• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Juicio contra Leopoldo López continuará el 10 de septiembre

En la sesión de ayer solo se avanzó en la exposición de las conclusiones de los abogados defensores de Christian Holdack y del dirigente de Voluntad Popular

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El juicio contra Leopoldo López por los hechos de violencia del 12 de febrero de 2014 continuará el próximo jueves 10 de septiembre.

Contra todos los pronósticos, la jueza 28ª de juicio, Susana Barreiros, acordó suspender el debate oral y público a las 11:40 pm, después de que el equipo de defensores de López, encabezado por Juan Carlos Gutiérrez, expusiera sus conclusiones, fase que ocupó la segunda parte de la sesión de ayer, que había comenzado a las 8:40 pm. En la primera parte, de 5:00 pm a 6:40 pm, hizo lo propio la defensa de Chistian Holdack, integrada por Rafael Quiñones y Andrea Santa Cruz.

Resta por llevar cabo la fase de réplica de los fiscales Franklin Nieves y Narda Sanabria y la respectiva contrarréplica de los defensores de los acusados, para lo cual no se ha fijado un lapso preciso. Ahora son cuatro los acusados: López, Holdack, Demian Martín y Ángel Álvarez, pues la incomparecencia de Marco Coello, por su presunta fuga a Miami, lo excluyó del juicio.

Luego, cada uno de los cuatro acusados dispondrá de hasta tres horas para hablar. Seguidamente la jueza se retirará a deliberar, también por un tiempo indeterminado. Por último, Barreiros regresará a la sala de audiencias para anunciar oralmente el fallo. En el caso de que sea condenatorio deberá indicar los delitos y las penas correspondientes a cada uno de los acusados y los respectivos sitios de reclusión. Aun siendo condenatoria, la jueza puede sustituir la prisión por medidas alternativas, como casa por cárcel u otra forma de libertad condicional.

Quiñónez informó que la jueza hizo la suspensión porque “estaba muy cansada” y alargó la última audiencia por decisión soberana. “La jueza debe tener lista la sentencia para el jueves”, agregó.


Coello no llegó. Al mediodía Doris Morillo de Coello estaba junto con su abogado Carlos García Guevara frente al Tribunal 28° de Juicio, en el piso 5 del Palacio de Justicia. Atribulada y temblorosa, sacó un rosario de la cartera, lo apretó fuerte, y con la otra mano se cubrió el rostro. A los pocos minutos estalló en llanto: “¡Virgen santa, protégeme a mi hijo!”.

Se supone que la madre y también abogada de Marco Aurelio Coello Morillo no sabía dónde estaba su hijo, el joven de 20 años de edad, acusado de los delitos de incendio, daños, agavillamiento e instigación pública, junto con otros tres estudiantes y el dirigente de oposición Leopoldo López por los hechos de violencia ocurridos el 12 de febrero de 2014. La mujer enviaba mensajes de texto y hacía llamadas a familiares en busca de explicaciones.

Para ese momento había tres horas de retraso en la sesión convocada para ayer, probablemente la última correspondiente al debate oral y público que se inició el 23 de julio de 2014.

Doris de Coello aseguró que la última vez que vio a su hijo fue el jueves en la mañana: “Estábamos en la casa, que se comenzó a llenar de gente. Él estaba muy nervioso por la posibilidad de volver a la cárcel. Recuerda que él estuvo seis meses preso. Mi esposo me pidió que le permitiera llevárselo para tranquilizarlo, con la promesa de que concurrirían puntualmente a la audiencia. Pero ahora no me contestan las llamadas ni los mensajes de texto”.

La confirmación de que Marco Coello no comparecería la ofreció el Ministerio Público a las 3:48 pm. A esa hora se envió una nota de prensa para informar que los fiscales Franklin Nieves y Narda Sanabria habían solicitado que se le revocara la medida de libertad condicional que le fue concedida el 23 de julio de 2014, pues habría huido del país el jueves 3 de septiembre en un vuelo comercial con destino a Miami. La nota oficial indica que la Fiscalía investiga la irregularidad porque se supone que Coello tenía prohibición de salida del país.

Los que asistieron a la 70ª sesión del juicio oral, el lunes 31 de agosto, confirmaron que Coello reaccionó con mucha inquietud luego de que la Fiscalía pidió que se condenara a todos los acusados: no guardaba silencio, se movía constantemente y gesticulaba. La jueza Susana Barreiros lo reprendió en varias oportunidades y finalmente lo expulsó de la sala de audiencias.

Marco y su padre, Armando Coello, no escondían el afecto que los une. Se abrazaban y se acariciaban a la vista de todos. Juntos afrontaron el juicio y se supone que siguen juntos estén donde estén.

La incomparecencia de Coello retrasó el inicio de la sesión. A las 5:00 pm la jueza Barreiros entró a la sala de audiencia para dar respuesta a la solicitud fiscal de revocar la libertad condicional del estudiante.

Orden de captura internacional. A las 6:50 pm hubo un primer receso. El abogado García Guevara informó que la jueza acogió la solicitud fiscal y libró orden de captura internacional (alerta roja) contra Coello.