• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

“Con la Corporación Maneiro se controla abusivamente a la prensa”

Nora Sanín,  Directora Ejecutiva de Andiarios | Foto: Cortesía

Nora Sanín, Directora Ejecutiva de Andiarios | Foto: Cortesía

La directora de Andiarios  afirmó que el gobierno no puede intervenir en el suministro de papel a los periódicos, como se señala claramente en la Declaración de Chapultepec

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 7 meses han pasado desde el día en que llegaron a Venezuela las 52 toneladas de papel que el grupo colombiano Andiarios entregó en calidad de préstamo a varios periódicos, incluido El Nacional. Se trató de la iniciativa Todos Somos Venezuela, para apoyar la prensa independiente ante las restricciones del insumo por parte del gobierno. El gesto le valió a Andiarios el Premio a la Libertad de Prensa de la SIP. Hoy, la directora ejecutiva de la asociación colombiana, Nora Sanín, considera que la situación en Venezuela empeoró.

—¿Qué opina de que la Corporación Maneiro sea el único organismo del país que recibe divisas para importar papel?

—Considero que los mecanismos que utiliza el presidente Nicolás Maduro para presionar la prensa, como la venta de papel a través de la Corporación Maneiro, constituyen una manera soterrada de limitar la libertad de prensa; además, de una forma muy agresiva. El gobierno no puede intervenir en el suministro de papel a los periódicos, como se señala claramente en la Declaración de Chapultepec. No se pueden distribuir arbitrariamente los insumos para la prensa, especialmente en el caso del papel, que es el principal. La Corporación Maneiro tiene total discreción, vende el papel en las cantidades que quiere, cuando quiere, a quien quiere y al precio que desea. Se trata de una corporación muy poderosa, con máquinas sofisticadas, por lo que no entiende uno cómo para ella si hay dólares para que los maneje a su arbitrio. Es claramente una forma abusiva de controlar la prensa.

—¿Han enfrentado situaciones similares de cerco a la prensa en Colombia?

—Afortunadamente en Colombia no se ha enfrentado nada similar. La importación del papel es libre, el manejo de dólares no tiene dificultad alguna. A pesar de que en Colombia no se produce papel periódico, se importa desde varios países sin ningún tipo de restricción por parte del gobierno.

—Cuando recibió en nombre de Andiarios el premio de la Sociedad Interamericana de Prensa por la Libertad de Prensa, manifestó que por ser una asociación pequeña no pueden enviar una nueva carga de papel a Venezuela. Sin embargo, pidió a medios grandes del mundo sumarse a la iniciativa Todos Somos Venezuela. ¿Han recibido información sobre nuevas ayudas?

—Hemos tenido respuesta, hay organizaciones preocupadas por la situación. La Asociación de Periodismo de Brasil manifestó que podría publicar en primeras páginas un aviso de la iniciativa Todos Somos Venezuela, para alertar sobre la gravedad del problema. Todo lo que pueda hacer la comunidad internacional es importante, todo lo que puedan hacer los periódicos de la región es clave. Pero lo más importante, lo urgente en este caso es que el gobierno de Nicolás Maduro reaccione y cambie su comportamiento. Es el principal agresor. Eso es lo horrible.

—Desde la Comisión Internacional de los Derechos Humanos se manifestó preocupación por la libertad de expresión en Venezuela. Sin embargo, el gobierno ignora esas posiciones o las niega. ¿Qué opina?

—Siempre hay que tener esperanzas en organizaciones como la CIDH. Todas las organizaciones de libertad de prensa, medios, y campañas son importantes, pero lamentablemente parece ser sordo el presidente Maduro, que no oye lo que se reclama: el derecho de toda una sociedad de recibir información. No se trata solo de medios y periodistas, sino de toda una sociedad. Le da la espalda al pueblo al no oír los reclamos. No hay una sola violación de la libertad de prensa que no haya sido cometida por el gobierno de Maduro, que concentra medios para imponer una voz única. No se a qué le tienen miedo, quizás a que el pueblo se entere de cosas para decidir quién quiere que lo gobierne y qué decisiones quieren adoptar.

—¿Cree que a través del diálogo, con apoyo de organismos como la Unasur, se puede resolver la situación?

—Ojalá los diálogos conduzcan a soluciones. Es lo ideal, lo deseable, porque no se puede hablar de democracia sin que exista libertad de expresión. La comunidad internacional debe pronunciarse.