• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chavismo reitera tesis de secuestro en caso de sobrinos Flores presos en EE UU

Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas / Archivo

Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas / Archivo

Consultado al respecto, Rodríguez dijo que en “los próximos días” el chavismo dará a conocer “algunas de las verdades sobre ese llamado expediente”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) reiteró hoy que los parientes de la pareja presidencial venezolana presos en Estados Unidos y acusados de intentar traficar droga hacia ese país, son víctimas de un “vulgar secuestro”.

“Lo que ocurrió allí fue un secuestro, un vulgar secuestro en contra de dos personas (…) No hay absolutamente ningún móvil de ningún crimen, como no sea el crimen del secuestro perpetrado en contra de estos dos jóvenes”, dijo el dirigente Jorge Rodríguez durante una rueda de prensa del PSUV en Caracas.

Aseguró también que los documentos presentados este fin de semana por el fiscal del caso, Preet Bharara, y que supuestamente confirman los cargos de narcotráfico imputados a los sobrinos de la pareja presidencial venezolana son un “pote de humo” que busca, según dijo, perjudicar al Gobierno de Nicolás Maduro.

Según los documentos que Bharara presentó en la corte del Distrito Sur de Nueva York, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas confesaron, el año pasado tras su detención, que intentaron llevar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

Consultado al respecto, Rodríguez dijo que en “los próximos días” el chavismo dará a conocer “algunas de las verdades sobre ese llamado expediente”.

Narcosobrinos-dea-980

Campo Flores y Flores de Freitas, ambos sobrinos de la primera dama venezolana, Cilia Flores, y el segundo ahijado del presidente Maduro, fueron detenidos el 10 de noviembre de 2015 en Haití por funcionarios de la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) y extraditados a Nueva York.

Los dos venezolanos se declararon no culpables el pasado 17 de diciembre al comparecer ante el juez de la causa.

En enero pasado la primera dama dijo tener pruebas de que la DEA cometió delitos de secuestro relacionados con la detención de sus sobrinos.

El Parlamento venezolano, de contundente mayoría opositora, anunció que investigará el caso y que informará al ente respectivo en Estados Unidos acerca de estas averiguaciones en el país caribeño.