• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Chávez cortó arenga en el Poliedro por desgano de jóvenes

El candidato instó a la nueva generación a culminar la obra de construir el socialismo del siglo XXI

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las 5:57 pm entró Hugo Chávez en el Poliedro de Caracas y causó la misma euforia que los cantantes Potro Álvarez, Hany Kauam, Omar Enrique y el dúo Los Cadillac’s entre los jóvenes del PSUV. Gritos por doquier. Aplausos, besos a distancia. Llantos. “¡Uh, ah, Chávez no se va!”; “¡¡¡¡Te amoooo!!!” y “Chávez es el otro beta”, decían en alusión a las gigantografías colocadas en la entrada del recinto, que mostraban al barinés jovial, como reguetonero, evangélico cristiano y hasta cantante de vallenatos.

A las 6:44 pm, el ambiente era otro: el candidato hablaba casi solo, pues los asistentes comenzaron a irse. Héctor Rodríguez, ministro de Deportes, le hizo seña para que cortara y por eso el discurso duró menos de 20 minutos. Una de las razones de la estampida fue que la mayoría estaba desde las 7:00 am en el recinto. Los organizadores afirmaron que había 20.000 personas, aun cuando la capacidad del Poliedro oscila entre 12.500 y 15.000 si se usa la “olla” (centro del aforo). Los jóvenes, que provenían de todo el país –algunos llegaron al amanecer al Poliedro–, no escucharon completas las líneas del comandante, a pesar de los elogios que, por primera vez, tal como afirmó, les dijo: “¡Son ustedes muchachas y muchachos, que hoy tienen 20 y un poquito más, la mejor de todas las generaciones que por esta tierra ha pasado en 500 años de historia conocida!” y “Son los hijos e hijas de la revolución”, pues nacieron luego del Caracazo (protesta contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez) y de las intentonas del 4-F y

27-N de 1992

Hizo el comentario porque allí estaban los atletas que fueron a las Olimpiadas en Londres 2012 y creadores como el estudiante de Ingeniería Eléctrica de la Unefa, Ricardo Gómez, que mostró al mandatario un prototipo electrónico recolector de frutas cítricas.

El Presidente recriminó, indirectamente, a las pasadas generaciones que pelearon contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, construyeron universidades y la central hidroeléctrica de Bolívar, por citar sólo tres obras, así como cuestionó a los gobiernos de AD y Copei: “A la generación a la que pertenezco, nacida por los años 50, nos robaron el futuro. Mi generación fue en buena medida anulada por el capitalismo, alienada, comprada, aniquilada, somos una especie de sobreviviente de la catástrofe, los que vamos rumbo a los 60”.

Chávez prometió: “Dedicaré la vida entera a la patria nueva” y les pidió a los pocos que se quedaron: “¡Ustedes van a concluir la tarea, con sus propias manos engranadas con sus corazones: construir la Venezuela socialista de todo el siglo XXI”.