• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chávez aplazó juramentación de Min Defensa por razones de salud

El presidente Hugo Chávez / AVN

El presidente Hugo Chávez / AVN

“Molero Bellavia puede administrar la FAN porque designación apareció en Gaceta Oficial”, dijo León Heredia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace 15 días un contingente de 100 soldados espera por el acto de juramentación del nuevo ministro de la Defensa, almirante Diego Alfredo Molero Bellavia, que se realizará en el patio de la Universidad Militar Bolivariana en Fuerte Tiuna.

Algunos fueron traídos de varias guarniciones del país y en Fuerte Tiuna y en la sede de la Guardia Nacional en El Paraíso.

Molero Bellavia fue designado ministro por el presidente Hugo Chávez el 29 de octubre, luego de que el titular de la cartera, general en jefe Henry Rangel Silva, solicitó la baja para postularse como candidato del PSUV a la Gobernación de Trujillo. El 13 de septiembre de 2011 fue nombrado comandante general de la Armada y ratificado el 30 de junio de 2012. En el pasado ocupó la Dirección de Inteligencia Naval y la Comandancia de la Región Estratégica de Defensa Integral de Oriente. En reemplazo de Molero Bellavia, el almirante Diego Guerra Barreto asumió el Comando de la Armada, quien fue jefe del Estado Mayor General de la Armada.

La juramentación del falconiano como ministro de Defensa no ha podido realizarse porque Chávez aún no ha informado cuándo estará disponible. La razón: su estado de salud, revelaron fuentes militares.

El Presidente, por su condición de comandante en jefe, tiene que dirigir la parada militar, asignarle un nuevo rango al titular castrense, si así lo considera, y supervisar la tropa (caminar frente a ella, junto con el Alto Mando Militar).

Es un acto protocolar. El presidente de la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional, Néstor León Heredia, confirmó que el acto estaba pautado para la semana pasada, pero fue suspendido.

Ignora cuál fue el motivo; no obstante, señaló: “Esto depende del comandante en jefe. Esperamos que se haga esta semana”.
León Heredia aclaró que no hay lapsos establecidos por ley para la juramentación del ministro y que, a pesar de este paso, Molero Bellavia puede ejercer el cargo porque ya apareció en Gaceta Oficial y en todo caso se trataría de un “acto protocolar”.

“Ya existen comisiones de enlace que están trabajando y sólo faltaría concretar este acto administrativo y protocolar por parte del Ejecutivo. La designación de un ministro de la Defensa es una atribución presidencial y se trata de un hecho político, por cuanto puede decidir si nombra a un civil (como pasó con José Vicente Rangel) o militares retirados o activos, incluso sin importar que tenga como rango general sargento. Humberto Prieto era general y no alcanzó el grado de general en jefe como el resto de los ministros”, agregó.

Alegó que las transmisiones de mando ya se efectuaron en su momento y que la autoridad militar es el comandante del Comando Estratégico Operacional, en este caso el general Wilmer Barrientos, y que Molero Bellavia tendría una responsabilidad administrativa. “No es necesario el acto para administrar. Es de entrega y recibimiento pero, por razones protocolares, el acto lo encabeza el comandante en jefe y hay una parada militar”, afirmó.

Salida precipitada. Encabezar un acto en la Universidad Militar requiere de energía: hay que andar frente al patio de la institución, pasar revista a la tropa presente, dar una salutación y un discurso.

El esfuerzo necesario para concretar el acto es una de las razones que esgrime Rocío San Miguel, directora de la organización Control Ciudadano, para explicar el aplazamiento. “La limitación de las apariciones públicas de Chávez ha sido notoria, tanto en la campaña como después del triunfo electoral”, dijo. En sus últimas alocuciones en televisión, el Presidente ha aparecido casi siempre sentado en una mesa junto con sus ministros desde Miraflores.

La otra explicación es la rápida salida de Rangel Silva del despacho de Defensa para enviarlo a la candidatura en Trujillo, lo que obligó a publicar inmediatamente en Gaceta Oficial su desincorporación como militar activo de la Fuerza Armada Nacional. “A estas alturas la entrega del portaestandarte en un ministro de civil queda descolocado; sería impertinente la situación. Eso afecta la simbología de la institución”, alertó.

A San Miguel le resulta paradójica la postergación del acto de juramentación del ministro de la Defensa en un Gobierno que ha declarado la unión cívico-militar. “Es esencial en un país en el cual el contenido militarista es grande”, afirmó. Recordó que aunque la ley no lo exige, el acto tiene gran importancia para la FAN.

Señaló que el último acto militar de relieve en el que se espera la presencia de Chávez es la conmemoración del aniversario de la Aviación Militar el 27 de noviembre, una celebración a la que –apuntó San Miguel– tradicionalmente el Presidente ha faltado.

El Dato
El 14 de julio, en el Patio de la Universidad Militar Bolivariana, se hizo el último acto al cual asistió Hugo Chávez. Ese día se efectuó la entrega del Comando Estratégico Operacional de la FAN y del Comando General del Ejército al mayor general Wilmer Omar Barrientos Fernández y el mayor general Carlos Antonio Alcalá Cordones, respectivamente.

Agenda pendiente
El 27 de noviembre se celebrará el último acto de relevancia de la FAN en el calendario de este año. Antes se conmemoraba el 10 de diciembre, pero el presidente Hugo Chávez cambió la fecha para recordar también la intentona golpista de 1992. Para ese acto se espera la presencia de Chávez, comandante en jefe de la institución.

En diciembre, en el calendario de eventos de la FAN se incluyen el aniversario del Batallón Caracas, el aniversario del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional y de la Base Aérea Libertador, y la conmemoración de la muerte de Simón Bolívar.