• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Creen que la MUD debe debatir sobre reanudación del diálogo

Roberto Enríquez y Edgar Zambrano consideran que el gobierno debe garantizar voluntad democrática para un nuevo acercamiento 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dirigentes opositores no descartan considerar el planteamiento del nuevo presidente de la Unasur, Ernesto Samper, de gestionar la reanudación del diálogo con el gobierno, pero creen que el tema debe ser el resultado de un profundo debate en la Mesa de la Unidad Democrática.

El presidente de Copei, Roberto Enríquez, señaló que el diálogo solo es posible si el Ejecutivo cumple su palabra de revisar el caso de los presos políticos, de otorgar el beneficio de casa por cárcel a Iván Simonovis y se liberan los estudiantes encarcelados injustamente por protestar.

Aunque es escéptico sobre la reanudación de las conversaciones con el gobierno, refirió que esta vía se impone ante el colapso económico y la catástrofe social a la que se dirige el país, el cual demanda “una mancomunidad de esfuerzos”.

Destacó que de parte del gobierno deben definirse bien los interlocutores comenzando por el presidente Nicolás Maduro y el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, “quien representa el sector más radical de la revolución”.

Voluntad.  Edgar Zambrano, jefe de la fracción parlamentaria de AD, dijo que las posibilidades del diálogo están latentes, pero se requiere de la voluntad política y democrática del gobierno.

“La gestión de buena fe de Samper puede contribuir al descongelamiento de las relaciones, pero la agenda del diálogo debe darse con fecha de término y con propósitos concretos. Seguramente estos aspectos formarán parte de la agenda de la Mesa de la Unidad cuando tengamos la suficiente recomposición interna”, agregó Zambrano.

El diputado afirmó que los sectores de la oposición que no avalan el diálogo con el gobierno ven con buenos ojos la lucha por el cese de la persecución contra los opositores y otros temas de importancia para el país. Indicó que se ha “mitificado” el concepto del diálogo cuando se trata de conversar con el gobierno. Añadió que la Iglesia, que ha tenido una función importante en el proceso, también ha insistido en volver al diálogo.

Suspensión. En mayo pasado, la Mesa de la Unidad Democrática congeló las conversaciones iniciadas en abril con el gobierno, también se suspendieron las reuniones de los grupos de trabajo: ley de amnistía, comisión de la verdad, gobiernos locales y designación de miembros de los poderes públicos. El argumento opositor fue el incremento de la represión, cuyo detonante fue el allanamiento de los campamentos estudiantiles y la detención de más de 200 jóvenes.

El secretario de la Unasur, Ernesto Samper, llegará al país la próxima semana. “Cuando estemos seguro de que hay condiciones, a través de una prenegociación, para reabrir el diálogo, no me cabe ninguna duda de que el gobierno y la oposición serán generosos en volver a sentarse a la mesa”, declaró el jueves el también expresidente de Colombia.