• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Dieterich no descarta que Maduro sea suplantado por una junta de gobierno

Heinz Dieterich, analista político y ex asesor de Hugo Chávez / Foto Ernesto Morgado

Heinz Dieterich, analista político y ex asesor de Hugo Chávez / Foto Ernesto Morgado

El exasesor de Chávez dijo a un diario alemán que en Venezuela podría producirse una mediación, bajo la dirección de un organismo regional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sociólogo y analista político alemán, Heinz Dieterich, quien también fue asesor del presidente Hugo Chávez,  concedió una entrevista al medio de comunicación de ese país Der Spiegel, en la que no descartó  la posibilidad de que el presidente Nicolás Maduro sea “suplantado por una junta de gobierno”, en el marco de la crisis política actual y de las protestas que ya ascienden a un mes.

En la conversación, publicada en el medio alemán el 3 de marzo de 2014,  el analista dijo que en las calles hay tres grupos: “el fuerte núcleo de derechas, que están entrenados por paramilitares y están armados. Después, los estudiantes: muchos de ellos creen que viven en una dictadura que no tiene una verdadera resistencia. Y finalmente muchos que fueron seguidores de Chávez, pero que no están de acuerdo con Maduro y que se oponen al empeoramiento de las condiciones de vida. Si Maduro sigue como hasta ahora, crecerán el segundo y tercer grupo, y el gobierno tendrá que renunciar al poder, como ocurrió en Ucrania”, advirtió.

Dieterich, quien acuñó el término de "Socialismo del Siglo XXI", sostuvo que el chavismo seguirá discutiendo sobre una solución efectiva a la crisis, “sin que esta se vea como un derrocamiento”. Pero también opinó que el jefe de Estado no tiene “ni conceptos, ni instrumentos para modernizar al país” y que él pensó que emular al presidente fallecido Hugo Chávez “en mantener la retórica y el modelo económico” eran suficientes para garantizar la gobernabilidad en el país.

El sociólogo fue más allá y dijo que “Maduro no durará ni ocho semanas en el gobierno y probablemente sea suplantado por una junta de gobierno”, porque a su juicio, tanto militares como gobernadores chapistas “están claros que su política significa indudablemente el fin de la era bolivariana.”.

Criticó también a la oposición porque según él, su único plan es “barrer al gobierno”, lo cual calificó de “antiético y criminal, las personas en la calle pagarán con su sangre, pero eso no lo permitirá la fuerza armada”.

 Indicó finalmente que la crisis venezolana podría pasar por una mediación bajo la dirección de un organismo regional, como la Organización de Estados Americanos o la Unión de Naciones Suramericanas y del Caribe, aunque no descartó que también surja  “una gran coalición si aparecen entretanto voces moderadas dentro de la oposición.”