• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

En la Comisión de Contraloría se duermen los casos de corrupción

Afirman que hay problemas con la calidad del suelo, que no tiene roca para cemento | Foto Archivo El Nacional

La cementera Cerro Azul debió inaugurarse en 2008 | Foto Archivo El Nacional

Los diputados afirman que algunas investigaciones se frenan por falta de respuesta de entes del Estado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre 2011 y 2014 la oposición presentó a consideración de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional más de 20 denuncias de presunta corrupción en órganos del Estado o por parte de funcionarios. “Solo tres han sido admitidas y procesadas: Venirauto, Cerro Azul y Bandes, pero ninguno tiene informe conclusivo”, denunció el diputado opositor Rodolfo Rodríguez (AD).

En el caso de Venirauto, más de 4.000 personas se han visto afectadas por mafias surgidas en torno a la asignación de vehículos por parte del Plan Venezuela Automotriz. Venirauto es una empresa mixta venezolana iraní, que entró en operaciones en 2007 con la promesa de ensamblar 8.000 vehículos ese año y luego pasar a 25.000 unidades anuales.

En 2011 Rodríguez denunció ante la comisión parlamentaria la existencia de 1.000 carrocerías abandonadas en los patios de Venirauto en Aragua, así como irregularidades en el proceso de solicitud y entrega de los vehículos.

“El gobierno ofreció que Venirauto fabricaría más de 20.000 vehículos anuales a bajo costo y no llegaron ni a 800 anuales, mientras las carrocerías se perdían. Mucha gente pagó la inicial, se anotó en listas y nunca les dieron los carros. La comisión hizo las interpelaciones, se removió a la junta directiva, el expediente está completo pero la subcomisión no lo presenta a la comisión y por tanto no llega a plenaria”, explicó.

Si el lector está en lista de espera de esta empresa, tenga en cuenta que en una nota de prensa de mayo pasado Venirauto admitió que entre 2007 y 2014 solo ha ensamblado 16.740 unidades y que la meta de este año es 6.777 vehículos.

Cerro Azul. Hoy en día el saco de cemento de 42 kilos es un bien escaso, y aunque está regulado por debajo de 100 bolívares, en el mercado puede costar hasta 500 bolívares. La cementera estatal Cerro Azul, asentada en Monagas, comenzó a construirse en 2006 con la promesa de abastecer 12% de la demanda interna y palear la especulación. La obra debió inaugurarse en 2008.

La fecha de apertura se ha pospuesto desde entonces para el primer trimestre de 2012, para mediados de 2013, para junio y septiembre de este año. Finalmente, el ministro de Industrias, José Cabello, dijo hace tres meses: “La empresa estará operativa el 15 de octubre y podrá inaugurarse a fin de año”.

En 2011 la Comisión de Contraloría inició una investigación. Al día de hoy la cementera no ha sido inaugurada y tampoco hay informe final de parte de la Asamblea. La más reciente inspección de la comisión parlamentaria, pautada para octubre, fue suspendida por falta de pasajes aéreos, denunció la diputada Deyalitza Aray (Prove).

Sin respuesta. En mayo de 2013 la Comisión de Valores de Estados Unidos detectó un plan de sobornos por 66 millones de dólares a través del Bandes.

En noviembre de ese año la vicepresidenta de finanzas del banco estatal, María de los Ángeles González, se declaró culpable.

“Nosotros presentamos el caso Bandes y la comisión lo admitió para investigación en junio de 2013. El presidente de la comisión, Pedro Carreño, ofició al BCV, el Bandes y la Superintendencia de Bancos para solicitar detalles del caso, pero estos entes no respondieron”, señaló Rodríguez.


Percepción desfavorable
En 2014 Venezuela figuró como el país más corrupto de América Latina en el Índice de Percepción de Corrupción presentado por Transparencia Internacional. La nación apareció en el puesto número 161 de 175, con 19 puntos sobre 100.

La percepción ciudadana sobre los riesgos de corrupción interna no ha mejorado en los últimos ocho años, la puntuación ha fluctuado entre 19 y 20, refirió la ONG Transparencia Venezuela. La organización cree que la lucha anticorrupción anunciada por el presidente Nicolás Maduro “limita la transparencia, concentra su poder en el Ejecutivo, quien maneja la mayor cantidad de recursos, concentra mayores de riesgos de corrupción y fortalece la discrecionalidad”.

El presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, advirtió sobre los riesgos de impunidad "cuando el sistema político y legal no actúa con la suficiente rapidez y eficacia como para poner atajo a los comportamientos corruptos, sancionarlos y establecer precedentes legales". El informe fue rechazado por la contralora general (e), Adelina González.

Las cifras
175.000
carros debió producir Venirauto desde 2008; han producido 16.740
6
veces se ha pospuesto la inauguración de Cerro Azul