• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Capriles: El revolcón lo recibe el pueblo con un salario que se vuelve sal y agua

Henrique Capriles pidió no jugar posición adelantada | Foto: José Pacheco

Henrique Capriles, gobernador de Miranda | Foto: José Pacheco

El gobernador de Miranda critica en su columna dominical la balanza salarial en la que se privilegia a unos y se “ahoga” a otros. “Por ejemplo, un general puede ganar en promedio 40.000 bolívares al mes, mientras que un maestro de escuela apenas supera los 8.000 bolívares”, sostiene 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, expresó que es insuficiente el aumento fraccionado de 10 % del salario mínimo de los trabajadores, anunciado por el gobierno.

“La remuneración de los trabajadores queda rezagada con respecto a la inflación. Es decir, los sueldos no se actualizan a la velocidad que lo hacen los precios en el mercado, lo que produce una pérdida del ingreso real de nuestros trabajadores. De allí el dicho popular que explica tan gráficamente, que ‘los sueldos en nuestro país suben por las escaleras, mientras que los precios suben por el ascensor”, escribió en su columna dominical.

Agregó que a pesar de que el presidente Nicolás Maduro anunció hace dos semanas, “con bombos y platillos”, un revolcón económico, quienes resultan afectados son los ciudadanos.

“Paradójicamente quien recibe revolcones a diario es nuestro pueblo, que ve convertir su salario, literalmente, en sal y agua. Con cháchara, shows y promesas recicladas nuestra Venezuela no saldrá del caos”, agregó.

A juicio del gobernador de Miranda, la solución no es no es ajustar dos, tres, cuatro veces al año el salario de los trabajadores: “la solución es que un ajuste del salario esté por encima de la inflación y que, al final, tengamos una mínima inflación que no desmejore el ingreso real de nuestros trabajadores”.

Además, considera necesario fortalecer la moneda dejando de depender del petróleo y de las importaciones.

“Debemos utilizar el petróleo como la gran palanca para diversificar nuestra economía y fortalecer la producción nacional”, agrega en la columna.

Capriles recalca que sumado al deterioro del poder adquisitivo, los venezolanos también deben lidiar con una balanza salarial invertida, en la que se privilegia a unos y se “ahoga” a otros.

“Por ejemplo, un general puede ganar en promedio 40.000 bolívares al mes, mientras que un maestro de escuela apenas supera los 8.000 bolívares”, indicó.