• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Datos sobre la salud deben ser verificables

El presidente Hugo Chávez se reunió con los jóvenes en el Poliedro de Caracas / AVN

El presidente Hugo Chávez / AVN

La ONG afirma que la información oficial sobre la enfermedad del Presidente debe ser pública, pues trasciende la esfera privada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La organización no gubernamental Transparencia Internacional afirmó en un estudio que la información sobre la salud de un presidente debe ser pública y verificable, pues transciende la esfera de lo privado y puede llegar a afectar la gobernabilidad.

“Se hace evidente que no podría sostenerse la posibilidad de que tengamos que saber sólo lo que los presidentes quieran que sepamos, pues desde el momento en que la salud de nuestros gobernantes puede tener incidencia en nuestras vidas y en el manejo de la cosa pública nace un derecho a saber cómo es posible que evolucionen sus cuadros”, afirman en el documento. El estudio fue elaborado por la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información, integrada por 22 organizaciones de la sociedad civil de 19 países de Latinoamérica, y detalla los casos más recientes que se presentaron en la región, en Argentina, Colombia, Paraguay y Venezuela.

Explican que se trata de que la ciudadanía tenga acceso a la información sobre el diagnóstico de enfermedades o accidentes “que puedan poner en peligro la

Vida o las habilidades de los presidentes para seguir ejerciendo sus cargos, y cuál es la evolución que se espera puedan tener y las posibilidades de recuperación o no”.

Destacaron que el público no necesita conocer detalles escabrosos, pero sí tener información cervecera sobre el pronóstico de la enfermedad, pues ello puede influir en forma directa en el ejercicio de Gobierno y en la vida de los ciudadanos.

“El acceso a la información contribuye a conjurar las naturales especulaciones que nacen al abrigo del secreto y hace del ciudadano un actor responsable en el proceso de mantenimiento de la gobernabilidad e institucionalidad política en caso de un desenlace fatal”, argumentaron.

Recordaron que el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos garantiza “el derecho de los ciudadanos a conocer sobre las enfermedades de sus presidentes cuando estas son graves y pueden afectar su desempeño o la gobernabilidad”, lo que obliga a los Estados a proporcionar esa información. 

El dato

Cuando el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que tenía un cáncer y sería operado, no delegó el poder durante su convalecencia. La decisión generó una fuerte polémica, pues el vicepresidente, Angelino Garzón había sufrido un ACV. Por tanto, el Congreso designó una junta médica para determinar si podía gobernar en caso de ser necesario.