• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Descontento ciudadano puede jugarle una mala pasada al PSUV

En la planta industrial Alba Arroz, ondea la bandera cubana al lado de la venezolana, aunque el modelo socialista no ha sido exitoso / Maru Morales

En la planta industrial Alba Arroz, ondea la bandera cubana al lado de la venezolana, aunque el modelo socialista no ha sido exitoso / Maru Morales

Los retrasos de Agropatria y la falta de dragado del río Portuguesa despiertan resentimiento hasta en los productores afectos al Presidente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No importa si son chavistas, comunistas, opositores o políticamente indiferentes; si poseen 200 hectáreas de siembra, 10 hectáreas, un conuco, o si desempeñan un cargo de oficina en la capital. En Portuguesa, todos coinciden en que la principal deuda del Gobierno central con la región es el dragado del río que, según la leyenda, dio nombre al estado.

El río Portuguesa atraviesa la entidad de este a noroeste y alimenta afluentes menores y canales de riego a lo largo del territorio, donde sa cosecha 60% de los granos y cereales que se consumen en Venezuela. En junio, la falta de mantenimiento del cauce causó la inundación más catastrófica de los últimos 50 años, según registra la memoria de los productores de los municipios Turén y Santa Rosalía.

“Estoy aquí desde 1962 y le puedo decir que ni las inundaciones de 1979 y 1986 fueron tan malas. Llegamos a quedar aislados, pero no perdimos nada. Esta es la peor que recuerdo”, dice con frustración Ramón Castillo. Él y su hijo del mismo nombre perdieron más de 40 hectáreas de siembra y parte de los animales en sus fincas, localizadas en las carreteras 25 y 26 del estero La Vaca.

Gustavo Pérez se une a la conversación improvisada a mitad de la carretera a unos metros del canal piloto de Santa Rosalía, en la vía El Playón-La Florida. La finca de Pérez está en La Chaconera y desde junio sólo puede entrar en el predio a caballo. “Tenemos la carretera partida en 4 partes.

No hay sitio donde no haya ido a pedir ayuda, y nada. Ahorita vengo de cargar sacos para tapar la boca del caño, a ver si el agua deja de meterse en la vía”. Pérez perdió 145 hectáreas de maíz (cada hectárea tiene un costo de producción aproximado de 6 millones de bolívares) y parte de su ganado resultó afectado.

Los tres campesinos muestran simpatía con Chávez (que no ha visitado la entidad desde que comenzó la campaña), pero no ocultan su descontento. “La draga es una vaquita lechera; si arreglan el río, no la pueden ordeñar más. Mandaron la máquina, la metieron en el cauce y en un año sólo sirvió para limpiar 50 metros ¿Cómo es posible?”, se pregunta indignado Ramón Castillo, padre.

Ramón Castillo, hijo, es escéptico ante la idea de que otro gobierno de Chávez vaya a resolver el problema: “¡Eso está más difícil que ver un chino con afro! El día de las elecciones lo que provoca es no salir a votar”, dice.

En Acarigua, capital comercial de Portuguesa, el concejal suplente por el municipio Páez y secretario de Organización del PCV, José Carrillo, refrenda lo expuesto por los campesinos. “Es necesario revisar el convenio China-Venezuela. El dragado está previsto desde hace 5 años. Las lluvias de junio inundaron entre 12.000 y 15.000 hectáreas”.

¿Agro qué? Agropatrás y Agronada son algunos de los sobrenombres que los campesinos usan para referirse a Agropatria. Según el Gobierno, la extinta Agroisleña sólo trabajaba con latifundistas y explotaba a los pequeños productores.

Campesinos consultados, que ahora compran en Agropatria, reconocieron que cuando era privada, la empresa sirvió de fiador a pequeños productores que lograron crecer. Explicaron que Agropatria es prepago, es decir, no financia sino que cobra de contado, por lo que se ven obligados a pedir préstamos a la banca del Estado para poder comprar insumos.

El otro problema es la disponibilidad de simiente, pues los semilleros de Agroisleña perecieron en el trance de la expropiación. Carrillo admite que la recuperación y fortalecimiento de semilleros es vital para apoyar al sector agrícola, pero resalta que la expropiación de Agroisleña es uno de los principales logros del Estado en la búsqueda de la soberanía alimentaria y la protección del productor.

“Con esta iniciativa el Estado ha ayudado a quien quiere producir. Si se ha registrado escasez, es por el aumento de la demanda y en parte por el acaparamiento de algunos sectores”, asegura.

Asociado a la producción está la vialidad. La denominada Fiesta del Asfalto, plan del Ministerio de Transporte para recuperar reacondicionar las carreteras, no ha llegado a Portuguesa.

“80% de la vialidad del estado es de tierra o está en pésimas condiciones”, afirma Alexis Gómez, miembro de la Asociación de Productores Agrícolas Independientes de la entidad. Explicó que en 2004 entregaron a la entonces gobernadora Antonia Muñoz un informe detallado de la situación de las vías, con el objetivo de apoyar el diseño de un plan estadal de asfaltado, y aún esperan respuesta.

Modelo fracasado

Muy lejos de La Habana y de la Embajada de Cuba en Caracas ondean sendas banderas del país caribeño: una en la entrada de la Planta Alba Arroz en la vía Turén-Píritu y otra en la antigua planta de Cargill en el par vial La Flecha-Turén.

El gesto representa la determinación de Hugo Chávez de adaptar el modelo de producción socialista aplicado en la isla desde 1959 a la realidad venezolana.

En opinión de Domingo D´Alessandro, activista de la oposición en Acarigua, ese no es el camino para alcanzar el desarrollo agrícola. “La principal promesa incumplida de este Gobierno no es una obra, sino un modelo de desarrollo. El modelo de producción socialista fracasó y lo demuestra la baja producción de las Empresas de Producción Socialista”.

Una de las EPS que funciona en el Complejo Agroindustrial Pedro Camejo es la planta de pasta de arroz, inaugurada por Chávez en 2009. A tres años de su apertura, sólo cuentan con un turno de producción y 29 trabajadores; aunque la capacidad instalada es de 3 toneladas por día, producen 1,8 toneladas diarias.

PROMESAS INCUMPLIDAS

Ciudad Deportiva Guanare

Datos de la obra: para los juegos deportivos Los Llanos 2007 se ofreció la construcción de un gran complejo deportivo. Nunca se culminó.

Guanare, la capital política del estado tampoco escapa de las promesas incumplidas. La infraestructura deportiva ofrecida hace más de 5 años, como escenario de varias competencias en los XVIII Juegos Nacionales entre Apure, Barinas, Guárico y Portuguesa, nunca se terminó.
Además del abandono general que refleja la denominada Ciudad Deportiva Guanare –con la grama sin cortar, el estacionamiento sin demarcar y montículos de basura por doquier– el recinto levantado para la práctica de pelota vasca, disciplina que formaba parte del cronograma de los juegos, quedó a medio hacer.
Notas periodísticas de 2007 señalan que el mismo día de la inauguración de los juegos el estadio de pelota vasca no tenía techo, y así se quedó hasta el día de hoy, cuando se pueden ver canchas y gradas inacabadas y derruidas por el paso del tiempo, sin haber sido siquiera estrenadas.

Central Azucarera

Datos de la obra: La Central Azucarera Río Guanare tiene tres años en manos del Estado y aún no produce a su máxima capacidad

El decreto de expropiación se publicó en marzo de este año, pero Pdvsa Agrícola la administra desde 2009. La capacidad instalada del ingenio es de 600.000 toneladas por zafra, pero sólo produce 300.000 toneladas por falta de mantenimiento e inversión. Adicionalmente, los agricultores son considerados nómina de la empresa y están obligados a vender la caña al Estado. En este momento, más de 150 cañicultores esperan el pago de la cosecha de diciembre.

Aguas servidas

Datos de la obra: se inició en el segundo período de Antonia Muñoz (2004-2008) y se paralizó con el cambio de gobierno local

La Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Santa Rita, al oeste de Guanare, se terminó de construir en 2008, pero jamás se puso en funcionamiento. Con el paso de los años, la costosa obra (Bs 8.141.036) fue desvalijada por vándalos sin haber sido inaugurada. Los vecinos se quejan porque las aguas negras que producen 40.000 habitantes de las zonas aledañas fluyen hacia el sector, pero se desbordan y generan malos olores y contaminación del suelo.

Sello de Velásquez Alvaray

El monumental edificio localizado en la avenida Unda, donde funcionaría el Palacio de Justicia de Guanare, se pierde en el olvido. Es una de las ciudades judiciales que proyectó el ex magistrado Luis Velásquez Alvaray cuya construcción prosiguió aún después de su defenestración por presunta corrupción en 2006. Hace más de 4 años se paralizó la obra. Aunque está casi terminada, nunca se equipó, no se construyó el ornamento externo ni se inauguró.

TESTIMONIOS
Gustavo Pérez, Productor agrícola
“Hay gran descontento con los alcaldes y el gobernador. Quienes tenemos algo qué perder tenemos que votar el 7-O”

José Carrillo, Concejal suplente PCV-Portuguesa
“Hago un llamado para que los gobernantes se bajen de las camionetas, salgan del aire acondicionado y se acerquen más al pueblo”