nacional realizadas entre el 15 de octubre y el 26 de noviembre. Entre el 15 y el 31 de octubre realizó tres visitas de precampaña: Nueva Esparta el 17, Anzoátegui el 18 y Mérida el 29.

Invisible. En un breve encuentro con periodistas en la entrada de Miraflores el 1° de noviembre, luego de una reunión con el canciller de Brasil, Chávez prometió involucrarse en la campaña regional, pero esta vez no concretó. "Como líder político y presidente del PSUV me corresponderá intervenir de algunas maneras", dijo.

Desde su reelección el Presidente ha sido visto por televisión ocho veces, tres de las cuales fueron cadenas de radio y televisión, mientras las otras cinco se trató de transmisiones identificadas como "en vivo" por el Sistema Nacional de Medios Públicos.

El primer mandatario sólo ha hecho un contacto telefónico público, el 29 de octubre.

Su más reciente aparición fue el jueves 15 de noviembre en un consejo de ministros televisado. Su último acto de masas fue el saludo desde el Balcón del Pueblo el 8 de octubre en la madrugada y desde ese día solo twiteó 26 mensajes, el más reciente el 1° de noviembre.

Es Cabello el que ha asumido el impulso de la campaña como cabeza del denominado comando antirruptura, creado con la finalidad de limar las asperezas con los aliados.

El primer vicepresidente del PSUV ha ofrecido las ruedas de prensa semanales del partido desde las regiones, ha visitado a los gobernadores rojos en sus despachos, ha levantado la mano a aspirantes en ejercicio con alto rechazo y ha participado en actos de campaña.

Por ejemplo, acompañó las entregas de ayudas sociales por parte de candidatos rojos.

El rechazo. Hasta el 10 de octubre Cabello era el candidato a la Gobernación de Monagas.

Así lo había anunciado Chávez en un acto de masas en el estado Lara a mediados de julio. El cambio de nombre por el de Yelitze Santaella respondió a la necesidad de tener a un estratega (militar), con autoridad dentro del partido (es el segundo al mando después de Chávez) y con carácter para imponerse en caso de ser necesario.

Después de su victoria Hugo Chávez admitió ante los medios de comunicación que la campaña le exigió un gran esfuerzo físico, mental y espiritual en plena fase de recuperación de su enfermedad.

Los hechos lo comprueban. Dirigentes del chavismo en Trujillo, Apure y Anzoátegui han acusado a la dirección nacional y a Cabello particularmente de actuar de forma excluyente, sectaria e inconsulta.

Eduardo Serrano, coordinador de formación ideológica en Trujillo, acusó al primer vicepresidente de haber designado las candidaturas "en contra de la voluntad de los trujillanos", en relación con la primera lista de candidatos que incluía a Hugo Cabezas para la reelección. Serrano atribuyó la rectificación a la intervención de Chávez.

En Anzoátegui la sustitución de seis gobernadores por nombres nuevos provocó la siguiente frase en un dirigente oriental de alto rango, pero que pidió el anonimato: "Más pudo el odio de Diosdado que la suprema lealtad, eficiencia y honor de un grupo de gobernadores".

La semana pasada, el legislador regional apureño, Freiman Páez, no dudó en describir a Cabello como el "Stalin de la política venezolana".