• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Denuncian que Colombia no respetó derechos de Saleh

Se desconoce el paradero de Lorent Saleh, luego ser entregado a autoridades venezolanas el jueves | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Se desconoce el paradero de Lorent Saleh, luego ser entregado a autoridades venezolanas el jueves | Foto Alexandra Blanco / Archivo

Carlos Nieto cuestionó la deportación del dirigente juvenil. Cancillería colombiana aseguró no había pedido asilo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ONG Una Ventana a la Libertad considera que el gobierno de Colombia no respetó los derechos humanos del estudiante venezolano Lorent Enrique Gómez Saleh al entregarlo al gobierno de Nicolás Maduro el jueves.

Carlos Nieto Palma, coordinador de la ONG, denunció que el presidente Juan Manuel Santos obvió las consecuencias de la medida, aun en conocimiento de que el presidente de la organización Operación Libertad es perseguido por el gobierno, se encontraba desde hace seis meses en el país vecino y su salvoconducto estaba vigente cuando fue entregado al Sebin.

Nieto responsabilizó al gobierno de la vida de Saleh, cuyo paradero se desconoce. Señaló que la familia del joven lo ha buscado en las sedes del Sebin en Caracas y en Táchira, donde les han asegurado que no se encuentra. “Informamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que esté en conocimiento de esta detención”, dijo Nieto Palma.

Julio Rivas, presidente de JAVU, expresó preocupación por la persecución y porque “Santos esté entregando disidentes a Maduro”. Responsabilizó a las autoridades de Colombia de lo que le ocurra al dirigente estudiantil.

La madre del joven, Yamilet Saleh, dijo que no tiene noticias de este. “No entiendo por qué el gobierno colombiano entregó a un líder estudiantil, activista de derechos humanos que sabe que es perseguido por el gobierno”, indicó.

 

Sin asilo.  La Cancillería de Colombia informó que Saleh no había solicitado asilo político. Alegó que la expulsión se basó en el artículo 105 del decreto 4000, que ampara medidas contra quienes atenten contra la seguridad nacional, el orden público, la tranquilidad social o se haya dictado una orden de captura.

Señaló que sobre el dirigente pesa una orden de aprehensión, tiene abiertos procesos judiciales en Venezuela y realizaba actividades proselitistas prohibidas por las normas migratorias.

Indicó que Saleh entró a Colombia el 19 de febrero con un permiso PIP6 para adelantar actividades académicas no formales por 90 días, que se venció el 19 de mayo.

“Después de una sanción pecuniaria de 400.417 pesos se le otorgó el 27 de agosto un salvoconducto por 10 días con el fin de regularizar su situación y obtener una visa, la cual no solicitó”, dice el comunicado.