• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Castigan a López y Ceballos por anunciar huelga de hambre

Leopoldo López habla desde la cárcel de Ramo Verde | Foto: Captura YouTube

Leopoldo López habla desde la cárcel de Ramo Verde | Foto: Captura YouTube

A las 9:11 pm, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, explicó en Twitter la razón de las medidas contra ambos dirigentes: “Leopoldo logró hacer este video desde su celda. Por su valentía arremeten contre él y Daniel”, fue el mensaje con el que acompañó el enlace del video, que fue transmitido en el programa La Hojilla, por VTV, antes de que lo divulgara la esposa de López

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con el cabello rapado y con un uniforme amarillo de preso, apareció ayer el exalcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, en el Centro de Procesados 26 de Julio en San Juan de los Morros, Guárico, luego de que la Dirección de Inteligencia Militar y el Sebin lo trasladaron en la madrugada desde la cárcel militar de Ramo Verde, en Miranda.

El centro está ubicado al lado de la Penitenciaría General de Venezuela, informó el defensor del pueblo, Tarek William Saab, quien intercedió por Cabellos y Leopoldo López; a este último le prohibieron recibir visitas porque le incautaron un celular.

A las 9:11 pm, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, explicó en Twitter la razón de las medidas: “Leopoldo logró hacer este video desde su celda. Por su valentía arremeten contre él y Daniel”. El video fue transmitido en el programa La Hojilla, por VTV, antes de que lo divulgara la esposa de López.

En el video, López relata que 70 venezolanos llevan 1 año y 3 meses presos por haber protestado por la corrupción del gobierno. “La situación es peor que el año pasado. Más colas, más inseguridad, corrupción y la denuncia de narcotráfico en altos niveles del gobierno”, dijo y anunció: “Por la violación de los derechos, Daniel y yo iniciamos un huelga de hambre, por la liberación de los presos; el cese de la persecución y de la censura; que se fije la fecha de elecciones parlamentarias, con observación de la OEA y la Unión Europea. Convocamos a una manifestación pacífica, sin violencia, para el próximo sábado. Salgamos en paz, no perdamos la esperanza, ni la fe. Llenos de fuerza. Esperanzados para abrir la compuerta a una mejor Venezuela. Que Dios los bendiga”.

De madrugada. Ayer a las 4:00 am Ceballos se comunicó telefónicamente con su madre, Nancy de Ceballos, para anunciarle que sería llevado a San Juan de los Morros. José Vicente García, concejal de Voluntad Popular en San Cristóbal, dijo que el procedimiento fue presenciado por la jueza Josmar González: “Fue llevado con presos comunes. Fue rapado y uniformado inmediatamente”. VP difundió una foto en la que el exalcalde aparece en el suelo, con el pelo cortado y una braga amarilla.

Patricia de Ceballos informó vía Twitter que fue hasta San Juan de los Morros y no le permitieron ver a su esposo pero sí pudo hablar con él telefónicamente durante dos minutos: “Está muy fuerte, firme en una nueva acción por la libertad!”. El abogado Juan Carlos Gutiérrez calificó de irregular el traslado: “Fue hecho sin una orden judicial, sin informarle a la defensa, y en la madrugrada del sábado. No existe justificación alguna para que lo lleven a una de las cárceles más peligrosas del país y menos en otro estado cuando el proceso judicial está en Caracas”.

Algunos medios informaron que el traslado se debió a que habían frustrado un supuesto plan de fuga.

En el ámbito internacional y nacional condenaron la acción del gobierno. Human Rights Watch protestó: “El sorpresivo traslado pone en grave e inminente peligro al exalcalde”, dijo José Miguel Vivanco. La secretaria adjunta de Estados Unidos para América Latina, Roberta Jacobson, expresó preocupación por el hecho y pidió liberar a los presos políticos.

La MUD entregó a la Nunciatura Apostólica de Caracas un documento en el que rechaza el traslado de Ceballos. El secretario ejecutivo, Jesús “Chúo” Torrealba, dijo que llevarán el caso ante la OEA y los gobiernos de Brasil y Uruguay.