• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Estado ignora recomendaciones de la OEA contra corrupción

La lucha del gobierno de Nicolás Maduro contra la corrupción sólo admite sus propias propuestas | Cortesía

La lucha del gobierno de Nicolás Maduro contra la corrupción sólo admite sus propias propuestas | Cortesía

Desde 2004 hasta la actualidad Venezuela sólo ha acatado 4 de 113 recomendaciones de la organización. Otras  12 se encuentran en estudio 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La lucha contra la corrupción presentada como bandera por el gobierno de Nicolás Maduro sólo admite sus propias propuestas. La oposición y varias ONG han afirmado que no se requiere una habilitante, pues existen otros mecanismos para ello. Uno de estos sería la implementación de las recomendaciones de la OEA de aplicar la Convención Interamericana contra la Corrupción, pero el Ejecutivo, como ante las sugerencias de la MUD y organizaciones como Transparencia Venezuela, las ha ignorado.

Desde 2004 la OEA ha emitido 113 recomendaciones, clasificadas en 15 áreas temáticas, para combatir el problema. Están dirigidas a la AN y a la Contraloría. Un informe de Transparencia Venezuela indica que de esas 113 recomendaciones el Estado ha cumplió sólo 4, mientras 12 están en estudio y 97 no se han tomado en cuenta.

La bancada de la MUD exigirá que esas recomendaciones tengan “urgencia reglamentaria” en el segundo período de sesiones del Parlamento.

Entre las sugerencias está un apartado sobre las normas de conducta y mecanismos para asegurar la preservación y el uso adecuado de los recursos asignados a los funcionarios. La OEA recomienda que se prorrogue el plazo de 5 años a un máximo de 15 años de inhabilitación en el ejercicio de la función pública de cualquier funcionario que sea sancionado por delitos que establece la Ley contra la Corrupción.

La respuesta del Gobierno fue que la Comisión de Contraloría de la AN discutía un proyecto de reforma de la ley, consciente de las recomendaciones. Sin embargo, la oposición ha denunciado que está “engavetado” en la Procuraduría desde 2011 y ha insistido en que, en lugar de una habilitante, se discuta y apruebe ese proyecto.

Normas. La OEA también propone la creación e implementación de normas de conducta y mecanismos para exigir a los funcionarios informar a las autoridades sobre corrupción en la función pública. La idea es facilitar la presentación de denuncias y tomar medidas que garanticen la protección de los funcionarios denunciantes, especialmente si sus superiores están involucrados. De cuatro medidas sobre el asunto, Venezuela no ha aplicado ninguna.

La oposición destaca la sugerencia de ampliar y complementar los sistemas para la declaración de ingresos, activos y pasivos de los funcionarios, especialmente de los que puedan generar o facilitar enriquecimiento ilícito. Si bien la Contraloría exige la presentación anual de la declaración jurada de altos funcionarios, la OEA recomienda que se pueda pedir en momentos distintos de los previstos.

La OEA también propone medidas para fortalecer el derecho a la información pública, como oficinas encargadas de suministrarla, de un órgano superior responsable de supervisar que se cumpla la entrega de lo que soliciten los ciudadanos o la explicación de las razones para negarlo.

El artículo 9 de la Ley contra la Corrupción establece la creación de oficinas de atención al público. Sin embargo, un estudio de El Nacional sobre varios ministerios demostró que la mayoría carece de lugares en los que se pueda encontrar información pública, como rendición de cuentas de funcionarios.

Sobre las otras recomendaciones, el Estado, en la respuesta a la organización, admite que “no se reporta avance”. De 10 recomendaciones sobre la información pública, 6 ni siquiera se estudiaron.

Venezuela tampoco acogió la recomendación de adecuar las pautas y lineamientos del proceso de contratación de funcionarios basado en el mérito.

La OEA sugiere armonizar la legislación con las disposiciones de la Convención y determinar áreas en las que el país necesite cooperación técnica de otros Estados para combatir el problema. No hubo avance, se ignoraron las siete recomendaciones.