• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Crisis de papel y económica asfixiaron a El Impulso

Carlos Carmona dijo que la Corporación Maneiro no respondió en agosto a llamadas para compra de insumos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión de suspender la circulación de El Impulso a partir del lunes próximo obedece a la crisis de papel periódico que afronta desde hace un año, a la que se sumó el impacto de la situación económica del país.  Así lo afirmó el presidente del impreso, Carlos Carmona, quien dijo que el diario de 110 años está asfixiado por lo que considera  un “coctel” de dificultades.

Añadió que se tomaron medidas progresivas para afrontar la falta de papel, como la reducción de 32 a 12 páginas, la disminución del número de secciones, la impresión en papel revista y la terminación del contrato con agencias internacionales, entre otras. Ante el retraso del Ejecutivo en el otorgamiento de divisas, compraron papel dos veces, este año, a la Corporación Alfredo Maneiro, pero en agosto no fueron atendidos por los representantes de esa empresa gubernamental.

Refirió que las normas de la LOTT obligaron a subir la plantilla de personal del diario, mientras están incapacitados para producir. Carmona ve con buenos ojos la propuesta del gobernador de Lara, Henri Falcón, de mediar con el gobierno para resolver la situación y aseguró que se agotaron las reservas de papel.

“Ha habido atropellos a la libertad de expresión, que está vulnerada, así como el derecho a la vida, a comprar medicamentos y alimentos. Viendo el desorden y las carencias que hay, a lo mejor están apostando a que el país implosione. Si tuviera seguridad de que vamos a poder comprar papel, se podría pedir un préstamo”, dijo.

Una comisión de la directiva del SNTP se reunió ayer con Carmona y exigió al periódico atender las consecuencias del cierre temporal y no suspender a los 272 trabadores de El Impulso.

El sindicato de la prensa, declarado en emergencia, ofreció mediar para resolver la crisis del periódico y mostró preocupación por el agravamiento de la crisis de papel, que en el último mes hizo que cinco diarios regionales se declarasen en emergencia: El Siglo, El Correo del Caroní, La Nación, El Diario de Los Andes y El Impulso.

“La Corporación Maneiro no genera certidumbre en las empresas que han pasado a depender de ella y ha incurrido en la asignación de papel con criterios políticos, antes que legales y de garantía para la producción”; señala el SNTP en un comunicado.

Joselin Ramírez, directiva de la Cámara de Periódicos Regionales, dijo que aunque El Impulso no pertenece a esa asociación en varias oportunidades han conversado con Carmona.
“La situación de prensa no escapa a la de todas las industrias del país, pero se han buscado soluciones no solo a través de Maneiro, sino también con Grafibond, un proveedor privado”, manifestó.
 
Doble discurso. La Sociedad Interamericana de Prensa considera que existe un doble discurso. “Queda demostrada, una vez más, la ‘bipolaridad’ del gobierno venezolano en materia de libertad de prensa que, por un lado, anuncia en forma desfachatada la creación de medios oficiales y, por el otro, mantiene una política sistemática y opresiva en lo económico y legal, con la intención de seguir cerrando medios privados e independientes”, sostuvo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa, Claudio Paolillo.

La SIP, que lamentó el anuncio de El Impulso, condenó la indiferencia de los gobiernos de la región ante “las horas más tristes” que vive el país en materia de libertad de expresión.

El presidente del Bloque de Prensa Venezolano, David Natera, destacó que la asfixia progresiva del gobierno contra los medios obedece a que “el comunismo no puede convivir con la libertad de expresión de un pueblo”.
 
Diarios oficialistas
 
La organización Expresión Libre repudió que el gobierno haya anunciado esta semana la creación de dos periódicos: El Diario del PSUV y Los Mazazos, basado en el programa de Diosdado Cabello, que se sumarán a los 4 impresos que maneja y la red de 215 publicaciones comunitarias.

“Es claro que se trata de una estrategia para silenciar a la opinión pública y arruinar a los medios de comunicación independientes”; destacaron en una nota.

Carlos Correa, director de Espacio Público, dijo que 11 diarios regionales han dejado de salir total o parcialmente en los últimos meses y 70% de los periódicos del país han reducido su paginación. Destacó que se atenta contra la libertad de expresión y se disminuyen los espacios de debate para la búsqueda de solución a los problemas ciudadanos.