• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Condenados tres exgerentes de la CVG por actos de corrupción

Sede del Ministerio Público / Foto: Cortesía

Sede del Ministerio Público | Foto: Cortesía

Deberán, además, pagar el 20% del daño patrimonial contra el Estado venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres exgerentes de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) fueron condenados por el Ministerio Público (MP) por actos de corrupción cometidos durante la gestión del expresidente de la estatal Radwan Sabbagh.

Tras admitir los hechos en una audiencia preliminar celebrada el pasado 30 de abril, María Acosta, exgerente de Finanzas, y María Rodríguez, exgerente general de Administración y Finanzas, fueron condenadas a cinco años y dos meses de prisión; mientras que Ángel Ramón Campero Franco, exgerente técnico de Operaciones, recibió una sentencia de tres años y seis meses, reseña nota de prensa del MP.

Respecto a las acusaciones en contra de Acosta y Rodríguez, las fiscales nacionales 56º y 57º ratificaron la acusación contra las exgerentes por incurrir en los delitos de peculado doloso y malversación agravada, mientras que a Campero Franco se le ratificó la acusación por la comisión de los delitos de peculado doloso propio, en grado de cooperador.

Estas tres personas se mantendrán privadas de libertad en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar, con sede en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, hasta que un tribunal de ejecución dicte la sentencia definitiva.

El tribunal noveno de control del Área Metropolitana de Caracas también impuso una multa a los tres exgerentes, por lo que deberán pagar 20 % del daño patrimonial causado al Estado venezolano.

A través del boletín de prensa se dio a conocer que el expresidente de la CVG Radwan Sabbagh y el exconsultor Jurídico Noel Ramírez pasaron a juicio tras no admitir los delitos de peculado doloso propio, malversación agravada, evasión de procedimientos de licitación y concertación de funcionario público con contratista, cargos por los que ambos se encuentran privados de libertad en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar.