• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Conferencia Episcopal exige al gobierno velar por los derechos de los presos políticos

Monseñor Roberto Luckert, vicepresidente de la Coferencia Episcopal venezolana | Foto: Jesús Ordoñes

Monseñor Roberto Luckert, vicepresidente de la Coferencia Episcopal venezolana | Foto: Jesús Ordoñes

El presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV, monseñor Roberto Luckert León, pide que se les permita la visita de organismos de carácter humanitario, como la Cruz Roja Internacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Conferencia Episcopal Venezolana pide al gobierno que se garanticen los derechos de todos los detenidos por razones políticas, como Leopoldo López y Daniel Ceballos

“Tal como lo ha recomendado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, exhortamos con carácter de urgencia a las autoridades venezolanas para que todos los detenidos por razones políticas y en especial el ex alcalde Daniel Ceballos, quien está en precario estado de salud, tenga acceso a atención con un médico de su confianza y puedan reunirse con sus abogados y familiares”, indica a través de un comunicado.

El presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la CEV, monseñor Roberto Luckert León, sostiene que la huelga de hambre que mantienen genera un deterioro en su salud física. “Aunado a las condiciones infrahumanas, ponen en riesgo su vida e integridad personal”, agrega.

Solicita que se permita la visita de organismos de carácter humanitario, entre ellos la Cruz Roja Internacional y esta comisión de Justicia y Paz de la CEV, a quienes se encuentran en esta situación: “El derecho humano a la vida y la salud prela ante cualquier posición ideológica y el Estado está obligado a respetarlo y garantizarlo”.

En el comunicado se especifica que entre los objetivos de estas visitas humanitarias están: constatar el estado de reclusión de las personas detenidas, recibir directamente sus inquietudes y comentarios al respecto y observar de manera independiente el cumplimiento de las condiciones de detención que estas personas tienen siguiendo los estándares de derechos humanos establecidos en la Constitución y en la normativa internacional vinculante para la República en esta materia.