• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chavismo ensayó acoso al Parlamento

Marcha del oficialismo este 1° de mayo / Foto: VTV

Marcha del oficialismo | Foto: VTV (Foto archivo)

“El día que actúen no nos importará nada lo que diga el imperio. Estamos dispuestos a todo”, amenazó Diosdado Cabello frente al Legislativo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

64 diputados de la oposición estaban dentro del Palacio Federal y otros 14 parlamentarios estaban en el edificio Pajaritos ayer a la 1:00 pm, cuando Simón Calzadilla, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, entró al Salón de Sesiones e informó la decisión de la directiva de posponer la plenaria para hoy como medida de seguridad frente acto del oficialismo en la esquina de San Francisco.

“Henry Ramos está reunido en este momento con Julio Borges, Freddy Guevara y Enrique Márquez. La información que manejan es que hay mucho peligro con hacer la sesión, por lo que consideran que lo sensato es no hacer complicado, incluso peligroso para nuestros diputados, llegar al Hemiciclo cuando esto comience a agarrar más calor. Lo más prudente, según lo evaluado, es suspender o posponer la sesión para mañana a las 2:30 pm en los mismos términos y hacemos nuestra sesión del jueves. Me llamaron para informar eso y tomar la decisión”, afirmó Calzadilla.

Varios diputados, sobre todo los del interior y algunos de Primero Justicia y Voluntad Popular expresaron –off the record– su descontento con la medida. En primer lugar “porque viajar desde el interior es complicado” y ya estaban allí; y en segundo lugar porque lo percibían como una muestra de debilidad ante el oficialismo que desde las 9:00 am puso una tarima en la entrada este del Parlamento para recibir al presidente Nicolás Maduro y a sus seguidores que marcharían desde la plaza Morelos en “defensa del Presupuesto 2017”, que aprobó el TSJ, a pesar de que la Constitución establece que debe hacerlo el Legislativo.

Consultado sobre el reclamo de opositores, Calzadilla expresó: “Toda decisión tiene su riesgo. Consideramos jugar a la prudencia. Quien está ganando la partida no la tranca, ni busca trancarla. Los que están buscando que aquí suceda algo extraordinario, que les permita ganar oxígeno, son los que están por irse”.

Otros diputados consideraron acertada la medida: “Si Maduro viene para acá, no sabemos qué es capaz de hacer o de mandar a hacer a la gente. Aquí hay trabajadores que debemos resguardar”. Era la 1:15 pm.

 

El “sueño” de Cabello. Una hora más tarde todos los temores se disiparon: el diputado Diosdado Cabello amenazó desde la tarima: “El día que tengamos que actuar, actuaremos y no nos importará nada lo que diga el imperialismo y la derecha mundial. Lo vamos a hacer por la patria y por la revolución. No sabemos si ellos están dispuestos a todo; nosotros sí”.

A las 5:00 am Casa Militar tomó los alrededores del Legislativo por la presencia de Maduro, pero no llegó; así que el protagonista de la movilización del oficialismo fue Cabello quien, no solo cerró el acto con un discurso, sino que coreó las canciones, fungió como “maestro de orquesta” cuando tocó “Lloviznando Cantos”, entre otros grupos. “Quieren sacar a Maduro, pero apenas llegó Casa Militar dejaron el pelero”, se burló Cabello por la suspensión de la sesión del Parlamento cuando él solo ha asistido a 7 sesiones, de 70 realizadas, y el 11-A se vistió de “enfermera” para resguardarse.

El oficialismo pudo hacer lo que le prohíbe a la oposición: colocar una tarima y concentrar a los trabajadores públicos, milicianos y militantes del PSUV, UPV, PPT, CRV y el PCV ante un poder constitucional, a menos de 10 metros de su sede y, de paso, amenazarlos. “¡Pendejos no somos!” El día que actúen, no nos importará lo que diga el imperio. Si quieren salir de Maduro tendrán que pasar por encima de nosotros”, afirmó el primer vicepresidente del PSUV.

Cabello emplazó a “los guabinosos” a que se vayan a la derecha e instó a la militancia a tomar las calles, en lugar de defender el gobierno desde las oficinas. Ante aquella audiencia, que no llenó tres cuadras de la avenida Universidad, confesó tener un “sueño”: “Que en 20 años, a partir del 18 de octubre de 2016, esté un chavista en Miraflores”.

Héctor Rodríguez, jefe de fracción del Bloque de la Patria, justificó que el TSJ apruebe el Presupuesto 2017: “Es una Asamblea conflictiva y de espaldas al país, a la Constitución y ha entrado en una situación de desacato constitucional. Los actos que haga esa Asamblea no tienen valor jurídico”.