• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chávez se rodeó de sus cuadros de más confianza y quienes controlan el país

El mandatario hizo los anuncios acompañado de quienes, suponen, conocen detalles de la enfermedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hugo Chávez habló el sábado en la noche acompañado por un reducido grupo de sus colaboradores y ministros. Y la presencia de determinados funcionarios no fue azarosa.

Cuando informó al país sobre el resurgimiento de su enfermedad, estaban con él el vicepresidente, Nicolás Maduro; el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello; el ministro de la Defensa, Diego Molero Bellavia; el ministro de Industrias, Ricardo Menéndez; la ministra de Educación Superior, Yadira Córdova; el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez; el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani; la ministra del Seguimiento, Carmen Meléndez; y el ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza.

El analista político Eduardo Semtei afirma que los ministros que acompañaron a Chávez trataron de enviar la señal de que todos los sectores del gabinete estaban con el mandatario. “El Presidente apareció rodeado de quienes van a dirigir el poder público en Venezuela”.
“Me extrañó que no estuviera Héctor Navarro, ministro de Energía Eléctrica. Ricardo Menéndez es su mano derecha. Arreaza, que es un poder en la sombra, también es el yerno de Chávez. Por eso estaba ahí”, apuntó.

El político y periodista Vladimir Villegas tiene otra interpretación. A su juicio, Chávez apareció en cadena con los vicepresidentes que ha designado en las distintas áreas del país. “En realidad, estaba la gente que tenía que estar. No apareció en la cadena, pero también estaba Ernesto Villegas, ministro de Información y Comunicación”.

Los que conocen su enfermedad. La historiadora Margarita López Maya indicó que el jefe del Estado apareció con un cuadro cerrado, la gente de su mayor confianza, incluyendo su familia. Enfatizó que, ante la dolencia, Chávez no quiso darle una gran formalidad al anuncio, y que por esa razón se hizo de noche. “El Presidente casi no ha tenido presencia en los medios los últimos meses porque está muy débil”.

Lopez Maya sostuvo que es presumible que quienes estaban con él son las personas que conocen en detalle su enfermedad y que, por su debilidad y vulnerabilidad, quiso estar con su gente más allegada.

“Cuando uno está enfermo o de reposo, sólo se muestra con la gente más cercana. Quizá se le hace muy difícil que lo vean en esas condiciones. Aunque ha tenido gabinetes en los que los ministros lo han visto entrar en silla de ruedas, seguramente quiso evitarse eso”, apuntó.