• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Cuadernos serán revisados si el TSJ admite el recurso

La presidenta del Consejo Nacional Electoral Tibisay Lucena / Cortesía VTV

La presidenta del Consejo Nacional Electoral Tibisay Lucena / Cortesía VTV

La presidente del CNE preguntó a los partidos si el 8D habrá otro capítulo violento. “Estamos negados a pensar que así sea”, dijo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidente del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, anunció en cadena nacional que la verificación ciudadana Fase II no arrojó discrepancias entre las actas y los comprobantes. Afirmó que los cuadernos de votación empleados el 14A sólo serán revisados si el Tribunal Supremo de Justicia admite la impugnación presentada por el ex candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski. “Hasta ahora ese no ha sido el caso”, dijo.

El ciudadano Capriles, afirmó, no participó en la auditoría, pese a que todo el país había sido testigo una semana antes de su aceptación a los términos de este proceso e, incluso, de sus alcances. Sus argumentos políticos fueron escuchados por el país.

Lucena dejó en claro que, de acuerdo con una sentencia de la Sala Electoral del TSJ en 2009, la información de los cuadernos de votación debe ser preservada pues contiene datos sensibles de los electores, por ejemplo, si alguien ejerció o no su derecho al voto. “El CNE está obligado a resguardar esa información. No pueden ser expuestos al conocimiento público sin que medie un recurso administrativo o judicial”, argumentó.

Recalcó que los cuadernos de votación sólo son medios de prueba si se refieren a un proceso específico de impugnación, y el juez solicita su revisión en un eventual proceso judicial declarado admisible.

Insistió en que las peticiones del gobernador de Miranda violaban el artículo 162 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.


Una auditoría sin discrepancias. Explicó que la auditoría se realizó en tres ciclos. Dijo que los 4.596.432 comprobantes de votación analizados no arrojaron discrepancia alguna con las actas de escrutinio, y hubo 99,98% de coincidencia. “Ese 0.02% está por debajo del valor histórico de auditoría posterior y verificación ciudadana Fase II”. En esta revisión se auditaron 46% de las mesas, pues el otro 54% se hizo el 14A.

Recordó que los técnicos de los partidos participaron en todas las revisiones de la plataforma tecnológica y del registro electoral, y que nunca asentaron en actas alguna observación.

“No es posible entender que no se haya hecho uso de toda esta información para demostrar que se tenía evidencia determinante respecto a personas fallecidas, salvo que se haya considerado que era irrelevante frente a los potenciales resultados del proceso electoral”, sentenció.

En relación con las denuncias sobre usurpación de identidad o doble voto pese al uso de las captahuellas, insistió en que los equipos no pueden ser desbloqueados de manera indiscriminada por el presidente de la mesa, y que hay un tope para permitir a los ciudadanos ejercer el voto si no tienen huellas, o les falta algún miembro superior.

“Superado el tope, cualquier desbloqueo sólo podría ser autorizado por el Centro Nacional de Soporte. ¿Cómo es que no hay ninguna denuncia sobre el desbloqueo masivo de máquinas por parte del presidente de la mesa? Simplemente porque no ocurrió”, afirmó tajante.


El próximo capítulo. Lucena fue vehemente al asegurar que es la primera vez que ante un margen estrecho en una contienda se presente un debate “de esta naturaleza”, lo que a su juicio derivó en una campaña artera e injustificada contra el Poder Electoral.

“Lo que hemos evidenciado en este tiempo ha sido la transgresión más grotesca de la relación entre el Poder Electoral y los partidos políticos. Les preguntamos ¿Qué esperamos para diciembre? ¿Es irremediable asistir a otro capítulo violento? Estamos negados a pensar que sea así”, cuestionó.