• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Destinarán solo 0,2% del presupuesto de la Presidencia al control de la gestión

En el proyecto de presupuesto no se detalla la partida que se asignará a la Misión Eficiencia o Nada, encabezada por el ministro Wilmer Barrientos | Foto Antonio Rodríguez / Archivo

En el proyecto de presupuesto no se detalla la partida que se asignará a la Misión Eficiencia o Nada, encabezada por el ministro Wilmer Barrientos | Foto Antonio Rodríguez / Archivo

La instancia ideada por Chávez para garantizar la eficiencia del gobierno proyecta la realización de 5.400 informes de seguimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Eficiencia o nada”, proclamaba el fallecido presidente Hugo Chávez poco después de ganar la reelección en octubre de 2012, cuando encajaba las críticas por la calidad de su gestión y las denuncias de atraso o abandono de obras. Fue la época en la que creó, adscrito al Ministerio del Despacho de la Presidencia, el Viceministerio de Seguimiento de la Gestión de Gobierno, a cargo de la almirante Carmen Meléndez, ahora ministra de la Defensa.

Sin embargo, en el presupuesto de 2014, el gobierno de Nicolás Maduro solo asigna 12 millones de bolívares a la partida denominada “control, evaluación y supervisión de gestión de gobierno en base al manejo de las políticas públicas del Estado”. El monto representa 0,2% del total de 5,9 millardos de bolívares destinados al ministerio. El proyecto de presupuesto no precisa cuántos fondos se le asignarán a la Misión Eficiencia o Nada, encargada justamente del seguimiento de la gestión, vigente desde abril pasado y a cargo del ministro de Despacho de la Presidencia, Wilmer Barrientos.

En la exposición de las prioridades del Despacho para el próximo año se detalla la asistencia social; los planes para niños y el Sistema de Orquestas; el fortalecimiento del sistema estadístico nacional y mejoras en infraestructuras, pero no se hace mención a la fiscalización de planes y obras. “Consolidar el cumplimiento de metas de las grandes misiones sociales” es la única mención que podría inscribirse en las tareas del Viceministerio de Seguimiento, que entre otras responsabilidades tiene a su cargo planificar y ejecutar un plan anual de inspecciones de obras ejecutadas tanto por el gobierno como por los consejos comunales.

El proyecto de presupuesto del próximo año prevé que el ente emita 5.400 informes sobre el control a la gestión, pero no pormenoriza el número de inspecciones que planifica el cuerpo de fiscales del organismo o la cobertura para el ingreso de nuevos funcionarios a estas tareas. Barrientos precisó el mes pasado que están activos 800 inspectores en ese organismo y casi 300 más están en formación. La meta del gobierno es contar con 4.000 inspectores en todo el país, aunque el presupuesto no detalla la partida para su contratación.


Control hermético. Desde abril pasado, se han realizado 1.620 inspecciones para evaluar el avance de las obras emprendidas por el Ejecutivo, de acuerdo con los datos que el ministro Barrientos hizo públicos al cierre de septiembre.

Poco más se conoce de las actuaciones del Viceministerio de Seguimiento o los resultados de la Misión Eficiencia o Nada. La directora de Transparencia Venezuela, Mercedes de Freitas, señala que ha solicitado a este organismo los informes de las inspecciones realizadas, pero no han obtenido respuesta. “No pueden decir que hay más de 1.000 inspecciones y no publicar ni un informe. La información debería ser del conocimiento de todos para saber las responsabilidades que se derivan. Además, es la Contraloría General de la República la que debe ejercer un control autónomo sobre la gestión”, analiza.

En septiembre, Barrientos dijo que las fiscalizaciones se ejecutaron en las áreas de alimentación, comunas, salud, comunas, educación, agricultura y tierras en los estados Vargas, Miranda, Cojedes, Distrito Capital, Carabobo, Táchira, Falcón, Anzoátegui y Apure. Producto de las evaluaciones fueron removidos gerentes y directores en Ferrominera, Diques y Astilleros nacionales, Mercal y Abasto Bicentenario; también se intervino el Hospital Periférico de Coche, en Caracas. No se han hecho públicos los informes con los detalles de los ilícitos encontrados.

La precisión de los fondos asignados a las micromisiones, mecanismo a través del cual Maduro pretende combatir la corrupción en empresas y órganos estatales, tampoco figura en el presupuesto de 2014 para el despacho presidencial. Esto, pese a que en la actualidad están operativas micromisiones en entes que protagonizan grandes escándalos de corrupción o gerencia deficiente como Cadivi, Ferrominera, Alcasa, Venalum, Bauxilum, Carbonorca y Sidor.



EL DATO

En familia

El hijo del jefe de Estado, Nicolás Maduro Guerra, es el jefe del cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia. A mediados de octubre, informó que como parte de la Misión Eficiencia o Nada evaluaba proyectos en el estado Bolívar. Antes había recorrido cinco estados por orden de su padre, a quien entrega personalmente los informes sobre las  áreas fiscalizadas: educación, vivienda, electricidad, seguridad, alimentación.