• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Consejo permanente de la OEA abordará crisis fronteriza el lunes

La OEA debatirá sobre situación humanitaria en la frontera | Foto EFE

La OEA debatirá sobre situación humanitaria en la frontera | Foto EFE

El organismo decidirá si convoca a reunión de cancilleres para dirimir la situación colombo-venezolana. Hay expectativas sobre posición de países del Alba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos convocó a una reunión el lunes para decidir si son llamados los cancilleres ante la crisis fronteriza entre Venezuela y Colombia. El encuentro fue programado por petición del presidente Juan Manuel Santos, que también solicitó una cita de Unasur.

Hay expectativas sobre las posiciones que asumirán el gobierno de Venezuela y los países de la Alianza Bolivariana para las Américas dentro del organismo, informó Efe. La reunión fue aceptada por el secretario del Consejo Permanente en turno, el embajador uruguayo Hugo Cayrús.

La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, aseguró que la ruptura de relaciones con Venezuela es un escenario impensable e imposible, pero indicó que el problema requiere de la ayuda de terceros. “Esto es un tema humanitario de carne y hueso y es lo que vamos a mostrar”, dijo.

Aunque no aludió explícitamente el asunto, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, destacó la importancia de “los procesos de verificación de derechos humanos en zonas de fronteras para evitar escalamiento de problemas y para identificar soluciones integrales”.

Mediación. Ante el riesgo de que aumente la tensión es clave la mediación internacional. Gerardo Arellano, profesor de la UCV, cree que ese fue el objetivo del presidente de Colombia al pedir una reunión de los cancilleres de Unasur.

“Quizá Santos busque que sean los jefes de Estados de Unasur que actúen con diplomacia de alto nivel para bajar las aguas. Aquí podrían tener un papel fundamental los presidentes Tabaré Vásquez y Michelle Bachelet. Se requiere de un manejo confidencial y estratégico de gobernantes atinados. Si se dan los esfuerzos diplomáticos, los gobernantes deberán pedir informes a sus embajadores sobre la situación en la frontera, lo que incluiría un reporte sobre los derechos humanos”, señaló.

Recordó que cuando el presidente Hugo Chávez ordenó movilizar tropas a la frontera hubo la gestión del presidente de República Dominicana y de Fidel Castro.

Cuestionó la posición del secretario de Unasur, Ernesto Samper, que consideró que actuó parcializadamente. Dijo que los cancilleres del organismo deberían pedirle el cargo. Señaló que la influencia de Colombia en Unasur es más reducida que la de Venezuela, que aún tiene aliados incondicionales.

“El objetivo político de Venezuela es seguir subiendo esto. Se busca desviar la atención, el tema de Guyana no resultó y evidenció la debilidad del gobierno al no poder controlar el Caricom. Este caso genera el nacionalismo en el país”, aseguró.

El ex embajador Carlos Bivero señaló que Unasur es la primera instancia adecuada para dirimir la crisis, pero habría que definir las formas de la gestión. Arellano coincide en la importancia de comenzar por organismos regionales antes de acudir a la OEA.

Emilio Figueredo, editor de analitica.com, indicó que “Samper, al sumarse al concepto de paramilitarismo de forma indeterminada y no hablar del paramilitarismo representado por el ELN y otros grupos, actúa como si estuviera en la nómina de Venezuela”.

Dijo que el papel de Suramérica está cuestionado por su “solidaridad pasiva” ante la situación del país. Sin embargo, cree que Tabaré Vásquez sería un mediador bien visto que podría actuar con objetividad.

“Que Maduro llamase mentiroso a Santos, en términos diplomáticos, es delicado. Pero esto no fue una reacción espasmódica, fue algo deliberado, se buscan condiciones para el incidente”, considera. Destacó que la única manera de solventar la crisis es la colaboración entre los Estados.

Añadió que los problemas que ocurren en la frontera son de vieja data y destacó la situación irregular con el contrabando de extracción.

Acnur denuncia deportación de refugiados
AFP/EFE

Entre los centenares de colombianos deportados o que han huido de Venezuela por miedo a ser expulsados en medio de la crisis fronteriza hay refugiados y solicitantes de asilo que según normas internacionales deben ser protegidos, informó un representante de Acnur.

“Se ha llegado a 1.097 deportados y entre ellos desafortunadamente ha habido algunos casos de personas que gozarían de protección internacional en Venezuela y no debían ser deportadas, eso es contra la norma internacional y el estatuto de refugiados”, dijo Hans Hartmark, representante del Alto Comisionado de Acnur en Colombia.

La ONU mostró preocupación por las denuncias de violaciones de los derechos humanos de los colombianos deportados. En aras de solventar la crisis, el secretario general del organismo, Ban Ki moon, pidió a los gobiernos de Colombia y Venezuela que se comprometan a seguir manteniendo un “diálogo constructivo” para resolver la crisis fronteriza.“Al secretario general le alienta saber que, como en anteriores ocasiones, ambos países están comprometidos a afrontar los retos en la frontera a través de un diálogo bilateral constructivo”, dijo la oficina del portavoz de la ONU en un comunicado.

Cesar las deportaciones. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió el fin de las deportaciones masivas de colombianos desde Venezuela y expresó “profunda preocupación” por las denuncias de violación de los derechos humanos de los expulsados.

Urgió a Venezuela a “detener de manera inmediata cualquier expulsión colectiva, arbitraria o sumaria” y a garantizar el “debido proceso” de los deportados. “Las expulsiones colectivas son manifiestamente contrarias al derecho internacional”, subrayó.