• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Carta de Iván Simonovis: Yo no puedo luchar, pero tú sí

El comisario Iván Simonovis / Antonio Rodríguez

El comisario Iván Simonovis / Antonio Rodríguez

El comisario escribó una carta desde los calabozos del sebin en la que expresa su opinión de los últimos resultados electorales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El comisario Iván Simonovis se expresó, a través de una carta, en relación a las últimos comicios electorales.

La carta fue escrita desde los calabozos del Sebin:

Yo no puedo luchar, pero tú sí
 
Recién el 7 de Octubre libramos una de las batallas más importante de nuestras vidas. El resultado no era el que muchos esperábamos, pero debemos decidir si sanamos las heridas o nos derrumbamos. Hay que estar claros que, paso a paso, en cada elección, hemos avanzado y la victoria se obtiene con constancia.
Para muchos estamos en el infierno, podemos quedarnos aquí golpeados y devastados, o salir a luchar hasta retomar el camino que conducirá al encuentro de todos de los venezolanos, porque si algo quedó claro en estas elecciones, es el firme deseo de más de seis millones y medio de personas de unidad, tolerancia y respeto, para así juntos, avanzar en la construcción de un país donde todos cabemos y todos somos necesarios.
Yo no puedo luchar, pero tú sí. Yo quisiera ser parte activa en esta lucha, tengo hijos y cuando veo sus rostros, así como los de mucha gente joven, pienso en el gigantesco compromiso que todos tenemos con la patria y les confieso que me cuesta aceptar que estamos perdidos, porque la verdad, es que centímetro a centímetro, metro a metro, nos hemos ganado el respeto del oficialismo.
Cada día mí lucha por la vida se basa en principios y valores que me enseñaron, pero sobre todo he aprendido que los logros no son de un día para otro, son del esfuerzo, de la constancia y de mucha tenacidad. No olvidemos que cada espacio ganado ha sido con sudor y lágrimas, como el caso de Franklin Brito, por lo que en respeto a él y a su sacrificio y al de otros miles de venezolanos, debemos mantenernos firmes y cohesionados.
Con los años pierdes cosas, pero también aprendes a vivir y la verdad es que a veces, perdiendo ganas, eso es parte de la vida. A mí me quitaron la libertad, pero no por ello dejo de trabajar o dejo de soñar, y tú, que tienes la oportunidad de hacer algo, hazlo, no dejes de luchar por tus derechos, por tu familia, por tus amigos, por vivir en una nación libre y próspera, que tiene todas las riquezas naturales, la única riqueza que falta eres tú.
El equipo tricolor debe continuar la pelea e ir avanzando en la conquista de la justicia y la paz en Venezuela. Existen ya seis millones y medio de personas que se decidieron por un camino que nos conducirá inexorablemente al éxito. Nadie dijo que sería fácil, habrá que desplazarse hasta donde sea y enfrentar los retos que sean necesarios para que se construya y consolide la democracia verdadera y cese la persecución política.
En toda contienda, y más en la política, quien ceda espacio pierde, hay que seguir dispuestos a luchar por más espacios, cada día avanzamos o perdemos pero no nos rendimos. Debemos ser coherentes con lo que decimos y hacemos. Hoy más que nunca debemos respetar los ideales de quienes piensan distinto, porque eso es lo que pide el país: TOLERANCIA y CONVIVENCIA. Ojalá el primer mandatario y sus seguidores entendieran ese mensaje.
Miren a su lado y verán a otras personas que también luchan por avanzar en la vida. Con esa ilusión, cada día millones de venezolanos salen a trabajar. Y es que la evolución humana se debe al trabajo en equipo, a la inteligencia del hombre, a los sueños que siempre nos acompañan. Unámonos como equipo, actuemos con inteligencia y soñemos con el país que deseamos.