• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Capriles impugna hoy ante el TSJ resultados del 14A

Henrique Capriles en la concentración el 1 de mayo | Leonardo Noguera

Henrique Capriles en la concentración el 1 de mayo | Leonardo Noguera

El líder de la oposición señaló que si se hubiese respetado la voluntad del pueblo los trabajadores recibirían un incremento de 40% 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador de Miranda y ex candidato de la oposición, Henrique Capriles Radonski, anunció que hoy impugnará ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia los resultados de la elección presidencial del 14 de abril.

“Agotaremos la institucionalidad, aunque no confiemos en los entes del Estado. Estamos seguros de que este caso terminará recorriendo cada país donde hay democracia, para que desde afuera la comunidad internacional ayude a que la justicia se imponga en Venezuela”, aseveró en la marcha de los trabajadores en la avenida Francisco de Miranda.

Reiteró su exhortación a la tolerancia y la paciencia en medio de la lucha que emprendió el mismo día de los comicios del mes pasado. Subrayó que el momento actual no permite resignación ni cansancio.

Capriles atribuyó la crisis política al Gobierno luego de que el presidente Nicolás Maduro se retractó de las palabras emitidas el 14A, cuando dijo que aceptaba 100% de la auditoría del proceso comicial.

 “Este Gobierno tiene los pies de barro, en cualquier momento se cae; pero su salida debe ser constitucionalmente, nadie se puede salir de lo que está contemplado en la Constitución, porque esto es una lucha pacifica que persigue derrotar la mentira. El señor Maduro pretende convertir el país en un circo”, subrayó.

Condenó que el martes en la tarde, mientras Maduro asistía a una función privada de circo, se generaba la violencia en el hemiciclo de la Asamblea Nacional. Llamó la atención sobre el hecho de que la agresión de la que fueron victima parlamentarios opositores ocurriera luego de la reciente visita del jefe del Estado a Cuba.

“Este cobardón mandó al otro a que en la Asamblea Nacional exista un clima de violencia, para tapar la debilidad del Gobierno y los profundos problemas que viven los venezolanos”, aseguró.

En el Día Internacional del Trabajador Capriles aseguró que sí el 14A se hubiese respetado la voluntad del pueblo, los trabajadores venezolanos hubiese recibido un incremento de 40% del salario mínimo. Calificó de “chucuto” el aumento decretado por el Gobierno.

“El Ejecutivo nacional es el responsable de dos devaluaciones, que genera una caída en el valor de nuestra moneda muy por encima de 100%”, dijo.

El dirigente manifestó su solidaridad con los trabajadores públicos obligados a marchar ayer y un mensaje de aliento a los desempleados, a quienes les prometió que el camino iniciado rendirá frutos.


Defensa constitucional. Desde la tarima levantada en Chacaíto, en cuyo fondo se veía una gran pancarta con la leyenda “No al terrorismo laboral”, el presidente de la Federación de Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela, Víctor Márquez, rechazó la agresión a los parlamentarios de la oposición y leyó un documento en el que exhortó a defender los derechos de los trabajadores con la Constitución.

"Las reivindicaciones laborales no se mendigan”, dijo. Márquez rechazó la discriminación laboral y la criminalización de la protesta. Exigió empleos y salarios dignos, así como seguridad social. Destacó que los salarios actuales no alcanzan para mantener a la familia venezolana.


La protesta. El movimiento sindical independiente que marchó ayer con la sociedad civil centró sus consignas y gritos de protesta contra la persecución laboral del Gobierno a los empleados públicos que no votaron por Nicolás Maduro en las elecciones del 14 de abril.

A las 10:00 am la marcha partió desde Unicentro El Marqués, en un recorrido sin incidentes por la avenida Francisco de Miranda hasta el Centro Lido. Los mensajes de las pancartas eran “Cese a la persecución y la criminalización de la protesta”, “Respeto a la Constitución, no al acoso laboral”, “Salario justo”, “Cesta ticket y bono de medicinas para los pensionados” y “Contratos colectivos ya”.

Las cacerolas no faltaron y su sonido se mezcló con las cornetas y la música salsa, en la que sonó mucho el tema “Mentira fresca”. Un asistente disfrazado de fantasma llevaba el cartel “En Venezuela queremos paz y no violencia”. Otro, vestido de Nazareno, cargaba una cruz con las palabras “inseguridad”, “homologación” y “cesta ticket”.


Reclamos

Directivos de la Federación Nacional de Trabajadores de Telecomunicaciones se reunirán el martes para  tomar medidas que obliguen a la Cantv a negociar el contrato colectivo que vence este mes y cuyo proyecto fue introducido por Fetratel en febrero en el Ministerio del Trabajo.

En la marcha del 1º de Mayo  Igor Lira, dirigente de Fetratel, informó que en su condición de afecto al Gobierno, el presidente de la Federación, José Mora, “le hace el juego a la empresa para no discutir el contrato que ampara a 12.000 trabajadores”.

Sobre la persecución laboral, Lira dijo que “los trabajadores tienen mucho miedo por las amenazas de jefes afirmando que saben que votaron por Capriles y los van a botar”.

Roger Salazar, del sindicato de Ferrominera del Orinoco, denunció el terrorismo laboral en las empresas básicas de Guayana, donde revisan incluso las computadoras de los trabajadores.

Indicó que hace seis meses el sindicato introdujo el proyecto de convención colectiva, que beneficia a 7.900 trabajadores, pero no los han llamado a negociar, debido “a las tácticas dilatorias de la empresa en combinación con sindicalistas del oficialismo”.

Pedro Arturo Moreno, secretario de Derechos Humanos de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, alertó que el Gobierno “lleva al país a una situación de desconocimiento de los derechos y las libertades públicas, entre ellos las luchas laborales y sindicales”.

Recordó que además del convenio 111 de la Organización Internacional del Trabajo, que prohíbe la discriminación, el Gobierno viola el 154, que garantiza los derechos laborales a los empleados públicos.