• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Denuncias por torturas sufridas por Raúl Emilio Baduel no han recibido respuesta

Andreina Baduel reiteró que a su hermano le quemaron los genitales y le servían la comida en las manos. Actualmente se encuentra en la cárcel de Tocuyito para cumplir su sentencia de ocho años de prisión. Debe tolerar las secuelas de la huelga de hambre y las limitaciones para alimentarse 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Del rostro de Andreina Baduel aparecen signos de llanto cuando habla de las torturas que sufrió su hermano, Raúl Emilio Baduel, durante los seis meses que pasó en la cárcel de Uribana: su voz se quiebra y en sus ojos hay lágrimas a punto de salir. Pero levanta la cara y con firmeza declara que Dios es su fortaleza y la de su familia.

A Raúl Emilio Baduel lo mojaban en las noches, le servían comida en las manos y le quemaron los genitales. Su hermana recordó que el año pasado, en pleno juicio, el hijo del general Raúl Baduel se desnudó para mostrar lo que le hicieron.

Actualmente el joven está recluido en la prisión de Tocuyito para pagar su sentencia de ocho años de prisión por protestar contra el gobierno. Fue acusado de agavillamiento, instigación para delinquir e intimidación pública. Hasta el momento ninguna institución ha dado respuesta por las torturas. Escuchan y reciben las denuncias; "pero no pasa de ahí", dijo Andreina Baduel.

En el recinto en que se encuentra tiene mejores condiciones que el anterior. Pero su hermana señaló que sufre las secuelas de la huelga de hambre y limitaciones en la alimentación. Su rutina consiste en, prácticamente, permanecer dentro de la celda, escribir sobre sus planes a futuro, cartas a sus familiares y sus vivencias y leer, entre otros libros, la Biblia. No tiene opción de salir para recibir luz solar. Andreina Baduel describió que el lugar donde se encuentra es pequeño: tiene una mesa, una litera, un televisor y un ventilador.

Para visitar a su hermano, Andreina Baduel dijo que debe pasar por una requisa que calificó de vejación: debe desnudarse, pujar y saltar para que se verifique si tiene algún objeto prohibido en sus genitales. "Te revisan absolutamente todo (...) Nos hacían lo mismo en Ramo Verde, pero ahí sí era exclusivo con nosotros", agregó.

El caso se encuentra en fase de apelación, se espera la respuesta del Tribunal Supremo de Justicia. Andreina Baduel destacó que cuando se agoten las instancias nacionales, la defensa y su familia acudirán a las internacionales.

Uno de sus "grandes tesoros"

Andreina Baduel se crió con Raúl Emilio Baduel. Expresó que, aunque son hijos de madres diferentes, él significa para ella uno de sus "grandes tesoros y orgullos". Dijo que a pesar de que fue difícil cargar con dos juicios, confió en Dios y, ahora, con la medida humanitaria (que tardó seis años y cuatro meses) del general Baduel, sus familiares pueden sentirse mejor.

"Mi papá se pone al día con su salud. Es oportuno acotar que en seis años, cuatro meses y diez días de prisión, no le hicieron una evaluación médica", indicó Andreina Baduel. El general Baduel debió practicarse, hace dos semanas, una intervención quirúrgica en la encía porque cuando estuvo en la cárcel le apareció un acceso que nunca fue tratado, lo que provocó que se le desplazara un diente.

Sin miedo a amenazas

Andreina Baduel expresó que su familia y ella no le tienen miedo a las amenazas y reiteró su confianza en Dios. "Mientras uno resguarde sus principios y valores, solo se le debe temer a Dios", añadió.

Lamentó que el fallecido presidente Hugo Chávez fuera una persona que se vició por el poder. "La prisión de mi papá fue ordenada por él por ser un hombre institucional", aseguró.

¿Cómo sería el país ideal para ti?

Un país donde reine la democracia, sin intereses partidistas ni personalistas.