• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Corrupción y derroche detrás de la “primera gestión socialista de Valencia”

La avioneta propiedad de Edgardo Parra Guardia, hijo de Edgardo Parra, ex alcalde de la alcadía de Valencia | Cortesía El Carabobeño

La avioneta propiedad de Edgardo Parra Guardia, hijo de Edgardo Parra, ex alcalde de la alcadía de Valencia | Cortesía El Carabobeño

Edgardo Parra Guardia, hijo de Edgardo Parra, encabezaba la mafia. Cobraba comisiones junto con su novia, la ex miss Victoria López-Pando, y paseaba por el Caribe en su avioneta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos denuncias contundentes: el cobro de un millón de bolívares para otorgar permisos a una nueva discoteca en el norte de Valencia y la compra de camiones de aseo urbano –a comienzos de este año– cedidos a una cooperativa bajo un halo de irregularidad fueron los hilos conductores que permitieron al Sebin atar cabos sobre las verdaderas dimensiones de la red de extorsión  y corrupción manejada por Edgardo Parra Guardia (“Edgardito”), el hijo mayor del alcalde de Valencia, Edgardo Parra Oquendo.

Aunque era un secreto a voces las historias sobre el derroche y la vida suntuosa que llevaba Parra Guardia, al destaparse este escándalo, con los detalles sobre la oficina paralela que funcionaba en el piso 1 de la torre B del Centro Reda Building, en El Parral, los alcances de los negocios ilícitos han causado asombro.

Incluso para muchos Edgardo Parra Guardia –quien días antes de que allanaran su oficina salió del país y se encuentra en Estados Unidos– tenía más poder que su propio padre.

“Hasta diez escoltas le vimos al hijo de Parra, pero creíamos que era un comerciante árabe o musulmán de los que viven en esta zona de Los Mangos”, dijo un vecino del edificio Taguay que aún está sorprendido por el escándalo, pues pensaba que el hombre era un empresario.

Parra Guardia no hablaba con nadie en el lugar, solo con sus escoltas que lo acompañaban hasta que subiera a uno de los dos apartamentos que tenía en ese edificio: el 16 E y el 3 C.

A su compañera sentimental, la exmiss Victoria Eugenia López-Pando Novoa, de 34 años de edad, detenida por el caso, la veían pero tampoco tenía contacto con nadie. “A diferencia de él, que ostentaba con cadenas de oro y gran despliegue, ella vestía muy normal, no levantaba sospecha”, narró otro habitante del edificio.

Tenía una avioneta modelo Baron, siglas YV2320, que fue registrada por la Asociación Cooperativa Construsave, constituida por personas en su mayoría ya fallecidas. La avioneta viajaba a islas del Caribe como Aruba, pero allí no solo paseaba Edgardo hijo sino también sus más cercanos amigos. En ocasiones los acompañaban algunas mujeres.

La lucha por la basura. A principios de enero de 2013, el gobernador Francisco Ameliach quitó a la Alcaldía de Valencia la competencia del manejo del vertedero de La Guásima, tras un incendio que duró días e imposibilitó la descarga de desechos.

 La gobernación empezó a dirigir los procesos en ese vertedero, que recibe los desperdicios de cinco municipios.

A los pocos días Parra Oquendo, en un acto público, agregó otros camiones recolectores de basura en Valencia. Al poco tiempo ya se rumoraba que le pertenecían a través de una cooperativa.

Se señala también, desde el propio ayuntamiento, que debería investigarse al hombre que cubrió el reposo pre y postnatal de la presidente del Instituto Municipal del Ambiente, Claudia Camilli, pues de acuerdo con registros del ente aparecen pagos específicos a muy pocas cooperativas, como La Lucha Continúa, cuyos dueños serían Leiver Vegas y Edgardo Parra Guardia, y que además recibió dotación de camiones.

La Lucha Continúa recibió hasta abril de 2013 un total de 13.346.512 bolívares; mientras que Urbaser, que es la empresa que recoge la basura en el norte de Valencia y la zona industrial, 15.400.000 bolívares en los 4 primeros meses de este año. La empresa Cinco Ejes recibió 2.135.573 bolívares.
A este mismo hombre, durante su presidencia del Acuario de Valencia, se le entregaron los recursos para la remodelación de los espacios del lugar, luego de que fallecieron cuatro de las seis toninas a principios de 2011.

Ex miss dirigía oficina
. El allanamiento de una oficina paralela a la Alcaldía, que era dirigida por  Victoria López-Pando, permitió el hallazgo de numerosas pruebas que los involucraba en una organización dedicada a la extorsión y el desvío de fondos públicos a través de cooperativas de maletín, informó el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres.

El 9 de octubre en el sitio encontraron chequeras en blanco de las 14 cooperativas de maletín y 2 compañías que pertenecían a Parra Guardia. Además, dinero en efectivo, chequeras firmadas en blanco por los cooperativistas que se prestaron para la irregularidad y documentos de propiedad de bienes pertenecientes a Parra Guardia y su entorno. 
Asimismo, sellos húmedos de la Alcaldía de Valencia y papel oficial que usaban para entregar los permisos, luego de que los afectados pagaban las coimas.
Allí también fue detenido uno de los socios de Parra Guardia, James Bell Smythe, dueño de la empresa Green Zone, que funciona en la urbanización El Viñedo. Este sería quien manejaba los bienes de Parra Guardia en el exterior, especialmente los que posee en Estados Unidos. La familia de Bell Smythe y de Parra eran vecinas de la misma urbanización.

El ministro Rodríguez Torres indicó que luego de la captura, James Bell Smythe y Victoria López Pando confirmaron en sus declaraciones que los casos de corrupción que se cometían desde la oficina paralela –que funcionaba como de gestores de contrataciones y otorgamiento de permisos– ocurrían bajo las órdenes de Parra Oquendo y su hijo.

Comerciantes afectados denunciaron que el rango que pagaron o que les solicitaban para permisos iba desde 150.000 bolívares hasta 1 millón de bolívares. El dinero era buscado en algunos casos en el mismo local comercial, pero por lo general debía ser entregado en la oficina paralela, incluso si la cantidad era muy alta tenían resguardo de policías municipales, según contaron.

Un revolucionario

Con el eslogan “Primera gestión  socialista de Valencia”, el ingeniero Edgardo Parra Oquendo quiso siempre que se reconociera la suya. Antes de ser alcalde de Valencia, ocupó la presidencia de Corpocentro. Su amigo el ministro Jorge Giordani lo habría promovido ante el propio presidente Hugo Chávez para la candidatura a la alcaldía de la capital de Carabobo, donde se enfrentó con tres candidatos de la oposición, que fue dividida.

Ganó la elección con la tarjeta del PSUV, organización en la que todavía milita, y decía orgulloso que fue uno de los dos únicos alcaldes a cuya toma de posesión acudió Chávez. Ahora está detenido en la sede del Sebin, imputado de corrupción propia, concierto de funcionario público con contratista, peculado doloso y asociación para delinquir.