• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Conferencia Episcopal exhortó a abrir permanentemente la frontera colombo-venezolana

Monseñor Ubaldo Santana, obispo de Maracaibo y miembro de la Conferencia Episcopal | Foto: Captura

Monseñor Ubaldo Santana, obispo de Maracaibo y miembro de la Conferencia Episcopal | Foto: Captura

Monseñor Ubaldo Santana  leyó un documento de “exhortación pastoral” en el que se exponen los distintos temas que han ocasionado el deterioro de vida de los venezolanos  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Monseñor Ubaldo Santana, obispo de Maracaibo y miembro de la Conferencia Episcopal, exhortó a abrir permanentemente la frontera colombo-venezolana. Agregó que lo que ocurrió el pasado domingo evidencia la crisis que afecta al país.

El obispo leyó un documento de “exhortación pastoral” en el marco de la centésima sexta asamblea ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana. En la misiva se exponen los distintos temas que han ocasionado el deterioro de vida de los venezolanos.

La conferencia episcopal considera que no puede haber diálogo sincero entre el gobierno y oposición si no se reconoce la existencia y la igualdad del otro.  Exhortó al Ejecutivo a reconocer como Poder legítimo a la Asamblea Nacional. “Esto contradice la decisión soberana expresada en el voto popular”, recalcó.

Santana considera necesario que el gobierno acepte la entrada al país de medicamentos. Ofreció las instalaciones de Cáritas Venezuela para la recepción y distribución de los insumos.

“Las angustias y desgracias del pueblo venezolano son compartidas en estos momentos por numerosas instancias nacionales e internacionales. El gobierno no debe denunciarlas argumentando injerencias”.

Por otra parte, incitó al CNE a velar por el proceso del referéndum revocatorio para que pueda realizarse este año. “Es un derecho democrático contemplado en la Constitución. Impedirlo y retrasarlo con múltiples trabas es una medida absurda que pone en peligro la estabilidad social y política del país”, resaltó.

El clérigo mencionó otros flagelos sociales como el “bachaqueo” y los linchamientos. Responsabilizó al gobierno por insistir en la implementación de "un proyecto político totalitario, empobrecedor, rentista y centralizador”.

Al finalizar su discurso, invitó a todos los ciudadanos a unirse en una jornada de ayuna y oración, propuesta por el Vaticano, el próximo 2 de agosto a favor de la paz en Venezuela y el mundo.