• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Detuvieron a ex ministro iraní con cheque millonario del BCV

Tahmasb Mazaheri, ex ministro de Finanzas de Irán / Archivo

Tahmasb Mazaheri, ex ministro de Finanzas de Irán / Archivo

Tahmasb Mazaheri fue aprehendido en el aeropuerto de Düsseldorf, en Alemania, con 300 millones de bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex ministro de Finanzas de Irán, Tahmasb Mazaheri, fue detenido en Alemania cuando intentaba entrar a ese país con un cheque por 300 millones de bolívares del Banco Central de Venezuela, aseguraron los medios alemanes.

Mazaheri, que fue ministro de Finanzas de la nación persa desde 2001 hasta 2004, y jefe del Banco Central en Teherán de 2007 a 2008, sostuvo varios encuentros con delegaciones venezolanas y fue parte de las comitivas que trabajaron conjuntamente entre Irán y Venezuela.

De acuerdo con la edición del diario Bild, funcionarios de aduana del aeropuerto de Düsseldorf encontraron el cheque por 300 millones de bolívares (54 millones de euros o 70 millones de dólares aproximadamente) en el equipaje de Mazaheri cuando intentaba entrar a Alemania procedente de Turquía el 21 de enero, informó la agencia DPA.

El detenido, de 59 años de edad, dijo que el cheque era para financiar la construcción de 10.000 viviendas por parte del gobierno de Venezuela, reseñó el periódico. El ex funcionario podría ser acusado por las autoridades alemanas de evasión de declaración de bienes al ingresar en ese país. Bild también señaló que la policía y la aduana alemanas investigan un posible caso de lavado de dinero.

Mazaheri estuvo involucrado en un caso de supuestas actividades ilícitas. En 2008 el Gobierno de Estados Unidos impuso sanciones financieras contra el Banco Internacional de Desarrollo –que tenía sede en la avenida Francisco de Miranda de El Rosal– por supuestas conexiones con el ministerio de Defensa iraní y su programa armamentista. La institución, propiedad de la República islámica, estaba presidida por Mazaheri.

Los activos del banco, que cuando inició operaciones en Venezuela alcanzaron los 40 millones de bolívares, fueron congelados en la nación norteamericana. Su creación era parte de los convenios suscritos entre Teherán y Caracas luego de los encuentros diplomáticos de los mandatarios Hugo Chávez y Mahmud Ahmadinejad, y tenían la intención de apoyar las importaciones a Venezuela de productos de Irán.

El reporte Guía para Instituciones Financieras de ese año hizo mención sobre la continua amenaza del lavado de dinero vinculado a actividades ilícitas iraníes. “Por medio de bancos de propiedad estatal, el gobierno de Irán esconde su vinculación con actividades de proliferación nuclear y terrorismo mediante una amplia gama de actividades engañosas especialmente diseñadas para evitar su detección”.

Ninguna persona estuvo disponible en la embajada de Irán en Venezuela para declarar sobre el tema.