• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Cruce entre Paraguachón y Maicao seguirá por las trochas

Paraguachón desolado debido al cierre del paso fronterizo con Maicao | Foto EFE

Paraguachón desolado debido al cierre del paso fronterizo con Maicao | Foto EFE

Conductores aseguran que usarán vías alternas mientras persista el cierre y las personas pasaban ayer por estas de un lado y otro de la línea limítrofe

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una molesta cola en el puente sobre el río Limón es la antesala de lo que se encontrará si usted piensa viajar a Colombia por tierra. La razón de esto, la supervisión del paso por militares que solo tiene autorización para dejar pasar el transporte público, que según habitantes de la zona mermó luego del anuncio del gobierno de Venezuela el lunes de cerrar la frontera en el Zulia.

El Ejército venezolano tiene allí el embudo para controlar el bachaqueo. A pesar de la difusión del anuncio, aún había personas desconcertadas por la medida. Transportistas y transeúntes que pasan diariamente por la Raya pedían información a los uniformados sobre las opciones para pasar al otro lado de la frontera.

Algunos wayúu expresaron asombro al enterarse de que no podían pasar con productos para la reventa. El vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, había anunciado que colocarían puntos de control para hacer valer la medida.

No podía faltar quien aprovechara la situación para hacer las ganancias del día. Las personas que querían pasar a cualquier lado de la frontera deben hacerlo a través de una trocha, no lejos del punto de control que divide a las dos naciones. El paso toma hasta 25 minutos y deben hacerse al menos 40 paradas para pagar peaje a los llamados “Mecates”.

Los conductores que asumían el riesgo esperaban encontrar de buen humor a la persona que maneja el mecate y solo pagar 5.000 bolívares para llegar a cualquiera de los dos países.

Personas que se encontraban en tránsito por la frontera hacia otros destinos también esperan permiso para cruzar. Autobuses que iban hacia Ecuador y Brasil no habían podido pasar luego de que se anunció la medida. Pero a mediodía la frontera entre Colombia y Venezuela fue abierta temporalmente para el cruce de cuatro buses de servicio internacional desde territorio venezolano hasta Maicao. Dos de los vehículos son de la empresa Brasilia, uno de Rutas del Sol y otro de Panamericana, informó el periódico colombiano El Heraldo.

Los guardias, indicó el rotativo, hicieron una excepción y dejaron pasar los vehículos, que estaban en la frontera desde las 5:00 am.

Preocupación. En Maicao, uno de los puntos que más mueve la economía en la Guajira, amaneció ayer con un panorama desalentador. La salida de vehículos hacia Maracaibo, vía Paraguachón, que habitualmente es fluida, disminuyó considerablemente en la mañana.

Conductores aseguraron que pese al cierre de la frontera buscarán maneras de llegar a Venezuela y harán uso de las trochas, que también han sido empleadas por cientos de colombianos que han regresado a su país desde que el gobierno de Venezuela inició deportaciones masivas.Los más afectados con el cierre fronterizo por Paraguachón son transportadores, cambistas y comerciantes.

El alcalde del municipio Maicao, Eurípides Pulido, aseguró que hay “inmensa preocupación” en la comunidad por los efectos que puede generar el nuevo bloqueo. “Los ánimos no son los mejores en la zona de frontera y queremos transmitir el mensaje”, declaró a la emisora Caracol Radio.

Con esta situación, apuntó Pulido, se verá afectado el comercio en la frontera, del que vive Maicao, y muy especialmente la comunidad indígena wayúu.

Expectativa. Comerciantes en Paraguachón están a la expectativa. Adolfo Correa aseguró: “Estamos a la expectativa porque aquí la gente depende mucho del comercio. Ojalá las comunidades indígenas no logren que esto pase a mayores”, declaró al diario El Tiempo de Bogotá.

Uno de los temores de la población es lo que pueda suceder con los indígenas wayúu.

El líder Ricci Deluque señala que la situación es preocupante, ya que dependen del comercio venezolano. Asegura que los indígenas no se van a aguantar el cierre de la frontera. “Ayer unas indígenas señalaban que ellas son de la revolución y Maduro no les puede hacer a ellos lo que está haciendo en Cúcuta. Vamos a ver qué hacen los indígenas porque en ambos países les respetan sus intereses”.

A pesar de la situación, desde las 4:00 am las trochas fueron utilizadas por personas que se atrevían a cruzar de un lado a otro en la frontera colombo-venezolana. Se calcula que aproximadamente 90 trochas comunican el departamento de La Guajira con el estado Zulia, en Venezuela.

Pronta reunificación. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió rapidez en las reagrupaciones familiares de los colombianos expulsados de Venezuela, así como una pronta recuperación de sus escasos bienes. “El (problema) más grave de todos y que ha de ser resuelto a la brevedad por los países es la reunificación familiar”, afirmó en una escueta declaración a los medios tras participar en un evento en el Senado de México, país en el que se encuentra de visita.

Maduro retwitteó cuenta del PSUV que pide “cierre total”
El presidente Nicolás Maduro retwitteó ayer la cuenta del comando de campaña ‏@CorazonDelPSUV, que aboga por “el cierre total” de los límites con Colombia. “Desangran nuestros recursos #CierreTotalDeLaFrontera”, señala el mensaje.

Maduro propuso antes un debate nacional e internacional sobre “la construcción de una nueva frontera de paz”. “Los pueblos no aceptamos más que la frontera esté plagada de paramilitares, contrabando masivo, narcotráfico. Queremos paz y vida”, dijo, con la esperanza que exista “otra relación” con Colombia de “hermandad, respeto y trabajo productivo”. El presidente cedió el espacio En contacto con Maduro, por VTV, para la difusión del programa Nueva frontera de paz con Colombia.

El vicepresidente Jorge Arreaza anunció que organizan, junto con la Defensoría del Pueblo, una conferencia internacional de derechos humanos, que tratará el éxodo de colombianos: “20% de los venezolanos tienen origen colombiano, y más de 6 millones de colombianos han sido desplazados por el conflicto en su país”.

Arreaza sostuvo que el país sufre la secuela de la desmovilización de las Autodefensas de Colombia, lo que “obliga a enfrentarla con la fuerza de la ley”. Informó que censaron a 23.338 familias en la Goajira y que a través de Mercal se les distribuirá alimentos directamente. La situación del Zulia fue evaluada en el Puesto de Mando Presidencial, reunido en Miraflores.

Holguín: Ban Ki-moon con voluntad para ayudar
La canciller María Ángela Holguín y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se reunieron en Nueva York, en una cita en la que la ministra colombiana expuso la crisis fronteriza con Venezuela, informó El Tiempo de Bogotá.

“(Ban Ki-moon) entendió perfectamente (la crisis fronteriza). Estuvo con muy buena actitud y muy seguramente ahora va a hablar con Venezuela”, declaró la funcionaria.

“(La intención) era explicarle los dos componentes de la situación actual: uno, la situación humanitaria y de violación de derechos humanos (…). Dos, los problemas estructurales que tenemos y que los dos sabemos que existen, y en los que hay que trabajarles juntos”, agregó.

Insistió además en que su país tiene la disposición para dialogar con Venezuela. Sin embargo, dijo que las circunstancias “están un poco complicadas”.

Sobre el cierre en Paraguachón, Holguín informó que no tienen conocimiento de deportaciones hasta el momento y que en la zona hace presencia la directora del Departamento de la Prosperidad Social, Tatiana Orozco. “La información que nos dan desde la frontera es que estemos tranquilos”, añadió.

El ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo, señaló: “Con declaraciones y decisiones que ofenden la dignidad del pueblo colombiano se dificulta ese diálogo y pareciera no existir un real interés del gobierno venezolano en solucionar la crisis”.

El defensor del pueblo, Tarek William Saab, aseveró desde Ginebra que Colombia pone límites. “Si hay temas que tratar y Venezuela pide sentarse para discutirlos, y del lado colombiano hay un condicionamiento, obviamente hay un sabotaje al diálogo. Eso implica una falta de voluntad”.