• Caracas (Venezuela)

Política

Al instante

Capriles: Ningún trabajador público puede ser despedido

Henrique Capriles Radonski / AP

Henrique Capriles Radonski / AP

"Estamos evaluando la posibilidad de viajar a Lima y estar presente en la Reunión de Unasur, en Democracia se cuentan los votos!", informó el candidato en su cuenta en Twitter

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El candidato presidencial Henrique Capriles rechazó las amenazas que están recibiendo los trabajadores públicos por no apoyar a Nicolás Maduro con Presidente de la Repúbica. 

"Ningún trabajador público puede ser despedido! Firmes todos en sus trabajos, el fascismo del Madurismo no avanzará!", escribió.

Mediante la red social, Capriles también informó que ha conversado con varios Jefes de Estado y Cancilleres, que han estado muy muy receptivos y de acuerdo con el recuento de votos.

Indicó que también han informado a los Jefes de Gobierno sobre la persecución del Madurismo a trabajadores públicos, "el VOTO fue secreto,son peines para ver quien los pisa, todo el mundo firme!", agregó. 

"Estamos evaluando la posibilidad de viajar a Lima y estar presente en la Reunión de Unasur, en Democracia se cuentan los votos!", dijo en relación a la reunión que comienza esta noche en Perú.

Capriles pidió estar alerta con grupos del Gobierno identificados como si fuesen de la oposición para generar violencia. A través de su cuenta de Twitter reiteró su llamado a no caer en provocaciones.

“ALERTA grupos del Gobierno vestidos o con afiches nuestros que quieren generar violencia!Nadie caiga en provocaciones”, escribió en @hcapriles.

Anunció que esta noche se dirigirá al país. "Recuerden no pisar peines del Gobierno!Ellos necesitan la violencia!Ese es su libreto!", agregó.

El miércoles, Capriles objetó las declaraciones de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estella Morales, quien aseguró que no existe el conteo de voto manual en la Constitución.

Durante la semana, el candidato ha pedido a sus seguidores mantener la calma y evitar caer en las provocaciones de los sectores oficialistas, que a su juicio, sólo buscan general violencia.