• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Cúpula del PSUV se reserva derecho de imponer decisiones

Maduro designó cinco comisiones para ejecutar resoluciones del III Congreso, que terminó ayer en el Cuartel de La Montaña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¡Misión cumplida!”, afirmó el presidente Nicolás Maduro al recibir el estandarte del PSUV como presidente del partido y las 32 resoluciones del III Congreso de manos de Diosdado Cabello, que fue ratificado como vicepresidente de la organización.

Aunque los delegados fueron informados de que aprobarían las decisiones en el Teatro Teresa Carreño, a última hora fueron trasladados al Cuartel de La Montaña, donde prestaron el juramento de defender la revolución. Allí, Maduro instó: “Debemos radicalizar la revolución ante los ataques del imperialismo. No aceptaremos que se mancille el país”.

A diferencia de los delegados que se oponían a revisar el artículo 5, relacionado con el sistema electoral, Maduro propuso que en las regiones y municipios se eliminara la “imposición” de candidatos (sistema de cooptación), aunque el presidente y la dirección nacional del PSUV mantendrán la potestad de elegir y decidir sobre cuestiones en materia nacional. “Basta de imposiciones, como reclamaron las bases”, dijo.

En pro de concretar los acuerdos, nombró comisiones nacionales y vicepresidencias. La primera, contra la especulación, a cargo del diputado Andrés Eloy Méndez, que articulará UBCH con el gobierno; y en la comisión nacional de propaganda designó a Ernesto Villegas, a quien ordenó elaborar un periódico nacional del PSUV, de circulación diaria. Francisco Ameliach asumirá la vicepresidencia de la Comisión Nacional de Asuntos Electorales, responsable de convocar a la reestructuración de las direcciones nacional, regionales, municipales y parroquiales. María Cristina Iglesia será la vicepresidente de formación ideológica, que estaba a cargo del diputado Jesús Faria. Blanca Eekhout será vicepresidente de alianzas.

El acta de decisiones, sancionada por “pleno consenso”, pero no votada en el Museo 4F, establece el reconocimiento de Hugo Chávez como “líder eterno y presidente fundador del PSUV”; designa a Maduro como presidente del partido; incorpora a Chávez como doctrina ideológica; institucionaliza el “Alto Mando Político Revolucionario” como parte del PSUV; crea las comisiones de Acción Política (UBCH y gobierno) para elaborar políticas económicas, y organizativa del proceso de reestructuración de las direcciones nacionales, regionales y municipales; apoyo a la FANB e integrar la “milicia revolucionaria”, y solidaridad con Fidel Castro.