• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Capriles pagará deudas laborales con efectivo

Henrique Capriles Radonski / Foto: Prensa Comando Venezuela

Henrique Capriles Radonski / Foto: Prensa Comando Venezuela

El aspirante presidencial prometió bajar la inflación con producción e incentivos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Henrique Capriles Radonski, candidato presidencial de oposición, se hizo eco del descontento de los trabajadores públicos que critican el pago de los pasivos laborales con Petrorinoco ­papeles­ y prometió asumir esa deuda y cancelar con efectivo.

La propuesta la hizo en el estado Lara, donde ayer continuó su visita pueblo por pueblo. Aseguró que el Gobierno no va a pagar los pasivos laborales: "Es puro cuento, ahora los llaman Petrorinoco". Recordó que hace 11 años el presidente Chávez ofreció honrar el compromiso, pero no lo hizo.

Y advirtió: "Si quieren que les paguen con papelitos, saben cuál es el camino, pero hasta los que se visten de rojo saben que con mi gobierno estarán mejor. Si quieren un gobierno que les cumpla y pague con dinero efectivo, les invito a que me den su voto, que me den su confianza, porque he sido un servidor que cuando asumo un compromiso, lo cumplo".

Calificó de show la cadena de radio y televisión del presidente Chávez el martes para anunciar el pago de todos los pasivos laborales.

En asambleas. Otro compromiso que asumió es no aislarse o estar encerrado en el Palacio de Miraflores, sino que será un presidente que hará asambleas populares en todo el país. "Darle la palabra a la comunidad es mi clave".

Manifestó que para progresar es necesario que las personas terminen sus estudios y obtengan un empleo con beneficios para activar la productividad.

"En la Venezuela que viene ningún joven va a tener que inscribirse en un partido para estudiar. En ninguna escuela, liceo, universidad ni centro de formación van a ver una foto mía; no se trata de formar a la juventud para ponerla al servicio de una persona".

Destacó que lo importante para él es cumplir las obligaciones del gobierno "para que nadie se quede atrás", por lo cual pidió confianza y compromiso. "Que nadie salga de aquí con la duda de que está a mi servicio; al contrario, yo seré el primer servidor público del país".

Dijo que el antídoto para combatir la inflación será mucha producción nacional e incentivo a los campesinos y agricultores.

Criticó al Ejecutivo por implantar un modelo que está lejos de permitir que haya alimentos con precios asequibles. "Nos ha puesto la cosa más difícil, más costosa". Dijo que su objetivo es que la gente no llegue al mercado y comience a sacar productos del carrito porque no le alcanza.

Capriles escuchó los planteamientos de tres mujeres de la comunidad que expusieron sus casos sobre la politización de la Misión Ribas, los altos índices de inflación, la dificultad de ingresar a la Misión Madres del Barrio por una posición política y el pago con petrobonos de la deuda salarial.

El candidato terminó su recorrido en Duaca. Desde allí invitó a los ciudadanos a soñar con dormir tranquilos y a mantener la esperanza para salir del desempleo, y confianza para votar el 7 de octubre y en su proyecto de progreso.

Prometió construir escuelas en Duaca y añadió que en esa población larense se podría exportar alimentos y desarrollar la agroindustria, pero según Capriles, falta recurso humano. El opositor también visitó los pueblos de Siquisique, Santa Inés y Agua Grande.