• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chávez fue homenajeado en la casa de los sueños azules

Los presidentes Cristina Fernández, José Mujica y Evo Morales frente al féretro de Hugo Chávez / Cortesía: Prensa Miraflores

Los presidentes Cristina Fernández, José Mujica y Evo Morales frente al féretro de Hugo Chávez / Cortesía: Prensa Miraflores

Familiares, dignatarios, miembros del Gobierno, el alto mando militar y seguidores desfilaron ante el féretro colocado en el hall de la Academia Militar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de siete horas y media que duró el traslado de los restos del presidente Hugo Chávez a la Academia Militar, en Fuerte Tiuna, el momento cumbre y emotivo jamás imaginado por los millones de ciudadanos adeptos al oficialismo ocurrió cuando su féretro entró al hall de la Academia Militar, la misma que lo vio ingresar por primera vez como estudiante en 1971.

Cerca de las 5:30 minutos de la tarde el presidente Chávez fue recibido por un centenar de cadetes de la Guardia de Honor que, en la puerta del recinto, ofrecieron honores propios de un militar en ejercicio; sin embargo, no hubo diferencia en el protocolo del homenaje, pues prevaleció el lema de que Chávez sigue vivo.

El féretro fue llevado a cuestas por doce miembros del alto mando militar al patio interno de la Academia. Después de ubicado el ataúd, el orador de orden comenzó a dar lectura a la semblanza del primer mandatario. "Siguió los pasos del Libertador Simón Bolívar.

A pesar de los contratiempos de salud nunca cesó en su lucha", era parte de la reseña de Chávez.

Luego de fallecido y después del 8 de agosto del 2012 Hugo Chávez regresó a lo que denominaba su casa de los sueños azules, donde se formó como académico militar. La biografía transmitida en cadena nacional señaló que el samán y el roble del patio de la imponente sede tuvieron un significado especial para el líder, pues identificaba su paso por la Academia.

La oración ecuménica estuvo a cargo de monseñor Sánchez Porras, obispo castrense, quien al igual que el resto de los funcionarios adeptos al oficialismo llevó la bandera nacional en el brazo izquierdo.

La bandera que enfrenta las dos alas de la Academia Militar está izada a media asta desde el martes como símbolo de luto y solemnidad. Desde ayer, en el ala izquierda se le rinden honores póstumos a cada hora, mientras es velado en capilla ardiente hasta este viernes.

Pese a que no se precisa el lugar donde será sepultado, sus seguidores no dejaron de pedir que su lecho de muerte sea el Panteón Nacional.

La carroza fúnebre que trasladó los restos del Presidente quedó visiblemente pequeña ante la cantidad de seguidores que decidieron acompañarlo para darle el último adiós. Los monolitos del paseo Los Próceres que recibieron al primer mandatario como comandante en jefe para dirigir los diversos desfiles cívico militares en fechas patrias, esta vez custodiaron el último recorrido de 2,1 kilómetros de Hugo Chávez muerto.

El primer homenaje de la soleada tarde lo recibió justo en los monolitos cuando le fue presentada la espada del Libertador Simón Bolívar por los integrantes del grupo de músicos de la Academia Militar, también denominados alféreces. Uno de ellos fue el encargando de encabezar el recorrido con espada a manos alzadas desde el paseo Los Ilustres hasta el hall.

Mientras esto sucedía los ciudadanos comenzaban a derribar las barreras de seguridad con el fin de tener la visual más cercana de su comandante. El rojo en camisas, gorras y banderas no faltó en adultos y niños que, embargados por la tristeza, acompañaron la carroza fúnebre.

A las 8:00 de la noche, luego de que las guardias de honor cesaran por parte de los altos funcionarios del Gobierno, comenzaron a entrar los ciudadanos que desde temprano hicieron cola para ver por última vez a quien aseguran seguirá siendo historia viva.

Guardias de honor

A las 7:30 minutos de la noche, luego de un largo recorrido que partió desde el hospital militar de Caracas, los primeros en ofrecer la guardia de honor al presidente Hugo Chávez, a quien pusieron en descubierto en el Salón Simón Bolívar de la Academia Militar, fueron los presidentes Cristina Fenández (Argentina), Felipe Mujica (Uruguay) y Evo Morales (Bolivia).

Los miembros de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, Blanca Eekaut y Darío Vivas y las funcionarias del Poder Moral fueron los segundos en ofrecer la guardia de honor al presidente Chávez.

El tercer turno fue para los hijos del mandatario, Rosa Virginia, Hugo, Rosa Inés, María Gabriela y su nieta Gabriela Rivero, quienes durante tres minutos ininterrumpidos recibieron las ovaciones y aplausos de los asistentes a la capilla ardiente.

Los hermanos del presidente Hugo Chávez, Adán, Argenis, Narciso, Adenis y su madre Elena, con lágrimas producto de la tristeza al ver el cuerpo del primer mandatario, también se colocaron al lado del féretro durante tres minutos.

Los próximos en hacerlo fueron los miembros del alto mando militar, que rindieron honor y saludaron con la señal de costumbre al Presidente.

El resto de los que integran el Gabinete Ejecutivo y los poderes públicos, que luego de verlo se abrazaban como sinónimo de condolencias, finalizaron con las guardias de honor para darle paso a la gente en las adyacencias de Fuerte Tiuna.